Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2016/04/23 19:12

“FARC tienen monopolio comercial en San Vicente del Caguán”

Mediante una carta dirigida al presidente Juan Manuel Santos, el alcalde Humberto Sánchez denunció presuntas presiones del grupo armado contra campesinos de la región.

“FARC tienen monopolio comercial en San Vicente del Caguán” Foto: Archivo particular

En menos de 15 días, el ingeniero Humberto Sánchez Cedeño acaparó los titulares de la prensa nacional. En esta ocasión fue por hacerle llegar una carta, firmada de su puño y letra, al presidente de la República en la que denuncia una serie de irregularidades y presuntas presiones de “personas afines a las FARC” en veredas cercanas a San Vicente del Caguán, donde es alcalde.

Sánchez Cedeño, que pertenece al Centro Democrático, aseguró que las “FARC están armando un monopolio comercial en el departamento del Caquetá”. En la carta, que circula en las redes sociales de los perfiles de oposición al Gobierno, el mandatario indicó que “hay unas cooperativas que producen quesillo, pero ellos le pide (sic) a los campesinos que le vendan la leche a una empresa en Puerto Losada”.

En la misiva afirmó, además, que “las FARC se quieren quedar con los recursos comunitarios de peajes controlados por la comunidad”. Estos recursos, según el burgomaestre, son recaudados para el mantenimiento de las vías. Como era de esperarse, la imagen de la carta fue ampliamente difundida por políticos allegados al uribismo que señalaron que “cosas por el estilo ocurrirán en la fase del postconflicto”.

Antecedentes

Humberto Sánchez llevaba menos de una semana de estar posesionado como el alcalde de San Vicente del Caguán, en Caquetá, y con él, el Centro Democrático estrenaba gobierno local en el municipio que fue epicentro de la zona de distensión para las FARC a finales de los 90.


En su primer acto como alcalde, Sánchez citó a todos los funcionarios de su gabinete a una reunión protocolaria en la Alcaldía, el lunes 4 de enero pasado. Les advirtió que él era trabajador y que si alguien estaba en desacuerdo con sus políticas, tenía las puertas abiertas para irse, como le aseguraron a Semana.com diferentes empleados.

Pero además, impartió dos directrices claras a todo su gabinete, en especial a las seis personas que fueron contratadas por la Alcaldía anterior, regentada por Domingo Pérez, miembro del Polo Democrático, y que continúan en su administración.

“Nos prohibió claramente pronunciar la palabra ‘compañero’ porque supuestamente para él, que estuvo secuestrado, era traumatizante. Que de ahora en adelante nos dijéramos colegas”, afirmó una funcionaria actual que pidió la reserva de su nombre.

De igual manera, una empleada de la Alcaldía anterior que pasaba por el recinto expresó que “Sánchez dijo que nadie podía usar mochilitas porque sólo las usan los guerrilleros”. El mandatario local no le ve ninguna trascendencia al tema, pero se sostiene en que sí prohibió la palabra y el accesorio por ser una representación de la izquierda.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.