Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/10/2014 12:00:00 AM

Los estrategas

El Grupo de Energía de Bogotá emprendió hace seis años un proceso de internacionalización que lo llevó a Perú y Centroamérica. Hoy es uno de los grandes jugadores en energía y gas.

E n menos de una década el Grupo de Energía de Bogotá sufrió una gran transformación. Pasó de ser un jugador local a destacarse en las canchas internacionales.

Cada paso que da esta organización, que está atada a la historia de la capital de la República pues nació hace más de 100 años, es bien pensado. Por eso, la EEB está dispuesta a ganar uno de sus mejores partidos: quedarse con Isagén, la joya de la corona del sector eléctrico.

Del Grupo de Energía de Bogotá hace parte la Transportadora de Gas Internacional (TGI), uno de las mayores transportadoras de gas natural del país. Además, cuenta con un amplio portafolio de inversiones en empresas del sector energético, entre las que destacan Codensa, Emgesa, Gas Natural, ISA, Promigás, Isagén, Empresa de Energía de Cundinamarca, entre otras.

En su proceso de internacionalización, la holding se la jugó primero por Perú, país en el que es líder. Y hace cuatro años dio el salto a Centroamérica, con la creación de la Transportadora de Centroamérica S.A. (Trecsa).

“Nuestro objetivo es ser una de las cuatro empresas energéticas más grandes de América Latina”, dice Sandra Stella Fonseca, quien lidera un equipo de directivos que se reúne una vez al mes para definir la estrategia a seguir. Para que sea más democrático, de las 12 reuniones al año, ocho se realizan fuera de Colombia, en los países donde el grupo tiene operaciones.

Fonseca no se siente extraña en un sector eminentemente técnico, dominado por hombres, porque lo conoce a fondo. Esta ingeniera electricista de la Escuela Colombiana de Ingeniería, magíster en Estudios Energéticos de la Universidad de Sheffield, en el Reino Unido, fue directora de la Comisión de Regulación de Energía (Creg) y de la división de Minas y Energía de Planeación Nacional.

En este terreno de juego se considera ‘la número 10’, la que hace los pases y las jugadas correctas, porque es la que mira las oportunidades de negocio, define los objetivos y coordina el trabajo en equipo. “A todos los jugadores del Grupo Energía de Bogotá hay que motivarlos pero también exigirles mucho”, dice.

Y los resultados se notan. En Perú, el grupo es líder en el transporte y distribución de gas en la provincia de ICA, a través de Contugás, mientras que con la firma Cálidda distribuye este combustible en Lima y Callao. Este año confirmó su hegemonía al concretar la compra del 23,6 por ciento de la Transportadora de Gas del Perú –que tiene una red de 1.400 kilómetros de gasoductos y poliductos-, así como el 100 por ciento de la Compañía Operadora de Gas del Amazonas, operaciones que ascendieron a 650 millones de dólares.

Esta nación andina también está presente en el sector eléctrico. Junto con ISA participa en dos compañías que operan el 63 por ciento del sistema de transmisión eléctrica en esa nación. En Guatemala sigue adelante con el plan de 850 kilómetros de líneas de transmisión y 24 subestaciones, con un costo de 372 millones de dólares.

La TGI concretó recientemente la compra del 32 por ciento de las acciones que estaban en manos de Citi Venture Capital International por 880 millones de dólares, con lo cual se queda con la totalidad de esta compañía. La TGI tiene una participación en el mercado del transporte de gas natural del 47,6 por ciento y atiende las zonas más pobladas entre las que se encuentran Bogotá, el Eje Cafetero, Medellín, Bucaramanga y el Piedemonte Llanero. Además, TGI tiene una infraestructura de gasoductos de 3.950 kilómetros. 

La EEB, cuyo principal accionista es el Distrito Capital, es, por su parte, la segunda compañía de transmisión de electricidad de Colombia. El año pasado reportó utilidades por 843.000 millones de pesos, 22 por ciento más que en 2012. En los últimos cuatro años la empresa le ha generado ingresos a Bogotá por 1,6 billones, que corresponden a la distribución de dividendos.

Pero quiere sumar a ese portafolio a Isagén, la tercera generadora de energía del país. El grupo está dispuesto a jugar duro para quedarse con el 57 por ciento de las acciones de la Nación. Y Fonseca está convencida de que logrará este premio.

Sin embargo,  sabe que llegar a la final de este campeonato no será tarea fácil porque en el camino tendrá que derrotar a cinco rivales muy fuertes entre los que se encuentran Empresas Públicas de Medellín (EPM), GDF Suez y  Duke Energy, entre otros. Pero para ganar tiene una jugada maestra: una chequera de 7.500 millones de dólares que corresponden al plan de inversiones aprobado por la junta directiva.  Isagén es clave para el grupo porque con esta compañía daría un gran salto en el mercado energético nacional que está dominado por firmas de la talla de EPM y Emgesa.

Pero con o sin esa gran ficha, el plan de negocios del Grupo de Energía de Bogotá seguirá adelante. El holding está en busca de negocios en Brasil, México y Chile y se alista para participar en los proyectos del gobierno colombiano que superan los 2.000 millones de dólares. Es decir, no dará tregua en la fuerte competencia energética.  

GRUPO EEB
  • La EEB es la número 1 en distribución de electricidad en Colombia. En transmisión de electricidad en Perú y Guatemala. Y en distribución de gas en Perú.
  • 7.500 millones de dólares suma el plan de inversiones para el periodo 2013-2017.
  • 76,28% del capital accionario está en manos del Distrito Capital de Bogotá.
  • La número en generación de electricidad en Colombia.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.