Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2016/05/21 00:00

Tierra para crecer

La Fundación Crecer en Paz lidera un laboratorio de reconciliación para la explotación de 6.600 hectáreas de tierra en los Montes de María.

En Montes de María, una de las zonas más afectadas por el conflicto armado, diversas fundaciones están trabajando para ayudar a la población golpeada por la violencia. Foto: Fundación Semana

Afinales de la década pasada, el Grupo Argos decidió hacer un programa de reforestación en Montes de María, entre los departamentos de Sucre y Bolívar. El plan, sin embargo, se frenó por diversas circunstancias, y la organización empresarial resolvió donar las tierras y aportar cerca de 50.000 millones de pesos, con lo que se le dio impulso a la Fundación Crecer en Paz.

Mediante esta entidad sin ánimo de lucro, el Grupo Argos y sus empresas filiales pretenden ayudar en el posconflicto. Los recursos se destinaron para la compra de terrenos, semillas, así como las mejoras y desarrollos realizados en plantaciones forestales, con el fin de desarrollar proyectos productivos en los municipios del Carmen de Bolívar, Ovejas y San Jacinto.

José Alberto Vélez, expresidente de esta organización, explica que la fundación tiene hoy 6.600 hectáreas de tierras, de las cuales 1.100 están ya reforestadas y cuenta además, con cerca de 20.000 millones de pesos para programas de desarrollo productivo en el agro.

Con estas hectáreas, la fundación pretende darle empleo y generar riqueza para 600 familias (unas 3.000 personas) que van a ser dueñas de la tierra individual o colectivamente. “Con eso queremos ayudarles a esas personas a tener propiedad y esperanza de vida”. Estas familias se pueden dedicar a cultivos de la región como mango, penca o palma.

La fundación es dirigida por el sacerdote Rafael Martín Castillo, de la Arquidiócesis de Cartagena. La intención es hacer una especie de ‘laboratorio de paz’, como un aporte de este grupo empresarial al posconflicto. Los Montes de María fue una de las zonas donde se vivió con más saña el accionar de grupos como los paramilitares y la guerrilla, que dejaron una estela de muerte y terror y miles de campesinos desplazados, que debieron abandonar sus tierras con apenas lo que llevaban puesto.

Por eso los esfuerzos del sector privado para rescatar esta región. Hasta el momento ya se han realizado varias gestiones con las comunidades para dar a conocer los alcances de este y otros proyectos. La fundación insiste en que promoverá la diversidad de cultivos, teniendo en cuenta las características de esta zona del país y el uso adecuado del suelo y ha señalado que en el caso de que haya que hacer restitución de tierras se hará. De hecho, ante un reciente fallo de un Tribunal Administrativo de Cúcuta procedió a restituirle un predio a un campesino de la zona.

En un comunicado la compañía cementera señaló que “está convencida que los programas de la Fundación Crecer en Paz van a contribuir a fortalecer los programas del posconflicto, propiciando el beneficio colectivo de la tierra y el desarrollo territorial”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.