Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/10/2014 12:00:00 AM

Los puros criollos

Este es un equipo de empresarios que cree firmemente en el poder de las alianzas público-privadas. Desde que nació ha promovido innumerables instituciones y proyectos que buscan el bienestar y el progreso de la región y el país.

Cuando el Consejo Directivo de Proantioquia sesiona, puede decirse que se reúne la crema y nata del empresariado antioqueño. Allí toman asiento desde Nicanor Restrepo Santamaría, uno de los grandes prohombres que ha dado la región, hasta los más importantes cacaos, hoy al frente de las grandes compañías del país.

No se trata, ni mucho menos, de un club de hombres de negocios congregados para hablar de sus empresas. Proantioquia, una fundación sin ánimo de lucro, nació en 1975 por iniciativa de 12 empresarios antioqueños, con el propósito de buscar el progreso de Colombia y de Antioquia desde el terreno privado en alianza con el Estado. “Estos doce eran portadores de una concepción moderna de lo que significa hacer empresa”, señala Nicanor Restrepo, actual presidente del Consejo Directivo de la entidad. 

Y agrega que desde sus orígenes, la Fundación ha buscado respuestas a la necesidad de discutir, analizar, valorar y apoyar políticas públicas, desde el sector privado, más allá –dice- de las agremiaciones que son tan importantes para la defensa de los intereses sectoriales.
Hay muchos ejemplos, a lo largo de estos 39 años, que ilustran la capacidad de la entidad para impulsar proyectos, instituciones y en general visionar retos sociales y de desarrollo en cada momento histórico. En un balance sobre la visión, los logros y retos de Proantioquia, Nicanor Restrepo destaca los siguientes: 

En la década de los ochenta Proantioquia apoyó el nacimiento de instituciones como la Corporación Antioquia Presente, para canalizar más eficazmente la solidaridad empresarial y ciudadana en situaciones de desastres naturales. También a la Cooperativa Recuperar para capacitar y dar empleo, inicialmente a quienes dependían para su subsistencia del antiguo basurero de Moravia en Medellín.

En esos años también impulsó la Corporación Autónoma Regional Rionegro-Nare (Cornare); el Instituto para la Exportación y la Moda (Inexmoda); la Promotora de Proyectos para la creación de nuevas empresas; el Centro de Ciencia y Tecnología de Antioquia, entre otros.
En la década de los noventa, Proantioquia fue uno de los creadores de la Incubadora de Empresas de Base Tecnológica. Y aceptó la invitación del entonces presidente César Gaviria para apoyar la creación de la Fundación Colfuturo. También contribuyó con la Fundación Empresarios por la Educación (ExE), considerada la mayor y más importante movilización empresarial permanente en favor de la educación. Proantioquia es a la vez el capítulo regional de esta iniciativa.
Más recientemente, la fundación Proantioquia ha liderado dos nuevas instituciones. Se trata del Centro de Pensamiento Social y el programa Medellín Cómo Vamos que tiene como fin hacer seguimiento y evaluación a la calidad de vida urbana en la ciudad.

En la lista hay un sinnúmero de otros proyectos en los que Proantioquia ha hecho parte, como Antioquia siglo XXI, Visión Antioquia, Planea, Convergencia y Desarrollo, el Voluntariado Empresarial, y Entre Todos. Los anteriores son iniciativas de movilización regional en el que participan líderes políticos, empresarios, la academia, los estudiantes y organizaciones sociales.

Una iniciativa como Proantioquia, que ya ha sido replicada en otras regiones, tiene éxito, entre otros factores, porque se trata de un equipo sin protagonismos. Todos son titulares 1-A en sus empresas, pero acá están comprometidos con la misma causa.

El presidente ejecutivo de Proantioquia, Rafael Aubad, se posesionó en el cargo a finales del año pasado, para suceder a Juan Sebastián Betancur quien renunció -después de nueve años- para asumir la embajada de Colombia en Italia.

Betancur, quien dejó un gran legado, resalta cómo desde Proantioquia se empezaron a discutir temas que parecerían extraños al mundo empresarial y del carácter antioqueño, aquello de ser solo hombres de negocio. Sin embargo, anota, la discusión se abrió a temas de prospectiva como mirar a Antioquia en el siglo XXI. Por su parte, Rafael Aubad explica que desde finales de 2004 la fundación, orientada por su consejo directivo, estructuró una agenda de iniciativas de largo plazo y conformó un equipo de trabajo investigador y técnico que le permitió fortalecer su capacidad institucional, profundizar su conocimiento de las necesidades y prioridades de la región y establecer relaciones más sólidas y pertinentes con los gobiernos y la sociedad en general.

Proantioquia ha jugado un papel muy importante no solo para sobrellevar los tiempos difíciles sino para aprovechar los años de prosperidad. Y como dice Nicanor Restrepo el reto a futuro es grande. Apoya el proceso de paz y estará atenta a los desafíos que presente una esperada solución. 

Grupo Proantioquia 
  • 132.999 empresas están registradas en las cinco cámaras de comercio de Antioquia 
  • El 90,4 % de las unidades productivas de Antioquia son microempresas. 
  • El 7,1 % son pequeñas. 
  • El 1,9 % medianas 
  • El 0,6 % grandes.
  • Antioquia participa con el 13%  del PIB nacional.
  • Medellín tiene 29 empresas por cada 1000 habitantes.
  • En Medellín se concentra el 50,9 por ciento de las empresas del departamento.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.