Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/21/2016 12:00:00 AM

NIIF en el sector financiero

El superintendente financiero, Gerardo Hernández, explica cómo ha sido la transición hacia las nuevas normas contables en este importante sector de la economía, y cuál es el impacto de aplicarlas.

Que la economía colombiana hace parte del entorno global es algo que ya nadie pone en duda. Cada vez más, el mercado financiero local debe enfrentar los impactos positivos o negativos de lo que sucede en el entorno internacional y debe competir en los mercados globales en busca de mejores alternativas y retornos.

La adopción de las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF), por par-te de todas las compañías vigiladas por la Superintendencia Financiera y los emisores de valores, hace que la información sea comparable y equivalente con la de los demás emisores y conglomerados financieros del mundo. Adicionalmente y de manera complementaria, desde el inicio del presente año dicha información será también auditada bajo nuevos estándares de aseguramiento.

Sin duda, la nueva información financiera va a facilitar la entrada a los mercados internacionales que solo admiten a las empresas que cumplan estos estándares. La revelación de información homogénea y auditada bajo principios internacionales reconocidos consolida la confianza de los inversionistas, acreedores y usuarios del sistema financiero y en su conjunto del mercado de valores, puesto que mejora ostensiblemente el proceso de toma de decisiones.

El proceso de transición a los nuevos estándares contables exigió un replanteamiento de la forma en la que se concibe la revelación de información financiera al mercado, pasando de una óptica eminentemente legal y tributaria a una de racionalidad económica de acuerdo con la naturaleza, complejidad y tamaño de las entidades. Estos son algunos de estos cambios:

Las NIIF se fundamentan en ‘principios’ y su aplicación depende de las políticas y lineamientos adoptados por cada organización. Ya no existe un plan único de cuentas con instrucciones precisas sobre cómo reconocer, medir y revelar un elemento de los estados financieros. Los nuevos estándares permiten que una misma operación pueda tratarse válidamente de diversas formas, según el modelo de negocio decidido por cada entidad. Por supuesto tales decisiones deben fundamentarse técnicamente, razón por la cual es determinante analizar la información incluida en las notas a los estados financieros.

Las decisiones de políticas institucionales bajo las NIIF ya no son un tema que compete únicamente al área contable, financiera o tecnológica de la entidad, pues se da prioridad a la realidad económica del negocio. Es necesario involucrar a toda la estructura de la organización, en especial a los miembros de juntas directivas y los representantes legales.

La aplicación de estos nuevos principios genera impactos en la forma de analizar los indicadores financieros de uso común para el seguimiento del desempeño de las empresas. La información no es comparable entre el estándar colombiano vigente hasta 2014 y las NIIF, y tampoco es comparable la información directamente bajo el estándar NIIF sin tener en cuenta la desagregación en las notas a los estados financieros. Por ejemplo, los indicadores actuales de rentabilidad (ROE, ROA, etcétera) y otros indicadores que sirven para el seguimiento de los compromisos institucionales de emisión de deuda y del cumplimiento de las obligaciones financieras deben analizarse bajo una nueva óptica.

Las NIIF implican la revelación de información especial que antes no se presentaba; a manera de ejemplo, la revelación de las políticas de gestión de riesgos ya no es un tema exclusivo de las instituciones financieras pues las NIIF requieren que todas las empresas revelen la gestión de riesgos de liquidez, crédito, mercado, entre otros.

La tecnología se convierte en un factor fundamental de la adecuada adopción y aplicación de las NIIF. Desde el proceso de preparación y transición al nuevo marco contable se necesita que las entidades asignen recursos adicionales, gestión que se hace intensiva en recursos tecnológicos y en aplicaciones que permitan traducir las cifras de las entidades a las taxonomías que se requieren para el reporte de la información financiera, como es el caso del lenguaje XBRL.

Se requieren esfuerzos en la consecución de especialistas para las nuevas exigencias de información que antes no se revelaban al mercado, como por ejemplo el desarrollo de las metodologías de gestión de riesgos, para determinar obligaciones que requieren la realización de cálculos actuariales y uso de tasas libres de riesgo, así como la medición del deterioro de algunos activos, designación y efectividad de coberturas, cálculo de las reservas técnicas de seguros con el mejor estimado, etcétera.

Las NIIF establecen los requisitos técnicos según los cuales una entidad debe consolidar la información financiera de todas las entidades y negocios controlados, principios que dirimen las diferencias para establecer el tipo de entidades que debían considerarse, garantizando de esta forma el reporte de los estados financieros consolidados de la matriz y sus subsidiarias. La utilización de un único marco contable internacional permite a las compañías, con inversiones en el exterior y en diferentes sectores de la economía, reconocer bajo el mismo marco las operaciones de todas sus filiales y negocios, lo cual redundará en el mediano plazo en la reducción de costos, en la calidad y oportunidad de la información para la toma de decisiones.

Con la aplicación de las NIIF se elimina la diferencia regulatoria con la ley comercial colombiana en el cálculo y registro de las utilidades generadas por las subordinadas, pues ahora se exige la utilización del método de participación.

Con la aplicación de los nuevos marcos contables y de aseguramiento se requieren nuevas competencias por parte de los profesionales de la contaduría.

El principal reto para la industria financiera es consolidar el proceso iniciado y aprovechar las ventajas que trae una mejor revelación financiera. No hay que olvidar que hacemos parte de un entorno global en donde la información es fundamental para lograr una mayor competitividad.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.