Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/11/2013 1:00:00 PM

A todo vapor

Las constructoras están muy atareadas con las viviendas gratis, los centros comerciales y los complejos empresariales. Las grandes firmas mundiales hacen fila para participar en la cuarta generación de concesiones.

Trabajo ha faltado para las empresas del sector de la construcción, pues hay proyectos por donde se mire, tanto en vivienda, comercio, oficinas y turismo como en desarrollos urbanísticos. Hace mucho tiempo no se juntaban tantos factores favorables para esta actividad, al punto que muchas firmas han tenido que abrir unidades de negocio para atender todos los frentes de trabajo.

La Constructora Colpatria creó un equipo especial para participar en el plan de las 100.000 viviendas gratis del gobierno nacional, y actualmente desarrolla 1.548 casas en Tolima y Córdoba. También construye varios complejos empresariales como el centro logístico El Portal y el Centro Empresarial Colpatria. Además, ha construido grandes superficies, centros educativos y participa en la estructuración de proyectos de infraestructura ante las oportunidades que abre la cuarta generación de concesiones viales. 

La compañía transcendió las fronteras y tiene dos filiales en México y Perú, donde desarrolla proyectos residenciales y de obras públicas. 

Otra de las grandes constructoras, Bolívar, tiene sobre sus hombros la ejecución de cerca del 10 por ciento de las viviendas gratis. Actualmente edifica 9.071 de interés prioritario en Cali, Montería y Santa Marta. Su presidente, Carlos Arango, dice que este año va a ser muy dinámico por las múltiples oportunidades de negocio que se están abriendo. Por eso aspira a participar también en las 86.000 nuevas viviendas que hacen parte del Programa de Impulso a la Productividad y el Empleo (Pipe) y tiene en la mira entrar en el negocio de los centros comerciales.  

El sector comercio es la otra veta en la que trabajan las principales constructoras del país, que han visto la llegada de grandes inversionistas internacionales, especialmente de Chile. Actualmente hay 50 proyectos para desarrollar centros comerciales en las capitales y en las ciudades intermedias. Marval, de Santander, lleva a cabo la segunda etapa del centro comercial Cacique, en Bucaramanga: Así mismo, tiene prevista la edificación de un centro comercial en Piedecuesta, de un parque logístico en Girón (Santander), un centro empresarial y financiero en Barranquilla y otros dos centros comerciales en Bogotá. 

Marval también participa en el plan de viviendas gratis con 3.294 unidades y construye en ciudad de Panamá la cárcel más grande de América Latina. Su plan de inversiones en estos proyectos asciende a los 400 millones de dólares.

Ospinas y Compañía, que cumplió 80 años de fundado, es otra de las líderes en centros comerciales –en su portafolio se destacan Centro Mayor, Salitre Plaza, Titán Plaza y Plaza Imperial–. La firma, dirigida por Andrés Arango,  destinará 700 millones de dólares de aquí a 2015 en más de 20 proyectos entre los que están Plaza Bocagrande, un gran complejo de establecimientos comerciales, apartamentos, hotel y casino en Cartagena. En los últimos años ha segmentado su portafolio de negocios y está dedicada a la vivienda de interés social, proyectos mixtos y centros comerciales. 
    
El pionero en la construcción de centros comerciales, Pedro Gómez, no abandona esta línea de negocios gracias a los  buenos resultados con Unicentro, el primer centro comercial que tuvo el país. Actualmente tiene en marcha otros nueve en Armenia, Pereira, Pasto, Yopal, Palmira y Girardot, entre otras ciudades. En vivienda sigue adelante con la ciudadela La Felicidad, uno de los complejos habitacionales más grandes de Bogotá.

Este auge en el sector de la construcción está llevando a Camacol a revisar al alza sus proyecciones de crecimiento. “Entre los factores que nos llevarán a cambiar nuestra meta de crecimiento en el PIB de edificaciones está el subsidio a la tasa de interés para viviendas de hasta 200 millones de pesos”, dice Sandra Forero, presidenta del gremio, quien afirma que este beneficio impulsará la construcción de vivienda para los estratos tres y cuatro. 

Sin embargo, sostiene que no todo está despejado al referirse a la incertidumbre que hay en Bogotá y los municipio aledaños por los problemas con la disponibilidad de suelos, los altos costos de los terrenos para la vivienda de interés social y prioritario, las dificultades para instalar las redes de servicios públicos y las demoras en el otorgamiento en las licencias ambientales. 
  
Las grandes firmas

Pero si la vivienda despierta el interés de los inversionistas, la cuarta generación de concesiones también genera expectativas. Y no es para menos ya que se trata de un paquete de 30 proyectos viales por 44 billones de pesos. 

El interés quedó demostrado cuando salieron a precalificación tres proyectos: Mulaló-Loboguerrero, Cali-Dagua  y Girardot-Puerto Salgar, con inversiones por 2,77 billones de pesos. Se presentaron 35 propuestas de consorcios conformados por más de 50 empresas nacionales y extranjeras. 

Las colombianas Grodco, Conconcreto, Odinsa, Construcciones El Cóndor, Episol, Infracon, Mario Huertas, Mincivil, entre otras, están listas para hacer alianzas con las grandes multinacionales del sector. Hasta Ospinas y Compañía y Pedro Gómez están analizando participar en estos proyectos.

Entre las extranjeras que hacen fila están importantes firmas de la ingeniería mundial como las españolas Cintra, Sacyr Concesiones, OHL Concesiones, las italianas Impregilo y Salini, las brasileñas Odebrech y Andrade Gutiérrez que llevan varios años desarrollando proyectos viales en Colombia, así como empresas francesas, mexicanas, israelíes, austriacas, chinas, peruanas y ecuatorianas. 

También están andando otras obras de infraestructura, como la ampliación del aeropuerto Eldorado. Este año el concesionario Opaín culminará la construcción de la terminal nacional, prevista para 2014. Además, se avecinan inversiones por 400.000 millones de pesos para modernizar los aeropuertos de Barranquilla, Armenia, Cartago, Neiva y Popayán. 

Se abrió la licitación para rehabilitar el ferrocarril Central, que permitirá movilizar el carbón del centro del país hacia la costa Atlántica. La ANI ha recibido más de 30 iniciativas privadas para vías, ferrocarriles, puertos y para la construcción de un puerto logístico en Bogotá por 1,3 billones de pesos, así como el Centro Logístico Aeroportuario (Cela). 

Las condiciones están dadas para que las locomotoras de la construcción y la infraestructura rueden a buen ritmo este año. 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.