05/01/2013

Un reino bajo la luna

Por: Manuel Kalmanovitz G.

CINEEn la más reciente película de Wes Anderson, una pareja de niños de 12 años escapa para armar un mundo aparte. (Calificación: excelente)

Título original: Moonrise Kingdom
País: Estados Unidos
Director: Wes Anderson
Guión: Wes Anderson y Roman Coppola.
Actores: Jared Gilman, Kara Hayward, Bruce Willis, Bob Murray, Edward Norton.

En algunas de las películas de Wes Anderson hay una inversión de roles particular: los niños actúan como adultos, muy serios y dogmáticos, mientras los adultos se ven como criaturas perdidas, indefensas y confundidas. El centro de esta película es una de esas parejas de niños-adultos que escapan juntos en 1964, pocos días antes de una gran tormenta que hizo estragos en la isla de Nueva Inglaterra por donde huyen.

Él es Sam (Jared Gilman), un scout huérfano y ella es Suzy (Kara Hayward), una niña extraña. Entre los dos hay otro contraste interesante, él tiende hacia lo circular, con unos cachetes saludables y gafas redondas, mientras ella va más hacia lo angular, con unas piernas muy largas y un rostro intrigantemente asimétrico. Se conocen en una función en la iglesia de un pueblito donde ella hace de pájaro. Él llega a donde ella está alistándose y le pregunta “¿qué pájaro eres tú?”. Cuando otra de las niñas-pájaro empieza a responder, él la interrumpe, insistiendo “¿qué pájaro eres tú?”, señalándola a ella (era un cuervo), como si el resto del mundo no existiera o no tuviera importancia.

La trama gira alrededor del escape de los dos y el esfuerzo de varios grupos de adultos (los scouts, los padres de la niña, el policía de la isla) de encontrarlos antes de que les suceda algo. En su huida hacen su mejor esfuerzo por crear una casa para los dos. Gracias a lo que él ha aprendido como scout, acampan, cazan, arman fogatas. Parecen un matrimonio de jubilados pacificados por la edad, él se dedica a la acuarela y ella a leer en voz alta libros infantiles de aventuras.

Hacen una pareja conmovedora, él en su orfandad e impopularidad y ella con su mal genio. Si hablaran en español con seguridad se tratarían de usted y no de tú, pero más allá de la formalidad pueden sentirse el cariño que los une, la idea de que el uno es la casa del otro y que mientras estén juntos no puede suceder nada demasiado terrible.

Es una exquisitez de película. Como en todas sus anteriores, cada cuadro está impecablemente compuesto, lleno de pequeños detalles encantadores. Pero acá, a diferencia de otras, el escenario no se traga los personajes.

Están presentes muchos de los motivos de las películas de Anderson: su amor por los documentales sobre naturaleza (hay un señor con un abrigo de paño rojo que explica lo que sucede), por el rock francés de los sesenta (dentro de su equipaje, la niña carga un tocadiscos a pilas con un disco de Francois Hardy), por los restos culturales de otra época (en su otra maleta hay novelas juveniles). Es un placer sumergirse en este mundo tan cuidado, donde el romance no tiene que superar las pruebas que le impone la vida cotidiana, donde claramente es mejor vivir con la claridad de un niño que con la confusión de un adulto.

Es escapismo, sí, pero un escapismo luminoso como los días soleados que llegan inesperadamente en medio del invierno. Ojalá todos los escapes fueran así de bonitos.

CARTELERA
**** Excelente ***1/2 Muy buena ***Buena **1/2 Aceptable **Regular * Mala

Ralph el demoledor  ***
Un villano de videojuego debe hacer las paces con su naturaleza malvada en esta simpática película animada de Disney.

Una aventura extraordinaria ***
Una película visualmente espectacular que reflexiona sobre cómo las historias nos ayudan a vivir.

Declaración de guerra ***
Una joven pareja de parisinos descubre que su hijo sufre de una rara forma de cáncer. La premisa melodramática recibe un tratamiento sobrio y vital.

El Hobbit ***
Resulta espectacular, aunque innecesariamente larga, la primera parte de la adaptación de la novela de Tolkien realizada por Peter Jackson.

SEMANA.COM COPYRIGHT © 2012 PUBLICACIONES SEMANA S.A. Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de PUBLICACIONES SEMANA S.A. Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.