12/02/2013

Las primeras ‘grietas’ de las casas gratis

Por: Rodrigo Urrego Bautista. Pradera, Valle del Cauca.

POLÍTICAHay controversias ante las 91 casas que el Gobierno regaló en Pradera. ¿Las hizo Santos o Uribe? ¿Están bien construidas?

Pradera, ubicada a menos de 45 minutos al norte de Cali, fue una vez más el epicentro de la campaña política.

Hace cuatro años fue el municipio donde se originó el clamor por el ‘No al despeje’, bandera política que defendió el entonces ministro de Agricultura, Andrés Felipe Arias. El pasado lunes fue el lugar donde el presidente Juan Manuel Santos entregó los primeros resultados de una de sus más ambiciosas políticas sociales. Confirió las llaves de las primeras 91 de las 100.000 casas gratuitas que prometió adjudicar entre los más pobres de los pobres.

Por primera vez 91 familias se hicieron dueñas de un techo que les fue entregado en la calle 6 con carrera 1a. de ese municipio. Se trata de una casa de dos niveles con un área aproximada de 48 metros cuadrados, que incluye área habitacional, jardín frontal y el patio del primer nivel. En el primer nivel hay espacios para una sala, una cocina, mientras en el segundo una habitación principal y otra auxiliar. Hay un solo baño, ubicado arriba.

Las primeras 91 familias beneficiadas, favorecidas en un sorteo entre las más pobres de las región, al recibir la vivienda, firmaron un acta donde se especifican las condiciones del inmueble.

En dicho documento queda claro que el diseño estructural de la vivienda está calculado “únicamente” para dos pisos. Se informa que por ser en mampostería estructural, es decir, sólo ladrillo, “los muros pueden presentar fisuras que se consideran normales y no presentan problema alguno en su estabilidad”.

Dichas fisuras, según el acta, se pueden producir debido a que la casa es “una construcción nueva que está sometida al acomodamiento de la estructura con el terreno mediante movimientos no perceptibles por las personas, que ocasionan fisuras normales en muros y placas similares a las que se presentan en el momento de un movimiento sísmico”.

Estas grietas, dice el acta, “siendo producto del funcionamiento y el acomodamiento normal de la estructura”, requieren de un arreglo arquitectónico “que se recomienda realizar, preferiblemente, después de un año”.

En el escrito también se aclara que la losa del entrepiso, por no ser una cubierta, no está impermeabilizada, por ello “se debe tener en cuenta que en el momento de hacer aseo a la vivienda no se debe mojar en exceso la losa, para evitar filtraciones que dañen los acabados del primer piso”. Comfandi, la promotora del proyecto, es la que se compromete con los beneficiarios, sobre todo si alguna irregularidad se produce en los primeros 90 días desde el momento en que se habita la vivienda.

Cada una de estas 91 casas se entregó con un subsidio de 300.000 pesos, para que en cada hogar haya un “un computador de la más alta tecnología”, y los niños puedan tener las mismas herramientas de educación que en los estratos 5 y 6, y con textos escolares entregados por la ministra de educación, María Fernanda Campo.

Las casas también se entregaron con la promesa de la construcción de un complejo educativo y deportivo, de 47.000 metros cuadrados, según Santos, y que será financiado por el Ingenio Mayagüez.

Se construyeron desde el 2011


Estas 91 casas hacen parte de la urbanización Altos de la Pradera, proyecto de la Caja de Compensación del Valle del Cauca (Comfandi), que, según le aclaró a Semana.com el propio alcalde Pradera, Adolfo Escobar, “se empezaron a construir a finales del 2011”, mucho antes de que el presidente Juan Manuel Santos nombrara a Germán Vargas Lleras ministro que ejecutaría la política de las 100.000 casas gratis, en mayo del 2012.

Escobar reveló que la urbanización tiene un total de 190 soluciones de vivienda, pero que el Gobierno compró la mitad para entregarlas en la política de Viviendas de Interés Prioritario (VIP) que se puso en marcha en junio, cuando Vargas Lleras consiguió que el Congreso expidiera la ley y garantizara los mecanismos de licitación y construcción der las viviendas.

El propio presidente Juan Manuel Santos reconfirmó esta información cuando dijo que en gobiernos anteriores se destinaron cerca de 83.000 millones de pesos en subsidios en 13 proyectos que a la postre terminaron en nada, y que su administración había decidido entregar recursos sólo para proyectos ya terminados.

El ministro de Vivienda, Germán Vargas Lleras, se encargó de recordarle ese dato al expresidente Álvaro Uribe, quien en su cuenta en Twitter aseguró que ese proyecto habitacional se había empezado a construir durante su mandato. “Min Vargas Lleras: Las casas entregadas en Pradera fueron construidas hace tres años. Este Gbno. las compró a Comfandi", escribió Uribe.

Vargas Lleras había estado en Pradera hace cuatro meses. El 26 de octubre se tomó la foto poniendo la primera piedra de este proyecto, el primero de vivienda gratis con el que el gobierno Santos empieza a cumplir su promesa.

Las pruebas

Un día después de entregadas la mitad de las casas de este proyecto, Jorge Alexander Vargas Mesa, director ejecutivo del Fondo Nacional de Vivienda, certificó que Altos de la Pradera culminó su construcción a finales del 2012 sin recibir asignación de recursos de gobiernos anteriores al año 2012.

Esa certificación fue a solicitud del ministro Vargas Lleras quien aprovechó la controversia para recordar los proyectos que, por incumplimiento, han sido declarados "siniestrados", es decir perdidos o no terminados.

Según documentos del ministerio de Vivienda, desde el 2006, 278 proyectos que tenían prevista la construcción de 20.025 soluciones de vivienda, en los que estaban comprometidos 154.950 millones de pesos, fueron declarados siniestrados. 220 de ellos, para construir 14.272 soluciones de vivienda y por un costo de 106.502 millones de pesos, fueron declarados no cumplidos por el gobierno Uribe.

En lo que va del actual gobierno, se han declarado en incumplimiento 58 proyectos (para 5.753 soluciones de vivienda por 48.448 millones de pesos de subsidios. Desde mayo del 2012, ya con Vargas Lleras como ministro, se han declarado incumplidos 12 proyectos (para 823 casas por un costo de 8.104 millones de pesos). "La totalidad de proyectos con declaratoria de incumplimiento tienen subsidios familiares de vivienda asignados desde el año 2003 hasta el 2010", aclara el Gobierno.

No es gratuito que Pradera haya vuelto a ser el epicentro de una nueva controversia electoral. El presidente Juan Manuel Santos, en las canchas múltiples de la nueva urbanización, dijo que la historia se encargará de decir quién estuvo a punto de despejar el municipio vallecaucano, uno de los más afectados por la presencia guerrillera. Álvaro Uribe, el jefe de la oposición al actual gobierno, se puso el guante y la emprendió contra las primeras casas gratis.

La campaña ha empezado. De nuevo, Pradera es el punto de partida.

SEMANA.COM COPYRIGHT © 2012 PUBLICACIONES SEMANA S.A. Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de PUBLICACIONES SEMANA S.A. Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.