20/02/2013

¿Quito le gana en desarrollo a Bogotá?

URBANISMORafael Correa se muestra orgulloso en la inauguración del moderno aeropuerto de la capital de Ecuador.

Durante muchos años, un vasto sector de la población colombiana miraba por encima del hombro a la ecuatoriana. Y mientras a Bogotá se le consideraba la Atenas Sudamericana a Quito se le veía apenas como un “pueblito muy bonito”. Por estos días, las dos ciudades muestran realidades bastante distintas.

En efecto, mientras el gobierno de Bogotá encadena una racha de renuncias de sus más altos funcionarios –ya van 20- y los ciudadanos saltan de dificultad en dificultad –del carrusel de la contratación, a las basuras y de éstas a la valorización- en Quito inauguran modernas obras de infraestructura.

La última fue el moderno aeropuerto Mariscal Antonio José de Sucre, que entró en funcionamiento este miércoles. Y ya empezaron las obras del metro. “Uno vuelve aquí un poco humillado”, dice un turista bogotano que acaba de pasar unos días en Quito al ver el nivel de desarrollo.

“Si (Rafael) Correa cumple su palabra y se marcha a casa dentro de cuatro años, después de una década en la presidencia, tal vez pase a la historia como el hombre que metió a Ecuador en la era moderna. Lo hizo a fuerza de construir miles de kilómetros de carretera, decenas de hospitales, puentes, escuelas y aeropuertos”, explica un elogioso reportaje el diario El País de Madrid.


Agencia Andina

El nuevo aeropuerto de Quito recibió su primer vuelo, procedente de Guayaquil, y así se cerró el que funcionó más de medio siglo y que quedó enclavado en el área urbana. Ahora allí se hará un parque para el disfrute de sus ciudadanos.

El vuelo de la aerolínea nacional Tame aterrizó sin contratiempos en el nuevo aeropuerto, localizado en un valle aledaño a Quito, en el sector de Tababela, a unos 18 kilómetros del centro de la capital. La ceremonia de inauguración del terminal, con una pista de 4.100 metros, la más grande de América Latina, según su Ayuntamiento, contó con la presencia del presidente Correa y el alcalde de Quito, Augusto Barrera.

Toda la estructura de los edificios del nuevo aeródromo está calculada para soportar un terremoto de 9 grados en la escala de Richter, algo importante en un área sísmica como Ecuador, y puede resistir un incendio de hasta 700 grados de temperatura. Equipado con tecnología de última generación para el control de tráfico aéreo y con una torre de control de 41 metros de alto, tiene ya los diseños para su ampliación en caso de que se necesite.

En el acto Correa se mostró orgulloso: “No hay nación en América Latina que se esté transformado tan rápidamente como Ecuador”, dijo. “Las evidencias son contundentes nuevas hidroeléctricas, una red vial y de puentes en óptimas condiciones, la refinería del Pacífico, las nuevas universidades, centros hospitalarios, escuelas de milenio y decenas de obras más”.

Ahora los quiteños esperan la inauguración del metro, cuyas obras también ya empezaron. Así las cosas, ¿Quito le gana la carrera en desarrollo a Bogotá?


Foto: Hernán Sansone/SEMANA
Esta es una imagen reciente del renovado Aeropuerto El Dorado de Bogotá.

SEMANA.COM COPYRIGHT © 2012 PUBLICACIONES SEMANA S.A. Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de PUBLICACIONES SEMANA S.A. Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.