23/10/2013

Resucitó después de estar muerto por 45 minutos

BOGOTÁTras ser declarado clínicamente muerto, un hombre con una grave herida en el corazón volvió a la vida.

Un hombre de 39 años llegó a la sala de urgencias del Hospital de Kennedy, Bogotá, la mañana del pasado 20 de octubre luego de ser herido en el pecho por un arma blanca durante de una riña. Luego de 45 minutos de estar clínicamente muerto, el cotero de Corabastos volvió a la vida.

Aunque los médicos no encontraron signos vitales al momento de su ingreso, detectaron “cierto nivel de actividad cerebral”, afirma el doctor Juan Ernesto Oviedo, gerente hospital, por lo cual decidieron iniciar maniobras de resucitación.

Según el gerente, "hay un protocolo estricto (de reanimación)... y sólamente cuando encontramos algún vestigio o esperanza de que las maniobras serán exitosas, las iniciamos", sin embargo, los médicos continuaron las maniobras porque su paciente tenía algún grado de actividad cerebral. Posteriormente, el cirujano de turno le practicó una toracostomía abierta, procedimiento en el cual se abre el tórax cuando hay lesiones en los pulmones o el corazón y sangrado continuo.

Aunque los protocolos indican que los esfuerzos por recuperar los signos vitales de una persona no deben durar más de 15 minutos, los médicos decidieron luchar por media hora más masajeando directamente el corazón para hacer que la sangre fluyera al cerebro.

45 minutos de maniobras intensas dieron frutos. El corazón del paciente volvió a latir.

Según Oviedo, permanecer sin signos vitales y que no le llegue sangre al cerebro por este período de tiempo acarrea el riesgo de que haya secuelas permanentes. Por esto el hombre, cuya identidad no ha sido revelada, se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) con un pronóstico reservado.

“Hasta el momento, el hospital de Kennedy da un parte de victoria. A pesar de que está en UCI, (el paciente) ha reaccionado adecuadamente al postoperatorio”, le dijo a Semana.com el gerente de la institución.

A las 11 A.M., salió del quirófano tras ser sometido a una cirugía de corazón abierto. En esta, los especialistas corrigieron la herida de su ventrículo izquierdo, parte vital encargada de bombear la sangre al resto del cuerpo.

Sobre el estado del hombre, quien fue herido en su sitio de trabajo, Oviedo señala que “está intubado y no puede hablar, pero responde a los estímulos, tiene una reacción neurológica adecuada, responde preguntas sencillas y está orientado en tiempo, modo y lugar. Tenemos esperanzas de que va a dar avances y que tendrá buen pronóstico neurológico”.


*Semana.com contactó a la esposa quien no quiso dar declaraciones sobre el caso.

SEMANA.COM COPYRIGHT © 2012 PUBLICACIONES SEMANA S.A. Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de PUBLICACIONES SEMANA S.A. Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.