Adopción gay: ¿volverá al Congreso?

Nación

Un magistrado podría inhibirse para tomar una decisión, dejándole el tema Congreso. Foto: AFP
Semana.com conoció que una de las tesis que se estudia es la inhibición, por lo que la Corte le pasaría la pelota al Legislativo.
Por: Semana.com16/02/2015 22:00:00
Tal vez el miércoles sea histórico. Es el día en el que la Corte Constitucional podría cambiar profundamente el concepto de familia en el país, al abrir la puerta a la adopción por parejas del mismo sexo. Esa es la fecha límite que tienen ocho magistrados y un conjuez para definir el futuro de esta alternativa.
 
Las cargas ya están definidas en un empate 4-4 y el voto definitivo, el del conjuez José Roberto Herrera -de quien aunque se dice es liberal tiene un pensamiento bastante conservador-, estaría enfocado a la prohibición. Ante este panorama la suerte estaría echada con el tema. Sin embargo, existe un ‘as’ bajo la manga que podría salvar a la Corte Constitucional de una acelerada decisión y dejaría aún más dudas.

Semana.com conoció que un magistrado propondrá al inicio del debate este miércoles la posibilidad de inhibirse para tomar una decisión de fondo, es decir, sacarle el cuerpo a la compleja decisión y mandar de nuevo al Congreso el tema.

La tesis que se plantearía para zafarse del asunto sería por ineptitud de la demanda, la cual invocó tres cargos: vulneración al derecho al mínimo vital y a vivir dignamente, pluralismo cultural y derecho a la igualdad. De esos cargos, los dos primeros son errados porque no tienen nada que ver con el asunto ya que son de índoles económica y cultural.

El tercero, aunque podría prosperar, sería derrotado de tajo porque en la demanda no se documentó cuál es el trato discriminatorio del cual son víctimas las comunidades LGBTI por no poder adoptar hijos, y por qué se les está vulnerando ese derecho. Igualmente la demanda no cumple los cinco mínimos requisitos para ser estudiada de fondo: certeza, claridad, pertinencia, suficiencia y especificidad.

Ante este escenario, fuentes de alta fidelidad de la Corte Constitucional manifestaron que la postura de la inhibición “es la más adecuada ante la ausencia de un debate complejo como este, puesto que se venía de adoptar una decisión entre las señoras Turandot y Fedora en donde se permitió la adopción porque una de las mujeres era la madre biológica de la menor y esa decisión no se ha alcanzado a digerir lo suficiente para tomar una decisión de fondo en un caso complejo como este”, dijo un magistrado.

Otro de los aspectos tenidos en cuenta es que la Corte Constitucional no puede dejar en manos de un conjuez (una persona externa a la Corte) una decisión que afectaría todo el país. Por lo cual dejar la decisión en manos del Legislativo, que es el representante del pueblo, es seguir los principios de la Constitución.

Semana.com logró establecer que el ponente de la decisión, el magistrado Jorge Iván Palacio, sería uno de los primeros partidarios de la teoría de la inhibición, ya que vería con el conjuez Herrera un voto negativo a la adopción gay. Lo cierto es que la Corte tiene la última palabra para hacer historia con una decisión en materia de derechos fundamentales o podría, como en otras ocasiones, pasarle la ‘pelota’ al Congreso.

LO MÁS VISTO