En ‘tablas’ queda posible adopción de parejas gay

En ‘tablas’ queda posible adopción de parejas gay Foto: Archivo SEMANA

La Corte Constitucional votó el polémico tema, que deberá ser definido por un conjuez.

Este miércoles se llevó a cabo la esperada votación de los magistrados de la Corte Constitucional acerca de si se permitirá la adopción de menores de edad por parte de parejas del mismo sexo. El resultado fue un apretado empate de cuatro votos a favor y otros cuatro en contra.

De ahí que el alto tribunal designó al conjuez José Roberto Herrera, que tendrá la última palabra en el tema. Se da por descontado que Herrera, que ha sido ajeno al proceso, se tomará un tiempo prudencial para estudiar el asunto, con lo que la decisión final queda aplazada.

Y es que la discusión ha tenidos todos los matices. De un lado están varios grupos religiosos y funcionarios, como el procurador Alejandro Ordóñez, que se oponen a ultranza a que se otorguen estos beneficios.

En la otra orilla están varias organizaciones de derechos civiles y la Corte Constitucional. El alto tribunal, a través de sus sentencias, ha asentado una base de igualdad para esta comunidad, que ya se da en los derechos pensionales y civiles.

En la ponencia del magistrado Jorge Iván Palacio, se abría la posibilidad de modificar el artículo 1o. de la Ley 54 de 1990. Este señala: “En la unión marital de hecho formada entre un hombre y una mujer, igualmente y para todos los efectos civiles, se denominan compañero y compañera permanente al hombre y a la mujer”.

Para el demandante, Diego Andrés Prada, a la norma se le debe adicionar la posibilidad de que parejas del mismo sexo tengan igualdad en los efectos civiles. La norma quedaría: “la unión marital de hecho formada entre un hombre y una mujer y parejas del mismo sexo; igualmente y para todos los efectos civiles, se denominan compañero y compañera permanente al hombre y a la mujer y parejas del mismo sexo”.

Ahora el tema queda en manos del conjuez Herrera, quien es egresado de la Universidad del Rosario y fue magistrado y presidente de la Corte Suprema en 1996.