La cúpula de la Justicia le pide la renuncia a Pretelt

Los miembros del Comité, mientras leían públicamente la decisión. En el recuadro, Jorge Pretelt. Foto: Felipe Quintero / SEMANA

En un hecho sin antecedentes, el Comité Interinstitucional de la Rama Judicial le solicitó este lunes que se retire para no afectar más la administración de justicia.

El magistrado Jorge Ignacio Pretelt Chaljub tiene un pie en el precipicio. Su presencia en la Corte Constitucional es en la práctica insostenible. Primero fue el Gobierno –a través de sus ministros de Interior y de Justicia- y luego el conjunto de sus propios colegas quienes le pidieron dar un paso al costado para no afectar a la corporación que protege la Carta Magna. 

En la tarde de este lunes se produjo un hecho inédito y de consecuencias demoledoras: la cúpula de la justicia le pidió que abandonara su cargo. En efecto, la Comisión Interinstitucional de la Rama Judicial, compuesta por los presidentes de las cuatro altas cortes y el fiscal general de la Nación, le pidió la renuncia al magistrado Jorge Pretelt, en el marco del escándalo que lo rodea por presuntos actos de corrupción.

En una carta enviada al togado este lunes y leída públicamente por el presidente de la Corte Suprema de Justicia, magistrado Leonidas Bustos, dice a Pretelt que es necesario que se aleje definitivamente del cargo para no afectar más la administración de justicia.

"Cuando las actuaciones de un magistrado se cuestionan seriamente al punto de que ponen en tela de juicio su transparencia y probidad, la Rama Judicial entera se ve impactada negativamente", señaló la misiva.

Esto porque "se afecta su legitimidad y se pone en entredicho la capacidad del aparato de Justicia para resolver de manera imparcial los conflictos de intereses entre los ciudadanos", se argumenta en el texto.
 
La misiva advierte que esta solicitud no se trata de un "juicio de responsabilidades" y que se debe garantizar en todo momento "la presunción de inocencia y las demás garantías que componen el derecho fundamental al debido proceso de todo ciudadano".

El Comité justificó su pronunciamiento porque "no sólo tiene la facultad de solicitar respetuosamente la renuncia de miembros de la justicia cuando sus actuaciones afecten la administración, sino que además ostenta el deber constitucional de hacerlo, si se considera que con la dimisión se salvaguarda la institucionalidad del Poder Judicial".

Esto ocurre justo cuando el procurador general de la Nación, Alejandro Ordóñez, pidió que a Pretelt no se lo obligara a presentar "renuncias prematuras", puesto que todavía no ha sido vencido en juicio.