Colombia sigue viva pese a la derrota inesperada con Paraguay

Colombia sigue viva pese a la derrota inesperada con Paraguay Foto: RAUL ARBOLEDA / AFP

En los últimos minutos, la selección perdió la posibilidad de clasificarse de manera directa al Mundial. Sin embargo, sigue de 4 en la tabla de clasificación. El empate de Argentina salvó a los dirigidos por Pékerman.

En un partido increíble, Colombia paso de tener una victoria de ensueño a irse derrotado en dos minutos fatales. El equipo nacional abrió el marcador con un golazo de Radamel Falcao García en el 79’ pero Paraguay remontó con tantos de Óscar ‘Tacuara’ Cardozo y Antonio Sanabria, en los minutos 89 y 92.

El país paso de la euforía de tener la clasificación en sus manos a la tristeza extrema en apenas dos minutos llenos de desconcentración y errores individuales.

A pesar de la derrota, la Selección se mantiene entre los cuatro primeros de la tabla de posiciones y tendrá la oportunidad de sellar su clasificación en la última fecha de las eliminatorias al Mundial de Rusia 2018.

El próximo martes, frente a Perú en Lima, Colombia se jugará una gran final y la buena noticia es que sigue dependiendo de sí mismo para clasificar. Si se lográ a la victoria sellará su pase y en caso de un empate deberá esperar otros resultados ya sea para lograr el cupo directo o el repechaje.

A la hora de escoger los once inicialistas, Pékerman no improvisó y repitió la misma nómina que logró el empate frente a Brasil. Esta fue la primera vez que el seleccionador tuvo la posibilidad de repetir titulares.

Paraguay se paró muy bien y copó los costados del campo con su línea defensiva con cinco zagueros. Colombia tuvo el dominio del balón pero no pudo tener profundidad y se expuso a los contragolpes de los paraguayos.

En los primeros 20 minutos, los guaraníes dominaron y generaron peligro gracias a sus transiciones rápidas. La jugada más clara para en la primera parte llegó gracias a un remate de Derlis González que impactó el palo vertical a mano izquierda de David Ospina.

Pero el conjunto nacional se sacudió y poco a poco se fue acercando a la potería defendida por el arquero Antony Silva. Cuando transcurría el minuto 22 se presentó la primera jugada pelómica del partido, un agarrón de Víctor Cáceres a Falcao García en el área pero el árbitro brasileño Ricardo Marques no se dio cuenta.

La primera aproximación clara para el equipo nacional fue a través de Edwin Cardona, que luego de un doble enganche remató al arco pero Antony Silva, exportero del Deportes Tolima e Independiente Medellín, se vistió de salvador. Solo un minuto después, Davinson Sánchez también estuvo muy cerca de matar con un taco que se fue por fuera del arco.

Los paraguayos impusieron su juego recio y físico sin permitir que los colombianos pudieran desarrollar su juego y los circuitos estuvieron ausentes ante la poca movilidad de los jugadores colombianos que solo chocaban con sus rivales.

En la última jugada del primer tiempo, el público en el metropolitano se ilusionó con un remate de Santiago Arias que volvió a controlar Silva, que se perfilaba como la gran figura de los primeros 45 minutos.

EL equipo salió con mucho ímpetu para la segunda parte y Juan Guillermo Cuadrado, nuevamente, exigió a Silva y el cancerbero respondió. En el tiro de esquina producto de esta jugada, Falcao García volvió a tener una ocasión inmejorable con un cabezazo que el arquero paraguayo volvió a controlar. El Tigre estaba anunciando.

José Pékerman intentó encontrar soluciones en el banco y acudió a la formula ‘chateo’ (Yimmi Chará- Teófilo Gutiérrez) para intentar el triunfo. Fue Chará el que marcó diferencia con una excelente pelota al espacio para Falcao García, que definió bañando al arquero para darle el 1 a 0 a Colombia.

Un gol que desató la locura en el país pues en ese momento se clasificaba al Mundial de Rusia gracias a los 3 puntos y que  Argentina empataba con Perú en ‘La Bombonera’ y al gol de Ecuador que le empataba parcialmente a Chile. 

Pero todo se fue al traste en el minuto 89 cuando David Ospina se equivocó al rechazar una pelota y se la dejo servida a Óscar Cardozo, que mostró su categoría de goleador y aprovecho el borbollón para enviar la pelota al fondo de la red. Un baldado de agua fría para los 50 millones de colombianos.

En ese momento se desató la locura en la cancha del Metropolitano y ambos equipos se abrieron buscando el gol del triunfo. En el minuto 90, Santiago Arias tuvo una oportunidad inmejorable luego de sacar al arquero y con el arco a su disposición no disparó lo suficientemente fuerte y un defensor alcanzó a salvar en la raya.

Cuando parecía que ya el empate estaba firmado, los paraguayos intentaron un ataque final y con una llegada por el costado derecho en la que Ospina vuelve a dejar un rebote, Antoni Sanabria aprovechó para quedarse con un triunfo que los revive en su posibilidad de clasificar.

Sin importar la derrota todavía hay posibilidad de clasificar y habrá que replantear las cosa para el partido con Perú pues las posibilidades de clasificar siguen estando disponibles para la Selección de todos.