¡Este año sí!: Dejar de consumir drogas [1]

Vida Moderna

En Colombia, un país reconocido por la producción de coca, se consuma más LSD que cocaína. Foto: Pixabay
Existe una diferencia entre los consumidores problemáticos de sustancias psicoactivas y los que no son problemáticos. ¿Usted qué tipo de consumidor es?
Por: Semana.com30/12/2016 12:40:00

Me invitaron a escribir un texto para apoyar a las personas que tienen el propósito de dejar de consumir drogas en el año 2017, pero desde la perspectiva que vemos el consumo de drogas en nuestra Corporación ATS[3] , el tema va más allá de suspender el consumo porque se supone que es malo, moralmente reprochable, se califica como una enfermedad, está relacionado con delitos como el narcotráfico, la corrupción y el homicidio, o está asociado con la muerte. 

La primera pregunta que me hacía a la hora de entregar una sugerencia de este tipo, es ¿Por qué una persona va a querer dejar de consumir drogas?, pues porque supone que este consumo es malo o problemático. Hace pocas semanas, a raíz del caso de la niña Yuliana se publicó un texto sobre qué significa ser un consumidor de drogas no problemático[4] qué traía a colación una de las definiciones de consumidor problemático del Ministerio de Salud. 

"…el impacto que el consumo tiene sobre la salud (consecuencias visibles, enfermedades cro´nicas) y la aparicio´n de consecuencias de tipo social con una connotacio´n negativa (deterioro, aislamiento, conductas problema´ticas)". Según el texto, este tipo de consumo se caracteriza porque se presenta "el uso de una o varias drogas en situaciones que pueden significar peligro: pe´rdida de velocidad de respuesta y reflejos (manejando, atravesando una calle u operando una ma´quina), dificultades o incapacidad para cumplir con las responsabilidades laborales, acade´micas o familiares (ausentismo, bajo desempen~o, aislamiento, abandono o descuido de intereses y responsabilidades)".

Pienso entonces que una de las razones por las que las personas quisieran dejar de consumir drogas legales o ilegales, es porque sienten que este consumo es problemático, afecta su salud física y mental, sus relaciones familiares, sociales y comunitarias, pero además de esto interfiere en su estudio, trabajo, vida profesional o desarrollo intelectual. Siendo así lo mejor es dejar de consumir, pero si las cosas no son así, si la persona que consume no ve gravemente afectada su funcionalidad ¿por qué dejaría de hacerlo? O mejor dicho, ¿debería dejar de hacerlo? 

Recomendamos: Los 10 datos clave del consumo de drogas en Colombia

¿Por qué dejar de consumir sino quiero y no es problemático? 

Según la encuesta de consumo Échele Cabeza 2016[5] el 86 % de los encuestados indican que consumen por “gusto, placer o recreación” y La oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito UNODC[6] indica que el 90 % de las personas que consumen drogas en el mundo, no tienen problemas graves derivados de este consumo. Es decir que son socialmente activas y funcionales. Entonces, la pregunta es, ¿por qué razón las personas deben dejar de consumir, si además no tienen problemas graves derivados de su consumo?[7] Así las cosas las razones para abandonar el consumo, se instalan más en el campo de la moral social, el estigma, la discriminación que realmente repercusiones legales, en la salud o la vida de las personas.

¿Hay que dejar de consumir o que consumir no sea un problema? 

Después de tantos años de fracaso de los métodos de deshabituación o superación de consumos problemáticos, la mayoría han llegado a la conclusión de que quien quiere, puede y quién no quiere, no puede. Entonces la pregunta es  ¿En verdad quiere dejar de consumir? Esa es la clave para emprender la marcha, ahora bien, si la respuesta es “no, no quiero dejar de consumir” pues la tarea va a ser más difícil.

Entonces para no engañarse es mejor empezar a responder, ¿Cómo voy a hacer para que mi consumo no sea problemático? Es decir, que no afecte la funcionalidad, la salud física y mental, la convivencia familiar, la vida social, la productividad y el rendimiento académico. En ese sentido, sino se quiere dejar de consumir,  se sugieren todas las pautas del enfoque de reducción del riesgo y del daño[8] para aminorar los efectos negativos del consumo, como por ejemplo gastarse sólo el dinero adecuado, conocer los efectos, riesgos y daños de las sustancias, analizar las sustancias antes de consumirlas[9], no consumir con desconocidos, no consumir previo a días laborales o académicos, no mezclar con otras sustancias, etc.   

Puede leer: Irlanda despenalizaría el uso de cocaína, marihuana y heroína en 2016

El problema no es si la sustancia es legal o ilegal, el problema es la relación que se establece con ella. No hay que dejar de consumir por presión social o por problema moral, es por problemas físicos, mentales, familiares y sociales, porque afecta la funcionalidad. El abandono del consumo no se da con fórmulas mágicas, sino en consecuencia a reflexiones profundas de cambio de comportamiento y la buena gestión del riesgo y el placer.

Si no se quiere dejar de consumir, pues se puede empezar por reducir los riesgos y los daños del consumo de sustancias, cambiar algunos comportamientos y hacer transiciones regresivas hacia consumos menos dañinos, es decir, “cogerla suave y bajarle un poco”. En lugar de dejar de hacer lo que le gusta, empiece a hacer más de lo que no le gusta para que compense.     

Sugerimos: Comercializar la marihuana, el debate apenas comienza

Pero si el hecho de dejar de consumir va motivado por una causa problemática de consumo, es decir, quiero dejar de consumir porque tengo problemas de hígado o de azucares, porque me emborracho y peleo, porque me va mal en el estudio, porque el guayabo no me deja ir a trabajar, he tenido tres sobredosis este año, porque robo cosas de mi casa para pagar mi consumo, porque cuando estoy drogada acoso sexualmente a mis compañeros de trabajo, esto no es tan sencillo como los propósitos de año nuevo, esto necesita ayuda profesional, cualificada y ojalá diversa y certificada.   

*Por: Julián quintero, sociólogo investigador de ATS

[1] En esta ocasión tenemos en cuenta que drogas son las sustancias psicoactivas legales como el alcohol, tabaco, energizantes, etc, las ilegales como la marihuana, cocaína, éxtasis, heroína, basuco y algunas legales de uso indebido como el pegante, la gasolina, las benzodiacepinas etc. Nos enfocamos más en el efecto buscado, deseado y encontrado que en su estatus legal.  

[3] www.acciontecnicasocial.com

[4] https://thump.vice.com/es_co/article/qu-es-un-consumidor-de-drogas-problemtico

[5] Los resultados de la encuesta de cambio de comportamiento y satisfacción del proyecto Échele Cabeza 2016 los encuentra en www.echelecabeza.com

[6] www.unodc.org

[7] Quiero aclarar que según estos estudios hay un 10% de personas que consumen y tienen problemas y problemas graves derivados de este consumo, ellas necesitan ayuda, profesional, especializada, diferenciada y de calidad, pero pocas de ellas estarían interesadas en leer este articulo que va más dirigido a personas con consumos recreativos, habituales y/o dependientes, también a personas que tiene abuso ocasional y quieren dejar de consumir o que el consumo se les vuelva o problema.

[8] http://www.echelecabeza.com/libro-echele-cabeza/ pagina 30 y 31

[9] http://www.echelecabeza.com/servicio-de-analisis-de-sustancias/

LO MÁS VISTO