Concejal de Medellín pide disculpas al país, "al planeta y a las estrellas"

Concejal de Medellín pide disculpas al país, "al planeta y a las estrellas" Foto: Twitter? @Laporterestrepo

El Centro Democrático decidió apartar de su curul al concejal Santiago Jaramillo y pidió a su familia atender su salud física y mental. "Sí estoy loco desde niño, loco de amor por Medellín", dice en un nuevo video.

El confuso discurso del concejal Santiago Jaramillo, en un debate para discutir las políticas culturales en Medellín, obligó a las directivas del Centro Democrático a suspenderlo temporalmente de la curul. El jueves el concejal se hizo célebre en las redes sociales donde el video de su discurso se viralizó. 

En un comunicado, el partido del expresidente Álvaro Urbie —que hace casi dos años recomendaba al joven Jaramillo por sus redes sociales—, pidió disculpas a la ciudad y a los concejales "por los hechos acaecidos, donde se observa que el concejal Jaramillo aparentaba una fuerte alteración emocional. Por consiguiente, solicitamos a las personas llamadas a ayudarlo, en este caso su familia, a que tomen todas las medidas necesarias tendientes a buscar su protección y a conservar su salud física y mental”.

Desde hacía varios meses el partido seguía la conducta de Jaramillo, en el Concejo de Medellín ha reinado el silencio. En los pasillos era secreto a voces que no se encontraba bien. Este viernes el presidente de la corporación, Jesús Aníbal Echeverri, se comprometió a ayudarlo: “voy a hablar con el papá y con la señora esposa que son las personas que más lo conocen y saben cómo es la actitud de él. Ellos son los que tienen que mirar si las actuaciones del doctor Santiago Jaramillo son anormales o son normales. Pienso que él amerita que lo vea un médico especializado, uno no sabe qué puede tener el doctor Santiago".

Ante las burlas y la decisión del propio partido, que aún no anuncia qué pasará con la curul y si la decisión es definitiva, el concejal Jaramillo decidió subir un video a sus redes sociales que confirmó la hilaridad de sus discursos que, sobre todo, parecen un performance.

“Medellinenses, un cordial saludo, Santiago Jaramillo Botero es mi nombre y soy cabildante por el Centro Democrático en la ciudad de Medellín. Para mí es un inmenso orgullo y placer poder dirigirme a todos ustedes. Ayer se suscitó un acalorado debate en el Concejo de todos los medellinenses por el tono de mi voz, por la emotividad de mis palabras y por la denuncia pública hecha. Hoy quiero dirigirme a las estrellas, al planeta, a Galileo, a su memoria; a los historiadores y a los astrónomos que nos enseñaron a ver las estrellas y a soñar, tengo cosas que contarles muy linda a los medellinenses...”. Precisamente, anuncio el apoyo económico de la República Checa para ayudar a los damnificados por el incendio que arrasó con un sector del barrio Moravia.

Luego habló un poco de su vida —que es casado y tiene una perra a la que le lava los dientes dos veces al día y saca a correr con ‘concecleta’, como le llama a su bicicleta— y de que sí está loco: “Quiero decirles a todos que sí estoy loco, muy loco, desde niño, estoy loco de amor de amor por Medellín, por los medellinenses, por los sueños, por la fe católica, por el colegio Calasanz, por sus escuelas pías, por el himno que nos enseñaron”.

Además de hablarle a Galileo y las estrellas —saltando de un lugar a otro en su discurso y alternando con algunas palabras en inglés— volvió a referirse al presidente Juan Manuel Santos y los responsabilizó por lo que pueda pasarle: “La venida  del Sumo Pontífice a la ciudad de Medellín transformó mi corazón (…) Juan Manuel Santos Calderón, que es el principal responsable de mi seguridad, porque soy quien he venido denunciando las vacunas en Medellín, y pidiéndole a usted como primer mandatario de los colombianos que en buena hora, y ya  que llegó la paz, que usted lidere inteligentemente un bloque de búsqueda con recompensas contra vacunas y la extorsión en la ciudad de Medellín y sea usted ejemplo. Tuviste al papa Francisco al lado, que maravillosa oportunidad, me sueño eso, déjeme hablarle al orbe y a las estrellas, porque tengo el tatuaje de Diego Maradona, amo a los argentinos”.

Finalmente pidió perdón porque “los dirigentes políticos nos equivocamos, somos seres humanos” y prometió que desde este momento los paisas verán a un nuevo cabildante. Sin embargo no se sabe aún si podrá volver a la curul de la que lo apartó el Centro Democrático.