La voz de Gregory Porter enamoró a Bogotá

Cultura

La voz de Gregory Porter enamoró a Bogotá Foto: Cortesía
El concierto del cantante de jazz, este miércoles, fue el espectáculo con el que culminó una gran temporada de jazz en la capital.
Por: Semana.com05/10/2017 10:59:00

A las 9:30 de la noche y ante 700 personas, un corpulento hombre afroamericano de dos metros sube al escenario. Lleva puesto un traje gris y un clásico pañuelo en el bolsillo de su blazer. Mientras tanto, en el piano se escuchan las primeras notas de la canción ‘Holding On’, y sin antesala alguna, Gregory Porter canta y el auditorio solo escucha, presta atención. Sus ojos no se pueden ver porque lleva una boina negra que los esconde, pero al final lo único que importa es su voz, grandiosa, potente y encantadora.

El estadounidense dos veces ganador del premio Grammy en la categoría de mejor álbum de ‘jazz’ vocal por sus discos Liquid Spirit, en 2014, y Take me to the Alley en 2017, se presentó esta miércoles en la primera edición de Silencio Jazz Club. Una propuesta que mezcla el performance, la música y la experiencia gastronómica para evocar un viaje a los años veinte.

Le puede interesar: Mompox al ritmo del jazz

La directora de arte, Laura Villegas, estuvo a cargo de la puesta en escena con un magnífico escenario que evocó los grandes clubes de jazz de Estados Unidos. La luz tenue y en el centro del lugar una banda de jazz, fueron elementos perfectos para amenizar la velada. Mientras se hacía la espera, sonaba el clásico tema en cinco cuartos, ‘Take Five’, ambientaba la antesala del concierto. Además, para hacer de esta una mejor experiencia, el catering del chef Juan Felipe Camacho y del chef Alejandro Fonseca, ofreció bocados exquisitos para degustar con una copa de vino.

Entre aplausos y admiración por parte de los espectadores, Porter ofreció un concierto sin igual. Cantó los sencillos de su último álbum y tal vez una de las canciones más emotivas fue Take me to the alley, como se llama el nombre de su disco. Durante la presentación, Porter dijo “es la primera vez que visito este lugar y me cuesta respirar, pero todo está bien solo necesito un poco de ejercicio para acostumbrarme”.

Más que un concierto, Silencio Jazz Club es un performance continuo con actores, y música que envuelve gradualmente a los asistentes en una historia. Con el talento de Porter, considerado uno de los mejores exponentes de jazz a nivel mundial, la noche terminó entonando el tema Quizás, la canción del compositor cubano Osvaldo Farrés y que convirtió en hit Bobby Capó en 1947. Hoy Medellín tendrá la oportunidad de escuchar al grandioso Porter y disfrutar de esta experiencia llena de nostalgia y emoción.

LO MÁS VISTO