Corte abre la puerta a doble instancia para altos funcionarios

El argumento principal de la Corte radica en el respeto a las garantías fundamentales de los ciudadanos. Foto: Archivo SEMANA

La Corte Constitucional tomó la decisión y le dio un año al Congreso para reglamentarla.

Con una estrecha votación de 5-4, la Corte Constitucional tomó una controvertida decisión respecto a ocho disposiciones del Código Penal, en donde se regulan las instancias de los procesos penales para todos los ciudadanos.

A partir de este jueves, el Congreso tiene un año para crear una segunda instancia donde se revisen las condenas contra personas con fuero, es decir, senadores, representantes a la Cámara, ministros de gobierno y generales de la República.

El argumento principal de la Corte radica en el respeto a las garantías fundamentales de los ciudadanos. Ahora falta saber cómo se reglamentará esta nueva instancia para los procesos que en la actualidad se adelantan en la Corte.

El presidente de la Corte Constitucional, Luis Ernesto Vargas, indicó que la decisión corresponde al respeto de las garantías de todos los condenados en concordancia con el debido proceso. “La Corte exhortó al Congreso para que regule integralmente el derecho a impugnar todas las condenas. Si no lo hace el Legislativo, se entenderá que procede la impugnación de todas las sentencias condenatorias ante el superior”, indicó el magistrado.

En la reñida decisión no participó el magistrado Mauricio González Cuervo, quién se declaró impedido porque, al haber sido director de la Corporación Excelencia en la Justicia, participó activamente en la creación del Código de Procedimiento Penal. Fue llamado en su reemplazo el conjuez Martín Bermúdez, quien solucionó el empate.

¿Quién sería el nuevo juez?

La verdadera polémica en la sentencia radica en que la Corte Suprema de Justicia no tiene un superior jerárquico, es decir, un tribunal que revise sus decisiones. Por lo cual la Corte Constitucional decide pasar la pelota al Congreso para que invente la fórmula con la que garantice la segunda instancia en los procesos contra altos funcionarios del Estado.

Semana.com consultó con fuentes de la Corte Suprema de Justicia, quienes manifestaron que esta decisión les cae como un ‘baldado de agua fría’, ya que con ella se está cuestionando la legitimidad de las decisiones de ese alto tribunal.

“¿Que espera la Corte Constitucional al cuestionar los fallos de la Corte Suprema? ¿Cuál sería el procedimiento para otorgar la otra instancia?", se preguntan algunos magistrados. "Mataron el tigre y se asustaron con el cuero”, concluyeron.

De otro lado, aunque no está manifiesta en la decisión, algunos magistrados de la Corte Constitucional señalaron que la Corte Suprema se podría dividir para crear el súper tribunal o, por el contrario, podría hacer como el Consejo de Estado, que en Sala Plena define los asuntos trascendentales.