El coco de Masha

El coco de Masha

Se suele olvidar que los deportistas son seres de carne y hueso, pero eso queda claro en Unstoppable: My Life So Far (Imparable: mi vida hasta ahora), el libro que acaba de lanzar la tenista rusa Maria Sharapova. Entre muchos relatos personales, que ilustran su vida desde que llegó a Florida a los 6 años, la tenista describe en detalle su relación con su mayor antagonista: Serena Williams. El diario The New York Times hace hincapié en el tono con el que Masha se refiere a la tenista negra que ha dominado el circuito a voluntad (y vive una pausa luego de dar a luz a su primer hijo). Sharapova confiesa que Williams “todavía la puede hacer sentir como una niña chiquita”. Y también que, luego de vencerla en la final de Wimbledon en 2004, la escuchó en el vestuario llorar con “sollozos que asustaban”. Según la rusa, Serena nunca le perdonó haber presenciado la escena, y se propuso nunca repetirla: la ha vencido en 18 veces consecutivas.