El otro golpe al magistrado Jorge Pretelt

El otro golpe al magistrado Jorge Pretelt Foto: Jet - Set

Tribunal de Justicia y Paz les impone medida cautelar a los dos predios del magistrado en Antioquia donde hubo un presunto despojo de tierras.

El próximo martes 14 de abril Martha Ligia Patrón, esposa del magistrado de la Corte Constitucional Jorge Pretelt –quien se encuentra investigado por presuntas irregularidades en el manejo de una tutela- tendrá su primer cara a cara con la justicia por la adquisición de varios predios que ahora son reclamados por víctimas de los paramilitares en Urabá.

Según las investigaciones de la Fiscalía, los predios conocidos como 'No Hay Como Dios' o 'La Corona', con matrícula inmobiliaria 034-9327 y 'Alto Bonito', de matrícula inmobiliaria 034-18866, situados en el corregimiento de San José de Mulatos de Turbo (Antioquia) hacen parte de la Finca la 35, materialmente pero no jurídicamente. Allí habría ocurrido, al parecer, un despojo de tierras a campesinos.

Varios postulados a la Ley de Justicia y Paz (exparamilitares), entre ellos, Jesús Ignacio Roldán, ‘Monoleche’, han dicho que la Finca La 35 fue una escuela de entrenamiento de quienes ingresaban a las Autodefensas. Por eso esos predios entraron como parte de la reparación a las víctimas que entregaron miembros de esa agrupación ilegal.

Ahora la Fiscalía de Justicia y Paz decidió dar un paso adicional. Solicitó a un magistrado de ese Tribunal que imponga una medida cautelar sobre estos predios con el objetivo de evitar su venta, enajenación y uso, hasta tanto la Unidad de Restitución de Tierras defina si los bienes serán objeto de reparación a las víctimas de los paramilitares.

La decisión del Tribunal, conocida por Semana.com, asegura que esos predios fueron ofrecidos como reparación por parte de Jesús Ignacio Roldán, alias ‘Monoleche’, por lo cual esta medida busca evitar que el predio no sea objeto de enajenación o de cualquier gravamen, y a su vez, que un tercero alegue posteriormente en el marco del proceso judicial, la posesión del bien”.

Para el magistrado de Justicia y Paz es claro que “no sólo la titularidad, sino la posesión de tales bienes, se encuentra en cabeza de personas distintas (Jorge Pretelt y Martha Patrón) a sus reclamantes. Pero además, dice el documento, en la tradición de ese predio aparece el nombre de un excombatiente conocido como Evelio Daza, Alias ‘l 'Burro’. Esto, a la postre, complica más la situación de esos predios.

Para el alto tribunal, la Fiscalía logró demostrar mediante una declaración rendida por alias ‘Monoleche’ el 6 de octubre del 2011, que Evelio Díaz fue titular de las tierras en poder del hoy magistrado. “Tengo entendido que (Evelio Díaz) era el administrador del señor o trabajaba con el señor Jorge Pretelt que dicen que está muerto”, dijo el paramilitar.

Así las cosas, con esta medida cautelar el magistrado Jorge Pretelt y su esposa Martha Ligia Patrón tendrán que exigirse a fondo para demostrar que sus propiedades no tenían que ver con los paramilitares y que fueron compradores de buena fe.

Mientras esto ocurre y la señora Patrón aclara el tema este martes ante un fiscal, ella y su familia no podrán ni siquiera tocar sus predios, mucho menos venderlas o cederlas mientras no se termine el complejo trámite judicial, que incluye un proceso de Restitución de Tierras.


El magistrado Pretelt se ha referido al asunto y ha dicho que él y su familia "son incapaces de realizar los abominables actos" que le endilgan. 

En una investigación, el Meridiano de Córdoba revela la declaración de Emilse Hernández Díaz (hija de Manuel Gregorio Hernández, primer propietario de la finca Alto Bonito), quien asegura respecto a la venta de la finca "yo del negocio sólo se que él nunca dijo que ese señor Pretelt lo había presionado para que le vendiera, eso no. Después que él vendió la finca estuvo tranquilo por aquí, nunca se fue desplazado". 

El magistrado, refiriéndose a lo anunciado por la Fiscalía de llamar a su esposa a interrogatorio por este tema, ha escrito en Twitter: "Fiscal Montealegre, rectifique. Ni mi familia ni yo adquirimos tierras desplazando personas". 

En otro trino escribió "Fiscal Montealegre, rectifique. Quienes adquirieron los predios han reconocido que se vendieron voluntariamente y a un precio justo".