El pulso que le ganaron los trabajadores a la Andi

ANDI Foto: Archivo SEMANA

La Corte Constitucional le dijo no a la pretensiones de los industriales de tumbar parte del régimen pensional para profesiones de alto riesgo.

Pese a los intenciones de la Andi, el Gobierno seguirá teniendo abierta la puerta para extender hasta por 10 años más el régimen de pensiones para trabajadores que se dedican a labores de alto riesgo.

La Corte Constitucional le dijo no a la pretensión de la agremiación para que se dejara sin efecto la potestad que tiene el Ejecutivo de ordenar la extensión de esos beneficios por unos años más.

Y es que gracias al Decreto 2090 del 2003, trabajadores que se dedican a labores de alto riesgo, como los bomberos, servidores del Inpec y operarios mineros pueden pensionarse con apenas 700 semanas de trabajo, una vez cumplan los 55 años; no como el resto de trabajadores, que, para jubilarse, necesitan acumular 1.300 semanas y haber cumplido 57 años -en el caso las mujeres- y 62 -en el de los hombres-.

Estas condiciones especiales de pensión para personas que exponen tan notoriamente sus vidas y su integridad tenían prevista una duración de 10 años, pero prorrogables. La ley contiene una cláusula que le permite al Gobierno ordenar la extensión de estos beneficios más allá de diciembre del 2014, que es la fecha límite de duración de ese régimen pensional.

Preocupado por el impacto que la norma podría generar para los industriales, el presidente de la Andi, Bruce Mac Master, interpuso una demanda de inconstitucionalidad. Su propósito era que el Gobierno dejara de tener ese 'cheque en blanco' para que los beneficios especiales de los que gozan estos trabajadores fueran extendidos por una década más.

Para él, no era conveniente y tampoco permitido por la Constitución darle continuidad indefinida a esas condiciones especiales de pensión, en las que se establecen requisitos más flexibles para jubilarse. En su sentir, esta cláusula permitía poner en marcha de manera indefinida un régimen especial de pensiones, lo cual se encuentra prohibido por la Constitución.

Sin embargo,  para la Corte Constitucional no se trata de ningún régimen especial. Al contrario, para esa corporación, hace parte de la misma estructura de jubilación que tienen quienes se dedican a profesiones no riesgosas y en general, al mismo que pretenecen la mayor parte de los trabajadores. Al negar las pretensiones de la demanda, declaró constitucional la norma.

La Corte hizo una advertencia que puede generar inlcuso más preocupación en la Andi. Si bien la ley cobija a quienes se vinculen a estas actividades hasta diciembre del 2014 -y excepcionalmente hasta el 2024-, inlcuso después de esas fechas debe seguir teniendo aplicación.