A gritos se enfrentaron el fiscal Martínez y Claudia López

Nación

A gritos se enfrentaron el fiscal Martínez y Claudia López Foto: Carlos Julio Martínez / SEMANA
Néstor Humberto Martínez le dijo a la senadora que "vive construyendo falacias con sus trinos, arropada de impunidad". Ella le dijo "esto no es Venezuela y usted no es Maduro".
Por: Semana.com04/10/2017 14:11:00

El debate de la ley estatutaria que reglamenta la Jurisdicción Especial de Paz, este miércoles, se vio empañado por la chispa que se prendió con las críticas que la senadora Claudia López lanzó contra el fiscal Néstor Humberto Martínez. 

"Por solo anunciar debate sobre corrupción, Fiscalía detuvo arbitrariamente a Marcelo Torres y anunció imputación a Camilo Romero", fue el trino que esta mañana condimentó la discusión que llegó a su punto más álgido, cuando el fiscal Martínez terminó de enumerar los puntos que concilió con el Gobierno sobre el proyecto que reglamenta la justicia especial para la paz. 

Claudia López tomó la palabra. Aunque la senadora dedicó buena parte de su discurso a criticar los ajustes que se introdujeron tras la reunión en la Casa de Nariño, porque a su juicio le quitan dientes a la JEP, en el último minuto se despachó contra el jefe del ente investigador. 

Le puede interesar: Los pulsos que ganó el fiscal Martínez en la ley de la JEP

"Por último, lamento mucho que la Fiscalía de Colombia esté actuando como la de Venezuela. Politizada y persiguiendo a la oposición. Ayer nos hundieron el debate que íbamos a hacer por corrupción y qué casualidad que en las horas de la mañana la Fiscalía detiene, de la manera más arbitraria y bochornosa, al exalcalde de Magangué, Marcelo Torres. Su único delito ha sido derrotar a la Gata, ese es su delito y ahora lo persiguen porque anunciamos un debate en el que anunciaremos casos de corrupción en la misma Fiscalía. No señor Martínez, esto no es Venezuela y usted no es Maduro (...) Esto no es como los señores de Cambio Radical de que o se está con ellos o con la orden de captura. De modo que cuando uno no sede a las presiones para apoyar a Germán Vargas, ahí sí salen las órdenes de captura. Pero si son los aliados de Germán Vargas como Dilian Francisca Toro o el gobernador de Cauca y Cesar, ahí sí se dilatan las investigaciones", le dijo.

Aunque muchos creyeron que con pasarle la palabra a Pablo Cruz, miembro de Voces de Paz, se le bajaba el tono a la discusión, no fue así y minutos después, sentado junto al presidente de la comisión primera Roosvelt Rodríguez, el fiscal Martínez se apropió del micrófono y le respondió. 

"No puedo dejar pasar en alto los referencias que usted acaba de hacer contra mis fiscales: gente idónea, competente e íntegra que no ejerce ningún tipo de actividad judicial por criterios ideológicos", le dijo después de ceñirse a responder los reparos que tenía a la ley estatutaria. A los siete minutos fue que abandonó la postura, al verla a ella con los micrófonos apagados sacándole en cara el caso del exfiscal anticorrupción Gustavo Moreno. 

Puede ver: El punto candente de la JEP en el que coinciden Claudia López y Álvaro Uribe

"Con gran respeto la he escuchado a usted. Ahora le pido que me escuche a mí", respondió. "Usted está haciendo de manera irresponsable y sin límites unos señalamientos a hombres íntegros. El señor Moreno por acción de ese fiscal está ad portas de la extradición y es judicializado gracias a la gestión del fiscal general de la nación", decía cuando Rodríguez lo interrumpió y les pidió que midieran las palabras. Llamaron a sesión permanente y la discusión se intentó embolatar. 

"Que no le quepa duda a Colombia. La justicia es para todos. Al fiscal no le van a a amarrar las manos con la tesis de que cuando unos sectores de la política colombiana ven que parte de su membresía es objeto de judicialización entonces en esos casos hay claramente un persecución política. Ni más faltaba. Pero cuando se trata de judicializar agentes políticos y funcionarios administrativos, cuando corresponde a los partidos tradicionales aplausos. Llevamos mas de 1.100 funcionarios judicializados por corrupción. Sin ningún tipo de miramiento político. Permítame para no hablar con eufemismos, muchos de ellos del partido Cambio Radical", dijo el fiscal cuando retomó la discusión.

Era su turno y no se guardó una sola respuesta. "En lo que quieren concentrarse es en los amigos de quienes hacen oposición para decir que ellos sí tienen un régimen de inmunidad especial y en relación a ellos no se puede tocar la puerta de la Justicia. Ni más faltaba, ni más faltaba que nos traten de amarrar las manos. No va a ocurrir", gritó en el recinto. Como le ha ocurrido desde que asumió el mandato, Martínez le salió al paso a los señalamientos que le han caído por su cercanía con Cambio Radical. "La Fiscalía no es apéndice de ningún directorio político ni jefatura. Desde que crucé el umbral de la justicia no tengo sino un jefe: la Constitución nacional", concluyó. 

El cruce de comentarios prendió el debate mientras inútilmente el secretario leía un artículo del reglamento tratando de llamar a la calma. "Realizar las intervenciones de manera respetuosa", decía. Renglón seguido, Martínez le dijo a López que la detención del exalcalde no correspondía a una decisión arbitraria. Se le investiga, según dijo, por los delitos de peculado por apropiación, celebración de contratos de manera irregular y falsedad ideológica de documento. "Esos tres delitos chiquitos senadora", apuntó. 

Ella, por su parte, se paró en la raya y ahondó en los señalamientos que le había lanzado minutos antes. "Yo no he pedido impunidad para nadie (...) no mienta. Estoy pidiendo garantías. El señor Marcelo es un hombre decente que denunció a la Fiscalía que le falsificaron su firma y eso sí está quieto. Eso no avanza", replicó. "Aquí hay unas pruebas que se hunden y otras que se engavetan. En eso consiste el cartel de la injusticia. Pasa en la Corte Suprema no va a pasar en una Fiscalía en un municipio manejado por una estructura mafiosa". 

En ese instante, le recordó que en su momento metió las manos al fuego por el fiscal Moreno. "Por eso lo nombró cuota y lo nombró porque era la cuota perfecta con la que le pagaba su elección (...) Era la cuota perfecta para la politiquería de usar la justicia. Pagando favores".

La discusión se prendió y los ánimos se caldearon. "Ninguno de los nombres que usted ha mencionado me los recomendó el señor Bustos, que le quede claro. No lo digo yo, lo dijo la vicefiscal general de la nación cuando se lo preguntaron (...) esas son las falacias que usted vive construyendo en sus trinos arropada en el ambiente de impunidad que usted cree que le va a durar toda la vida", respondía el fiscal mientras ella le decía que no la amenazara. 

Le puede interesar: Gota a gota, la JEP consigue los votos que necesita en el Congreso

"Yo no hago amenazas", señaló él mientras se interrumpían uno al otro. "A mí me eligieron en la Corte Suprema con los amigos de Bustos y las personas que no eran amigas porque no tenían los votos suficientes. Fue una elección de toda la corte. Así que usted no me siga asignando padrinazgos", le dijo finalmente. El debate se diluyó y los senadores comenzaron a abandonar el recinto. De nada sirvió la moción de orden y el llamado para volver a encarrilar el debate. El Gobierno se quedó sin gente para sacar adelante el proyecto de ley estatutaria.

Los que se quedaron sentados, tenían los ánimos prendidos. El tono subió mientras los asistentes tenían la sensación de que los gritos al menos sirvieron para devolverle el interés alrededor de un tema que empezaba a languidecer. Al final, como es costumbre, el Centro Democrático abandonó el recinto. Se hacía tarde y el Gobierno se quedaba sin el cuórum necesario para terminar de cocinar lo que se comenzó a calentar con el fiscal Martínez a primera hora en la Casa de Nariño. El próximo lunes se retoma la discusión que terminó aplazada. 

RELACIONADOS

LO MÁS VISTO