Gobierno anuncia giro en la política antidroga

Nación

El país continúa siendo el segundo productor mundial de coca, materia prima de la cocaína. Foto: AP.
En la presentación del informe sobre monitoreo de cultivos de hoja de coca de la ONU se plantearon los cambios.
Por: Semana.com26/06/2014 00:00:00
La política antidroga debe reformarse. Esta es la principal conclusión del Gobierno luego de que se entregara el informe de monitoreo de cultivos de coca del 2013, elaborado por la ONU y que mostró que no hubo variación en el área de cultivos ilícitos entre el 2012 y el año pasado. Son varias las razones para que ya se piense en una estrategia distinta.

En la presentación del informe de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC por sus siglas en inglés) se dio a conocer que en el año anterior se mantuvo la siembra de hectáreas de hoja de coca en el país en poco más 48.000 hectáreas mientras que en el 2012 fue de 47.790 hectáreas, también se dijo que era hora de replantear toda la política frente a este tema.

“Aquí lo hemos hecho todo”, dijo el ministro de Justicia Alfonso Gómez Méndez para señalar que en Colombia se han implementado diferentes políticas desde el castigo punitivo hasta la sustitución de cultivos.  

¿Pero qué se debe hacer? Gómez Méndez defiende la implementación de una política en lo que lo social sea la base. “Reducción de penas en algunos casos de las llamadas ‘mulas’, mirar las causas del problema del y tráfico y los cultivos ilícitos, esa relación que hay entre zonas ilícitas y cultivos ilícitos. Replantear quiere decir tener una visión integral del problema y no simplemente la parte represiva”.

La reformulación también tendría que ver con la participación de la comunidad internacional en la lucha contra la droga. Para el Gobierno es necesario que se empiece a hacer un control al tráfico de precursores químicos, el lavado de activos y una lucha contra el consumo.

El propio ministro de Justicia confesó que algunos de estos temas ya se han discutido con el fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder. En ese país ya se ha propuesto la reducción de penas.   

Otro de los asuntos que preocupan al Gobierno es que los narcotraficantes negocien con los Estados Unidos las penas y queden protegidos por ese Estado cuando Colombia ha puesto los muertos.

El informe de la UNODC muestra un dato clave para acabar de una vez por todas con el cultivo y tráfico de estupefacientes. Allí se señala que en las zonas de control de grupos armados ilegales, Norte de Santander, Nariño, Chocó, Antioquia, Putumayo, entre otros departamentos, se ha mantenido e incrementado el cultivo de hoja de coca.

Por eso, el acuerdo alcanzado con las FARC en La Habana en el punto del narcotráfico, es importante para acabar con este negocio. “Si se implementa esto (acuerdo) se podrá logar una mirada global con sus causas sociales para atacarlas y observar el problema del narcotráfico”.

Adicional a esto, el gobierno estudia un borrador para cambiar el estatuto de estupefacientes en temas como la producción, tráfico y consumo de drogas. Este está vigente desde 1986.

Para el viceministro de Defensa, Jorge Enrique Bedoya, es importante destacar que el hay una reducción del 13 % de la producción de cocaína en el país, esto gracias a la ayuda de la fuerza pública. “Lo que pueden tener seguro los colombianos y grupos de narcotraficantes es que en la medida de que ellos se adaptan nosotros también”.    

Informe de la ONU

Colombia tiene 48.000 hectáreas sembradas con coca pero la producción de cocaína bajó en el último año, indicaron Naciones Unidas y autoridades colombianas.

Sin embargo, el país continúa siendo el segundo productor mundial de coca, materia prima de la cocaína.

La cifra de hectáreas sembradas es igual a la del año pasado, cuando se registró una caída histórica de 25% gracias a la erradicación manual, la aspersión y a que cultivadores migraron hacia otras actividades ilegales como la minería.

"Los resultados del censo muestran que al 31 de diciembre del 2013 Colombia tenía 48.000 hectáreas de coca distribuidas en 23 de los 32 departamentos del país, la misma cantidad reportada en 2012", indicó la UNODC.

Según el documento de 136 páginas, las cifras del censo son "el resultado de un efecto de compensación entre un fuerte incremento en regiones donde el fenómeno continúa vigente y una tendencia generalizada a la reducción en el resto del país".

En el departamento de Nariño, se ubica el 27 % del área sembrada, añadió la UNODC. Más de la mitad de todos los cultivos de coca se concentran en tres departamentos: Norte de Santander, en la frontera con Venezuela; Putumayo y Nariño. El 82 % de la coca está sembrada en sólo seis departamentos.

"Respecto a la dinámica de mercado se presenta una reducción del 22 % en los precios de hoja de coca en las regiones con mayor concentración de la producción, tales como Pacífico (14,3 %), Central (17,5%) y Meta-Guaviare (30,7%)", añadió.

Según el ministro de Justicia Alfonso Gómez Méndez, "Colombia sigue cumpliendo con sus compromisos internacionales, tanto en la lucha contra los cultivos ilícitos como en la lucha contra el tráfico y en materia de prevención del consumo de drogas".

El funcionario recordó que en la lucha contra el narcotráfico en los últimos 10 años en el país han muerto 197 policías.

Con AP.

LO MÁS VISTO