Iván Cepeda pide investigar testimonio de paramilitar contra Álvaro Uribe

Iván Cepeda pide investigar testimonio de paramilitar contra Álvaro Uribe

Alias 'Alberto Guerrero', excomandante del Bloque Cacique Pipintá de las AUC, quien busca beneficios de la ley de Justicia y Paz, acusa al expresidente de conformar un grupo ilegal, en su época de gobernador de Antioquia. Uribe rechaza la acusación y señala a Cepeda de "sicario moral".

El representante a la Cámara Iván Cepeda le pidió a la Fiscalía que investigue las declaraciones de un presunto jefe paramilitar, de nombre Pablo Hernán Sierra García, alias ‘Alberto Guerrero’, quien señala que el expresidente Álvaro Uribe Vélez, en su época de gobernador de Antioquia, habría conformado un grupo paramilitar. 
 
En su cuenta de Twitter, el exmandatario rechazó los señalamientos. "Iván Cepeda desesperado busca más calumnias. ¿Estará aliado con extraditados? ¿Se le puede decir algo diferente a sicario moral", dijo en un trino.
 
Cepeda grabó en video ese testimonio el pasado 19 de agosto en la cárcel de Itagüí (Antioquia), lugar que visitó en esa fecha con motivo de sus investigaciones sobre las condiciones de reclusión de las cárceles y penitenciarías colombianas, y que posteriormente dieron lugar a un debate de control político en el Congreso.
 
En esa visita, alias ‘Alberto Guerrero’, quien se identificó como excomandante del Bloque Cacique Pipintá -que operó ilegalmente en los departamentos de Caldas, Antioquia y Risaralda-, asegura que en la década de los 90 el entonces gobernador de Antioquia, Álvaro Uribe Vélez, conformó un grupo paramilitar en el municipio de San Roque (Antioquia) y que tenía una especie de ‘cuartel general’ en la célebre finca ‘Guacharacas’, que según la matrícula inmobiliaria del predio pertenece desde 1996, entre otros, a la sociedad “inversiones Uribe Vélez en liquidación”.
 
Dicho bloque paramilitar, según el testimonio, se creó para enfrentar la presencia del bloque Bernardo López Arroyave del ELN, que al parecer habría incendiado la finca Guacharacas y se había robado centenares de cabezas de ganado y caballos de paso fino que pastaban en dicho predio.
 
Según alias ‘Alberto Guerrero’, este bloque paramilitar habría incurrido en dos masacres, una en el propio municipio de San Roque y el corregimiento Providencia de ese municipio antioqueño, y que en octubre de 1996 esa organización se “legalizó” en la Convivir el 'Cóndor’.
 
Estas denuncias se asemejan a las que en el 2007 reveló en el Congreso el entonces senador del Polo Gustavo Petro, en un debate de control político sobre el origen del paramilitarismo en Antioquia. Tras ese debate, el presidente Álvaro Uribe Vélez convocó a una conferencia de prensa en Casa de Nariño para explicar el origen y tradición del predio ‘Guacharacas’.
 
Lo particular del testimonio es que alias ‘Alberto Guerrero’ dice que su declaración está motivada para recibir los beneficios de la ley de justicia y paz. El Bloque Cacique Pipintá, según información de la Alta Consejería para la Reintegración de la Presidencia de la República, y llamadas Autodefensas Campesinas del Casanare fueron los dos únicos grupos que quedaron excluidos del proceso de paz y “fueron confrontados militarmente”.
 
Según el portal Verdadabierta.com, alias ‘Alberto Guerrero’ fue condenado por el asesinato de cuatro indígenas en un resguardo ubicado en Río Sucio, Caldas, hecho ocurrido en el 2003.
 
El representante Iván Cepeda aseguró que este paramilitar , en su actividad ilegal, tuvo contacto con el llamado Bloque Metro y la mencionada convivir el 'Cóndor’.
 
En su petición a la Fiscalía, Cepeda pidió interrogar a este testigo, investigar dos masacres y el presunto pago de una recompensa por la muerte del cabecilla del ELN alias ‘Juan Pablo’, ofrecida por el entonces gobernador de Antioquia Álvaro Uribe Vélez.
 
El testimonio
 
Alias ‘Alberto Guerrero’ afirma que a mediados de la década de los 90 se conformó un grupo paramilitar en San Roque (Antioquia), que posteriormente dio lugar al Bloque Metro de las AUC, el cual habría tenido como base de operaciones la hacienda Guacharacas, de propiedad, en aquel entonces, del gobernador Álvaro Uribe.
 
El paramilitar asegura en la grabación que los fundadores de aquel grupo paramilitar fueron, además de los hermanos Álvaro y Santiago Uribe Vélez, el empresario ganadero Luis Alberto Villegas Uribe; su hermano Juan Guillermo Villegas Uribe, diputado a la Asamblea de Antioquia, y Santiago Gallón Henao, ganadero y caballista condenado por paramilitarismo.
 
Según cuenta el exjefe paramilitar, una de las causas que llevaron a la conformación del Bloque Metro fue la incursión en la región del Bloque Bernardo López Arroyave del ELN, en cabeza de Francisco Javier Zuluaga, alias 'Juan Pablo', quien dirigió la quema de la hacienda Guacharacas y el robo de 600 cabezas de ganado y varios caballos y mulares de propiedad de los Uribe Vélez. Afirma que uno de los ejemplares robados fue un macho de paso fino muy apreciado por el entonces gobernador Uribe, que luego fue utilizado por el jefe guerrillero para patrullar la región.
 
Sierra relata que después de la incursión guerrillera y el robo de los animales, el gobernador Álvaro Uribe ofreció una recompensa por información que condujera a la captura de alias 'Juan Pablo', recompensa que, según consta en sentencia del Juzgado Primero Penal Especializado de Antioquia del 9 de enero del 2003, fue cobrada utilizando el nombre y documento de una persona fallecida, luego de que el Ejército reportara la baja del guerrillero en un combate.
 
A partir de ese momento, dice Sierra, comenzaron los desplazamientos y las masacres en la región, a manos del recién conformado grupo paramilitar, y que la base principal de operaciones y reuniones era la hacienda Guacharacas. Las principales masacres ocurrieron en el corregimiento Providencia de San Roque el 13 de julio de 1996 y en el casco urbano del municipio, el 14 de septiembre del mismo año. Luego, en octubre de 1996, se conformó y se autorizó el funcionamiento de la convivir el Cóndor, dirigida por Luis Alberto Villegas Uribe, la cual operaba en el mismo territorio del mencionado grupo paramilitar.
 
Conforme a la versión de Sierra, el señor Juan Monsalve, uno de los trabajadores de Guacharacas e hijo del mayordomo de la finca, quien se encuentra actualmente en la cárcel de Cómbita condenado por paramilitarismo y otros delitos, fue testigo de todos los hechos acontecidos en esa época y miembro de la estructura criminal creada en la zona.
 
En la parte final de la grabación, el exjefe paramilitar señala que para las dos campañas presidenciales de Álvaro Uribe, todas las estructuras de las AUC recogieron dinero y lo apoyaron decididamente en las distintas regiones del país para lograr su elección.