Semana.com | Artículos de Gonzalo Guillén

Opinión

  • Gonzalo Guillén

  • 2017/03/24 08:00

    La Guajira en Washington

    En oficinas de congresistas de Estados Unidos encontramos que existía más conocimiento sobre el genocidio e interés por recibirnos para hablar de él que en cualquier instancia colombiana.

  • 2017/03/16 07:35

    La segunda enmienda

    EE.UU. ha olvidado que el derecho civil a poseer armas es, básicamente, para defenderse de gobiernos que traicionen los principios fundamentales del país.

  • 2017/03/09 08:12

    Saqueo capital

    Canal Capital, técnicamente, está “apagado”, aún así, la directora de noticias –con $40.700.000 mensuales- gana más que el presidente de la República.

  • “La guerra es como una actriz que está envejeciendo: siempre más peligrosa y menos fotogénica”, Robert Capa.

  • Las obras públicas contratadas en Colombia por Odebrecht y sus asociados son verdaderos prodigios de la corrupción, el abuso de poder y la impunidad.

  • El exterminio por hambre más grande del mundo actual ocurre en el único país del planeta gobernado por un Premio Nobel de Paz.

  • 2017/02/09 09:51

    Los peligros del arco iris

    La paz todavía es sólo un vidrio flojo expuesto a innumerables pedradas.

  • 2017/02/02 09:49

    Corrupción endogámica

    El procurador actual, Fernando Carrillo, fue condenado de por vida por la Procuraduría a la imposibilidad de ser procurador general. Fue el castigo a su participación en la fuga de Pablo Escobar ¿Qué pasó?

  • Alguna vez fui profesor universitario y casi nunca debí dictar clase realmente en vista de que los alumnos estaban atendiendo otros asuntos más importantes en sus teléfonos.

  • EE. UU. pasa a las manos del comediante de televisión y presunto multimillonario, de genio destemplado y violento. El mundo deberá pagar los platos rotos.

EDICIÓN 1821

PORTADA

Venezuela: los coletazos de la crisis

La invasión de 60 soldados venezolanos a territorio colombiano provocó una crisis que pudo terminar en tragedia. SEMANA relata cómo fueron las 24 horas de alta tensión diplomática y explica por qué puede volver a ocurrir.