Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/23/2015 9:35:00 AM

La comisión que busca ponerle fin al problema de las llantas

Varias entidades crearon la Mesa Nacional de Llantas, una junta que busca soluciones a una problemática que no tenía doliente.

Después de dos incendios en una bodega de llantas en la localidad de Fontibón, en el occidente de Bogotá, la polémica por las llantas guardadas irregularmente creció a pasos agigantados.

Para buscar una solución, la Secretaría Distrital de Ambiente y el Ministerio de Ambiente convocaron la Mesa Nacional de Llantas, una junta que busca modificar la Resolución 1457 del año 2010, que actualmente regula el plan posconsumo de llantas.

Entidades como la Agencia Nacional de Licencias Ambientales (ANLA), la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI), la Corporación Rueda Verde, la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), el Ministerio de Transporte y de Minas harán parte de esta junta, que empieza a funcionar este 23 de enero.

¿Qué propuestas saldrán de esta Mesa? ¿Qué medidas se tomarán para evitar incendios derivados de la acumulación de llantas? ¿Qué uso se les puede dar a las llantas después de terminada su vida útil? Semana.com conoció algunos de los puntos que se tratarán.


¿De quién es la culpa?

Con los incendios en las bodegas de llantas en Fontibón se descubrió que había un vacío en el reglamento de los programas posconsumo. Y cuando se preguntó quién debía asumir la responsabilidad sobre lo ocurrido en Fontibón, todas las instituciones se tiraron la pelota.

“Nosotros no recogemos ningún tipo de residuos, nuestra labor es reglamentar. Pero como hay cosas que no están claras, la Secretaría terminó asumiendo responsabilidades que no le correspondían”, aseguró Alberto Acero, subdirector de Ecourbanismo y Gestión Ambiental de la Secretaría de Distrital de Ambiente.

Acero afirmó que la idea es que los productores, comercializadores, importadores, montallantas, usuarios y “todos los actores de esta cadena” tengan clara su responsabilidad. Y ese es un punto clave que no se puede pasar por alto en esta junta.

El programa posconsumo consiste en el aprovechamiento de algunos residuos, como las llantas usadas. La Corporación Rueda Verde fue la entidad más cuestionada por el incendio en Fontibón, pues tiene gran responsabilidad sobre el programa de llantas. Además, porque la firma Green Group S. A., a quien pertenecía la bodega, trabajaba para la corporación.

Élmer Cardozo, director de Rueda Verde, le aseguró a Semana.com que la idea es dejar claras las responsabilidades y “establecer las medidas y los controles necesarios para los contratistas que trabajen con ellos. Hacer interventorías, auditorías, planes de contingencia, todo para que no se generen problemas como los ya sucedidos”.

Por su parte, la Andi también tiene muy claras sus responsabilidades y piensa defenderlas en la Mesa. Según Carlos Herrera, vicepresidente de Desarrollo Sostenible de este organismo, el papel de la Asociación será contribuir a la construcción y la consolidación de los programas posconsumo, “encontrar caminos para un mayor aprovechamiento de los residuos recolectados y generar espacios que propicien la colaboración entre actores públicos y privados”.

La responsabilidad de la Andi tiene que ver con el cumplimiento de sus políticas de sostenibilidad y responsabilidad social. “Seguiremos apoyando las iniciativas de posconsumo y se contribuirá a la consolidación de nuevos programas cuando algún sector productivo lo requiera”, dijo Herrera.


¿Para qué sirven las llantas usadas?

Lo primero que la Secretaría propondrá en la junta será incluir todo tipo de llantas en los programas de posconsumo. Según Alberto Acero, esto es muy importante, “pues sólo en Bogotá se producen más o menos 400.000 llantas de moto y no están incluidas”.

En el año Colombia produce más o menos cinco millones de llantas, sin contar la de las motocicletas. Por esa razón es necesario buscar mecanismos para encontrarle un fin determinado a este material.
Uno de los usos principales es el asfalto. En Bogotá se han hecho vías con el material que sale del tratamiento del caucho de las llantas. Incluso, la Resolución 6981 de 2011 obliga al uso de esas mezclas para las obras de transporte en la capital.

Sin embargo, la idea es que esa implementación se pueda hacer en todos los planes viales del país y por eso es de vital importancia la presencia del Ministerio de Transporte.

Según Acero, otro uso es la ecogeneración de energía. Por esa razón la junta también contará con la presencia del Ministerio de Minas. Si esto se reglamenta no sólo soluciona un problema ambiental, sino que además se encuentra una solución para la producción de energía en el país.

Lo anterior es sólo una parte del uso que se le puede dar a las llantas usadas. “Si el mercado aumenta, se pueden fabricar muebles, hacer los bebederos para los animales, hacer parques, juegos infantiles y  canchas sintéticas. Este material es 100 % utilizable”, aseguró Acero. 

Para Élmer Cardozo, de Rueda Verde, esto no es todo. Según él, con el procesamiento de las llantas se puede hacer combustible alternativo y reemplazar el  tradicional. Si esto es verdad no sólo se haría uso de los residuos, también se mejoraría el uso de recursos no renovables como el carbón y el petróleo.


¿Cuáles son los vacíos en este programa posconsumo?

Aunque este programa lleva dos años de implementación, aún no hay un mercado suficiente. Son muchos los productos que se pueden hacer con este material, pero el país aún no los conoce.
“Hay mucho material pulverizado que tenemos guardado en sacos y que se debería estar utilizando para las carreteras y para todas las otras cosas”, aseguró Élmer Cardozo, quien agregó que hace falta un desarrollo normativo que exija aprovechar estos recursos por parte de los sectores público y privado.

Por otro lado, la Andi planteará incluir un componente de investigación para que se generen nuevos usos y se llame la atención de inversionistas para el inicio de nuevos proyectos que generen valor agregado y empleo. 

Tanto la Andi como Rueda Verde están de acuerdo en otro punto. Ambas consideran que deben existir acciones concretas para acabar el contrabando de llantas y sancionar a las empresas que incumplan la obligación de tener estos planes de posconsumo.

Por último, las tres instituciones hacen un llamado a los ciudadanos para que conozcan los beneficios de tratar las llantas usadas y se trabaje en conjunto para hacer un favor al medio ambiente. Los vehículos se seguirán vendiendo cada día más y es necesario buscarles un fin determinado a las llantas usadas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.