Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/18/2014 12:00:00 AM

A Pardo le quedó gustando el Palacio Liévano

El exministro de Trabajo confiesa que su deseo es ser candidato a la Alcaldía de Bogotá.

A Rafael Pardo la ‘palomita’ que recibió de manos del presidente Santos al frente de la Alcaldía de Bogotá le quedó gustando. Fue uno de los seis alcaldes que la ciudad ha tenido en menos de tres años, y su administración, en calidad de encargado, duró apenas cuatro semanas.

Pardo, quien había renunciado al gabinete para impulsar la campaña de Santos en Bogotá, admitió en declaraciones a Caracol Radio que su deseo es la Alcaldía. “No sé qué voy a hacer, pero si me pregunta qué quiero, yo sí quiero ser alcalde de Bogotá”.

Personas cercanas al Partido Liberal, del que Pardo fue candidato presidencial y director único , aseguran que sería la primera carta de la Unidad Nacional para llegar a la alcaldía y recuperar el poder en la capital que desde el 2003 ha estado en manos de la izquierda.

Y para ello no cometerían el error del 2011 en que los partidos de la coalición de Santos llegaron divididos con Carlos Galán, Gina Parody y David Luna, circunstancia que le despejó el camino a Gustavo Petro. Por lo que liberales, Cambio Radical y La U le jugarían a Pardo.

Las veces que el exministro de Trabajo se ha medido en las urnas ha demostrado que su principal feudo ha sido Bogotá. En el 2002 fue senador con 72.000 votos, 36.000 de ellos conquistados sólo en Bogotá. Y en las presidenciales del 2010 sufrió un fuerte revés en la capital, donde no alcanzó a superar 75.000 votos y quedó detrás de Santos, Mockus, Germán Vargas Lleras y Noemí Sanín.

Lo que dejaron las elecciones presidenciales es que anticiparon la puja por Bogotá y empezaron a calentar motores de forma prematura. Porque además de Pardo, el ex vicepresidente Francisco Santos y la presidenta del Polo, Clara López, ya dieron las primeras señales de que la Alcaldía parece estar entre sus planes.

Pacho Santos dice que los más de un millón de votos del Centro Democrático son un caudal suficiente para tener un gobierno uribista, mientras que López, quien obtuvo casi 500.000 votos en la capital, dice que la prioridad del Polo será recuperar la Alcaldía.

Por su parte, Gustavo Petro y los Progresistas quieren mantener el poder en la ciudad, pero primero tienen por delante un año para gobernar y dar resultados que puedan seducir al electorado capitalino. De momento, la batalla por Bogotá hasta ahora calienta motores.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.