Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/24/2000 12:00:00 AM

Adiós y bienvenidos

Ha llegado la hora de despedir a unos colegas y darles la bienvenida a otros.

Ha llegado la hora de despedir a unos colegas y darles la bienvenida a otros. Se va José Fernando López, editor en jefe de la revista y uno de los periodistas más completos del país. El ‘Mono’, como se le conoce desde sus épocas de la revista Alternativa, entiende como pocos la trascendencia de la tarea de un buen editor, es decir, el oficio de quien guía al equipo periodístico desde la idea original de una historia, surgida a calor de una buena discusión en el consejo de redacción, hasta su publicación final. Quienes hemos tenido la oportunidad de trabajar a su lado admiramos su ecuanimidad, su capacidad de análisis y su visión integral de la realidad nacional. El ‘Mono’ se había convertido en la conciencia crítica de SEMANA, y por eso lo extrañaremos en los acalorados debates de portada cuando, ante cualquier asomo de insensatez, se cogía la punta de los bigotes, dejaba que se desarrollaran los argumentos y, con el peso de su experiencia enterraba las discusiones con cinco palabras: “La cosa no es por ahí”. Sólo nos queda desearle mucha suerte en su nuevo proyecto, Punto.com, una revista regional de Internet que será lanzada en el mes de julio en Miami. Despedimos también a Robby Klinger, editor económico, quien durante los tres años que trabajó en la revista demostró un gran sentido periodístico acompañado de un fino humor, y a Andrés Jiménez, editor de Nación, cuyos comentarios editoriales nos siguen haciendo falta.


María Teresa Ronderos, nuestra nueva editora general, no necesita mayor presentación. Luego de casi 20 años de carrera en los medios se ha ganado un merecido espacio en el selecto grupo de los periodistas más respetados del país. María Teresa tiene, como pocos, el talante de un buen periodista. Aquel que posee el olfato para encontrar las historias y la preparación para darles contexto, que tiene el rigor que lo acerca a la verdad y la honestidad que lo conduce a la independencia. Pero quizá su mayor virtud es su capacidad para dudar en un país donde todos tragan entero. Una combinación de virtudes que explica su exitosa carrera en los medios: fue directora de la revista La Nota Económica, columnista de El Espectador, editora política de El Tiempo y directora del programa de televisión Testimonio. María Teresa, además, fue galardonada con el Premio Rey de España y ha sido becaria de la Knight Fellowship for Professional Journalists de la prestigiosa Universidad de Standford.


También ingresan a las filas de SEMANA Alejandro Manrique, editor de Nación, y Ramiro Guerrero, editor económico. Alejandro viene directamente desde Nueva York, donde acaba de terminar una maestría en periodismo en la Universidad de Columbia. La llegada de Alejandro es un regreso a la trinchera del oficio pues durante los años convulsionados del proceso 8.000 fue reportero de la Unidad Investigativa de El Tiempo. Ramiro, por su parte, viene de un mundo menos turbulento: la academia. Fue investigador de Fedesarrollo y la OCDE en París, y tiene una maestría en gestión pública de la Universidad de Auvergne en Francia. No dudamos que la vinculación de Ramiro le dará una nueva dinámica a la investigación y el análisis económico de la revista. Y nuestro nuevo jefe de redacción es Mauricio Sáenz —‘Chacho’ para sus amigos— , quien además de ser una institución en SEMANA se ha ganado el liderazgo gracias a la autoridad de su criterio y a que es quizá, dentro del equipo, el que más respira periodismo por los poros.

A los que se van, buen viento, a los que llegan, muchas exitos. A Chacho, felicitaciones.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.