Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/22/2008 12:00:00 AM

Antes de su posesión

Comedidamente solicito rectificar el artículo (SEMANA #1384) en donde aparece una información relacionada con la actual directora del Inpec, doctora Teresa Moya Suta, a la que responsabilizan de haber guardado silencio a los medios de comunicación por la fuga de una interna que se encontraba en detención domiciliaria. El texto titulado ‘Baja’, desdibuja la realidad por las siguientes razones: la interna Adriana Briyuidh Vega Poveda se encontraba en detención domiciliaria desde el 7 de julio de 2008, por decisión del juzgado 19 penal municipal de garantías. En esa fecha, personal del cuerpo de custodia y vigilancia de la Reclusión de Mujeres de Bogotá, evidenció que la señora Vega no se encontraba en ese lugar. Catorce días después, el 21 de octubre de 2008, se posesionó como directora general del Inpec la doctora Teresa Moya Suta, desconociendo los hechos relacionados con la fuga, ya que la directora de la reclusión de mujeres nunca lo informó a la Dirección del Inpec. El 6 de noviembre un medio de comunicación informó sobre la fuga de la interna Vega. Hasta ese día, la dirección general desconocía de la fuga de la interna. Inmediatamente supo de la misma, la dirección del Inpec puso en conocimiento a la opinión pública de los hechos. Pese a no haber estado en la institución para la fecha del suceso y haberse enterado ese mismo día, la doctora Moya atendió a todos los medios de comunicación que la requirieron.

Ana María Escobar Fernández,
asesora de prensa del Inpec
Bogotá
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.