Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1998/05/04 00:00

ANTIPOLITICOS Y ANTIPOLITIQUEROS

ANTIPOLITICOS Y ANTIPOLITIQUEROS

Lamentablemente cuando esta comunicación llegue a sus manos, ya habrán pasado las elecciones parlamentarias. Sin embargo, voy a referirme a la columna de Antonio Caballero de la edición #826, titulada 'Los antipolitiqueros' y que tiene que ver con el tema. Lo primero que uno siente después de leer dicho escrito es desconcierto (que por lo demás es usual sentirlo al leer a Caballero, ya que en ocasiones predomina su afán de escribir en contravía, que su inteligencia analítica y deductiva); desconcierto porque de alguna manera (¿premeditada?) deja en el ambiente que los politiqueros finalmente no son tan malos porque dan unas cuantas becas o puestos de trabajo, o como Heine Mogollón hacen un puente así sea de una sola vía. Olvida entonces Caballero, que detrás de cada puesto entregado hay un compromiso muchas veces doloso de retribución, que detrás de cada reparcheo de una carretera hay millones de pesos embolatados y que detrás del puente que construyó Heine hay todo un país afectado por una demostración de la más monumental impunidad de los últimos tiempos. En segundo lugar, es claro que para reemplazar una mala política se necesita una buena política, como también es claro que no hay en este momento un Gaitán ni un Galán que nos puedan acercar a esa ilusión. Sin embargo, no por ello debemos sentarnos a justificar la corrupción pensando que "simplemente no hay más de dónde escoger". Yo creo que sí hay de dónde escoger buena gente, no porque sean antipolíticos sino porque son honestos o al menos parecen serlo, y porque se destacan con sus ideas reales de cambio. Y nuestro deber, señor Caballero, si queremos un país mejor, es acompañarlos desde donde nos toque. A unos desde las páginas de las revistas y a otros desde el anonimato. Nixon Ricardo Ruiz Cali

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.