Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2008/09/13 00:00

¡Ay de los vencidos!

¡Ay de los vencidos!

Decían y con mucho tino los romanos ¡Vae Victis! ¡Ay de los vencidos! El tiempo se ha encargado de hacer realidad la famosa frase de los prácticos hombres de Roma que crearon el derecho. Todos apuntan hoy al señor general retirado Rito Alejo del Río, (SEMANA #1375) todos quieren decir el improperio mayor contra el ex oficial, nadie fue su amigo, con nadie compartió sus días de gloria ¡Vae Victis! Es que ya la gente ha olvidado la campaña de este oficial en Urabá, el destierro de los bandidos del cañón de la Llorona en Antioquia, su lucha a muerte contra el enemigo que lo desvelaba, su incansable afán por terminar con la pesadilla de las Farc. No conozco las entrañas de su proceso por cuanto los hechos de la guerra son miserables e injustos; pero, debo decir aquí, como defensor que siempre lo he sido, que no obstante los cargos endilgados, el general cumplió un papel importantísimo dentro de la lucha por dejar un país en paz, sin los asesinos frenéticos que dicen representar  a los pobres de Colombia. Es hora entonces de preguntar al país ¿cuántos lo animaron a lo que después llamarían ellos mismos el exterminio? ¿Cuántos recibieron al general con abrazos y las frases de cajón de la hipocresía? Señor general ¡Vae victis!

Ernesto de J. Herrera Restrepo
Medellín
 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.