Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2001/07/09 00:00

Barrio peligroso

El incremento mundial de los crímenes informáticos preocupa a las autoridades.

Barrio peligroso

Camine con cuidado. Internet es un barrio peligroso. Hay rincones oscuros, puertas traseras y agujeros por donde puede ser atacado. De hecho, Internet es la fuente más frecuente —70 por ciento— de ataques a las empresas, según el reciente informe del Instituto para la Seguridad de Cómputo (CSI) y el FBI. Este estudio se basa en una encuesta anual a 538 compañías, agencias gubernamentales, bancos y universidades norteamericanas; 196 de ellas reportaron pérdidas por 378 millones de dólares. El mes pasado el FBI reveló que más de 56.000 consumidores fueron víctimas de diferentes tipos de fraudes on line por culpa de una red de estafadores desarticulada en la operación ‘Cyber Loss’, que permitió el arresto de 62 personas. Las cantidades estafadas oscilan entre los 50 y los 5.000 dólares y en total se han defraudado unos 117 millones de dólares.

Los delitos en Internet constituyen una variada gama. No sólo se trata de fraudes y estafas de carácter económico. El Informe sobre Cibercrímenes que será presentado este mes a la Comisión Europea de Delitos clasifica los siguientes tipos de delitos informáticos: acceso ilegal, intercepción ilegal, interferencia de datos, interferencia de sistemas, mala utilización de dispositivos, falsificación de datos, fraude, pedofilia (pornografía infantil) y delitos relacionados con la violación de los derechos de autor.

Un popular ataque hacker conocido como Denegación de Servicios (DoS, por sus siglas en inglés) se comete 4.000 veces por semana contra sitios web comerciales e institucionales, según un estudio de la Universidad de California dado a conocer la semana pasada. La tienda virtual Amazon, AOL y Hotmail figuran entre los blancos principales, pero también se presentan ataques DoS contra el sitio web de la Casa Blanca, del Pentágono y hasta contra de las organizaciones encargadas de la seguridad en Internet.

A pesar del crecimiento de la oferta de productos para la seguridad informática (firewalls, antivirus, encriptación, entre muchos otros) los delitos cibernéticos aumentan día a día. Interpol y FBI son dos de las organizaciones policiales que mayor preocupación han mostrado hacia los problemas de seguridad en los tiempos digitales pero, en general, las acciones legales contra el delito informático parecen marchar demasiado lento según opinan los expertos. “En un mundo donde la tecnología avanza mucho más de prisa que las sesiones del Congreso eso es lo único que puede funcionar hoy en día: mejores y más rápidos mecanismos de legislación, juicios y sentencias”, dice Bruce Schneider, una autoridad mundial en el tema.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.