Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2002/02/26 00:00

Basta recordar

Hernando Gómez Buendía al comentar un artículo del alcalde Enrique Peñalosa, dice sobre su gestión: “se construye un Transmilenio pero se deja en la quiebra al alcalde que sigue” (edición de enero 28).

Basta recordar

Hernando Gómez Buendía al comentar un artículo del alcalde Enrique Peñalosa, dice sobre su gestión: “se construye un Transmilenio pero se deja en la quiebra al alcalde que sigue” (edición de enero 28). Esa afirmación no es cierta. Y no porque lo diga el suscrito, responsable de las finanzas distritales entre 1998 y 2001. Basta recordar que el riesgo de las emisiones de deuda de Bogotá está calificado desde 1999 en nivel AA+ por Duff and Phelps, que es la calificación más alta que ha tenido la ciudad. Las nuevas emisiones del 2001 fueron igualmente calificadas como AA+ para el mercado local, y Firch en su comunicado relativo a la calificación de los bonos externos emitidos en diciembre por 100 millones de dólares, señala que de no ser por el límite soberano, la deuda de Bogotá tendría grado de inversión. La administración Mockus ejecutó el año anterior un presupuesto de inversión cercano a los dos billones de pesos, superior al ejecutado por la de Peñalosa en su primer año, lo cual demuestra que ha habido importantes recursos.

Gómez confunde la necesidad de recursos adicionales para sostener el ritmo de inversiones que le ha generado a los habitantes un mejor nivel de vida, con la capacidad para atender los compromisos. Bogotá está en capacidad de honrarlos y por eso no está en quiebra. Lo que requiere es recursos adicionales y permanentes para mantener un ritmo de inversión, ya que tanto la población como la ciudad crecen sostenidamente. Como esto es evidente el alcalde Peñalosa propuso desde el inicio el cobro de nuevos tributos como el alumbrado público, los peajes, ajustes en las tarifas de industria y comercio y nuevas valorizaciones.

Carlos Alberto Sandoval, secretario de Hacienda de Bogotá 1998-2000

Bogotá

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.