Sábado, 21 de enero de 2017

| 1998/11/16 00:00

BLASFEMO Y ATEO

BLASFEMO Y ATEO

Es obvio para cualquiera que Antonio Caballero es un pesimista al estilo Nietzche. Es evidente que tiene cierto modo melódico de escribir que invita a devorar sus columnas. Pero, lamentablemente, está claro que es un blasfemo, ateo, resentido y cínico sin parangón.Me duele, al igual que a millones de colombianos, que a veces se pase de la raya y haga aseveraciones tan bajas y falsas como las hechas en la edición del 5 de octubre de 1998, acusando a Su Santidad Juan Pablo II, hombre pacífico y conciliador al servicio de Dios, de ser un fanático violento. Si tiene pruebas de esto que las nombre, si no las tiene que se disculpe. No hay derecho ni lógica alguna en comparar al Papa con el ayatolah. Karol Wojtyla es el representante oficial de una comunidad universal de 1.000 millones de personas libres. El ayatolah es el líder obligado de unos pocos millones de esclavos iraníes. David BayerReno, Nevada, USA (Vía Internet)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.