Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1997/10/20 00:00

BOMBA DE TIEMPO

BOMBA DE TIEMPO

Deseo referirme a los artículos de María Isabel Rueda y Plinio Apuleyo Mendoza a propósito del discurso del ex presidente Alfonso López Michelsen y sus reflexiones sobre la distribución del ingreso en Colombia. El planteamiento del ex presidente se debe interpretar como un llamado a la reflexión y como una señal de alerta sobre las consecuencias que se presentarán si no se le da la atención necesaria a la distribución del ingreso. Se trata de reconocer que la estabilidad de un país no se puede garantizar mientras perdure la grotesca inequidad que, al igual que otros países en desarrollo, afecta a Colombia. Así lo reconoció el senador Francisco Frei, hermano del presidente de Chile, en un seminario hace unas semanas en Canberra. El señor Frei dijo que (a pesar de los elogios de Plinio) "la estabilidad de Chile está amenazada a menos que las condiciones de vida del 25 por ciento de su población sean mejoradas dramáticamente". El Reporte de Desarrollo Humano, publicado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, indica, en su edición de 1996, que la riqueza de 358 billonarios supera el ingreso anual combinado del 45 por ciento de la población total mundial (en otras palabras, 358 personas ganan más que 2.500 millones de personas juntas!). Por esa razón el mundo está agobiado por conflictos internos, que en su gran mayoría ocurren en países en los que unos pocos devengan hasta 100 (¿200?, ¿500?) veces más que la mayoría de los ciudadanos. Mientras los gobiernos no aborden el problema de la inequidad como una prioridad inaplazable, el mundo _y en especial Colombia_ seguirá siendo una bomba de tiempo. Erika Dávila Canberra, Australia (Vía Internet)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.