Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/5/2014 12:00:00 AM

Cartas

"Creo que no es una pesadilla. Es real y todos tenemos la culpa" Claudia Milena Vélez Torres

Innumerables plagas

Como se dice en el adagio popular ‘a más de gordo hinchado’, a nuestro desamparado país le han llegado innumerables plagas como corrupción, paramilitarismo, guerrilla, narcotráfico, politiquería, mermeladas y como si fuera poco el terrible deterioro del medioambiente tal como gráficamente presenta en SEMANA (edición n.° 1665) en los artículos ‘Pesadilla ambiental’ y ‘Muertos de sed’. Lo que actualmente estamos viviendo es el reflejo de una muerte anunciada donde a pesar de las dolorosas experiencias del invierno de años anteriores, hoy estamos padeciendo con horror un verano sin precedentes, de manera especial en las costas Atlántica, Pacífica y la región del Casanare, de nada han servido las recomendaciones de los tratados internacionales ambientales, la naturaleza nos está pasando la cuenta de cobro por la indiferencia y la incapacidad de nuestros gobernantes que por décadas, padres de la patria, presidentes, ministros del medioambiente, gobernadores, alcaldes, senadores, representantes, jamás han planteado políticas coherentes en el manejo del medioambiente; por otro lado las corporaciones regionales se han convertido en fortines politiqueros, han llegado funcionarios ignorantes en temas ambientales, sin ningún tipo de políticas y proyectos a corto mediano y largo plazo en aras de un mejor desarrollo sostenible. Si no se toman los correctivos desde ya, mañana será tarde.

Bernardo Calvache Ortiz
Chachagüí
 
De la Unidad de Restitución de Tierras

En la edición n.° 1665 de SEMANA, se publicó la columna ‘Presidente Santos, ¡Salve la restitución de tierras!’ de León Valencia. Al respecto me permito compartir las siguientes consideraciones: 

El proceso de restitución se compone de dos etapas, una administrativa a cargo de la Unidad de Restitución, y una judicial. Enfrenta obstáculos tan estructurales como la persistencia del conflicto y la desactualización de los datos registrales y catastrales. A pesar de ello, al 28 de febrero, cerca del 45 por ciento de las reclamaciones han sido resueltas y todas las demás se encuentran en trámite. Se han presentado 4.133 casos ante los jueces y estos han resuelto más de 1.000. Los números crecen cada día, ya que a diario hay nuevas decisiones administrativas y sentencias judiciales.

Las más de 1.000 decisiones tomadas por los jueces de restitución en estos dos años contrastan con las 22 restituciones logradas al aplicar la Ley de Justicia y Paz, así como con los cerca de 730 predios, que tras de 14 años, se han recuperado por la Ley de Extinción de Dominio. 

Apostarle a la rapidez, en detrimento de la calidad sería irresponsable, ya que se correría el riesgo, como se dijo, de dejar un sabor a venganza y no a justicia. El Congreso decidió que la restitución se aplicara de manera progresiva. Y tras un proceso interinstitucional surgió la microfocalización, por medio de la cual se priorizan las zonas según el número de solicitudes, pero sobre todo, según las condiciones de seguridad, validadas por el Ministerio de Defensa.

Se sugiere que se compense económicamente a los reclamantes de predios ubicados en zonas sin condiciones de seguridad. Aunque ello sería más sencillo, no aportaría al objetivo central de restablecer las condiciones socioeconómicas de las víctimas. Optar por ello también abriría la puerta a la impunidad y además, se renunciaría al objetivo de restablecer el Estado de Derecho.

Otra herramienta de política, las demandas de carácter colectivo, también es objeto de cuestionamiento. Se critica su poco uso y se sugiere que al hacerlo se impulsarían los resultados. Si bien con esta lógica se incluyó dicha posibilidad, la práctica ha demostrado que no reduce significativamente los tiempos. Dados los elementos exigidos para decidir responsablemente sobre solicitudes de restitución, la acumulación de solicitudes termina siendo una sumatoria de casos individuales, cada uno con sus respectivos tiempos. Lo contrario, adoptar decisiones generales para casos particulares comprometería el debido proceso, poniendo en riesgo la legitimidad de las decisiones. 

Ricardo Sabogal Urrego, director general de la Unidad de Restitución de Tierras 
Bogotá

Culpa de todos 

Sobre la portada de la edición n.° 1665 de la revista, creo que no es una pesadilla, es real y todos tenemos la culpa.

Claudia Milena Vélez Torres
Cali

¿Solo dos imperios?

La columna de Antonio Caballero en su edición n.° 1665 sigue fiel a su estilo franco y directo. Totalmente de acuerdo con su postura. En cuestión de relaciones internacionales la moral y la transparencia reinan por su ausencia. Tanto Putin como Obama son solo marionetas del carácter imperialista de sus países. Ahora bien, ¿dónde queda Venezuela con su diplomacia del petróleo? ¿China con su chequera de fábrica mundial? ¿Hasta la misma Alemania con sus imposiciones fiscales al resto de sus vecinos europeos? En resumen, todos los Estados desean influir con su visión de la historia (aunque solo unos cuantos puedan)... Quieren ser imperios. 

Andrés Salazar  V.
Bello
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.