Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/15/2014 12:00:00 AM

Cartas

Lamentablemente pocos oyeron la recomendación de SEMANA. Jorge Gutiérrez

Se saldrá con la suya

A propósito de su artículo ‘I took Crimea’ (SEMANA n°. 1662): son numerosas las causas que generaron  el conflicto de Crimea, pero sobresale la codicia de Putin para que Rusia vuelva a desempeñar un papel predominante en el escenario mundial, tanto en lo político como en lo militar, a la usanza de la Unión Soviética, y que esté aprovechando audazmente la debilidad ‘carteriana’ que ha desplegado Obama una y otra vez. Las medidas sancionatorias que están empezando a aplicar Estados Unidos y la Unión Europea le deben estar resbalando a Putin porque  no tardará en arremeter contra Occidente de manera que ambos lados saldrían perdiendo. Y que  Occidente no se atreva a intervenir militarmente ya que eso sería lanzar el planeta Tierra a su completa destrucción. En últimas, Putin se saldrá con la suya, Crimea será incorporada por el oso ruso y de eso que no nos quepa la menor duda. Y Putin debe estar urdiendo más planes para tragar bocaditos poco a poco. Démonos por bien servidos actuando como simples espectadores.

Carlos Reger Tlusty
Bogotá

Vía de muerte

Interesante artículo ‘La carretera de la muerte’ (SEMANA n°. 1661), pero la carreteras de la muerte número uno en Colombia son los 2,8 kilómetros en Yumbo  de la vieja ruta entre Mengua y la entrada a Dapa.

En este trayecto circulan 30.000 vehículos diarios en días laborables y ocurren casi dos accidentes por día, pues las calles que dan acceso y salida al 80 por ciento de la industria de Yumbo no tienen semáforos y los conductores se desesperan al no poder salir hacia sus trabajos y domicilios.

En enero de 2010, el entonces gobernador Abadía manifestó que todos los estudios, con más de 1.600 folios para la doble calzada en ese trayecto estaban listos y que la obra se iniciaría en agosto de ese año.

En febrero de 2013 la ministra de Transporte, Cecilia Álvarez, se comprometió a financiar la obra con 33.000 millones de pesos de aportes de la Nación. Igualmente, de acuerdo con el convenio 253 de 2013 suscrito entre Invías y el departamento del Valle, este se comprometía a aportar 31.000 millones de pesos.

Sorprendentemente, el pasado mes de diciembre la Secretaría de Macroproyectos de Tránsito y de Infraestructura de la Gobernación del Valle nos informó que se está adelantando un contrato de mantenimiento y rehabilitación por 15.500 millones de pesos. Igualmente hay un nuevo contrato con la firma Disconsultoría para ajuste de los estudios y otros por 200 millones de pesos para “estudios de gestión de prediales en esos 2,8 kilómetros. 

Evidentemente la mermelada sigue a pesar de los heridos y muertos en esta sí carretera de la muerte número uno de Colombia.

Enrique Álvarez Quelquejeu
Cali

Componendas politiqueras

La columna de la periodista María Jimena Duzán titulada ‘Escepticismo’ (SEMANA n°. 1662) expresa su sentir y en él a la inmensa mayoría de los  colombianos frente a la clase política, que,  con muy  contadas excepciones, no ha abandonado las viejas prácticas clientelistas y corruptas que desde hace años la ha caracterizado.

La contienda electoral que acaba de pasar (como seguramente será la que viene), pese a la polarización, se caracterizó por la falta de debates y de propuestas serias sobre la realidad nacional, en un país donde los índices de pobreza y de inequidad claman por una urgente y real solución.

El escepticismo y la indignación generalizados frente al Congreso como consecuencia de los escándalos ocurridos en él y  la falta de una voluntad política orientada a transformar verdaderamente las costumbres políticas se vieron  reflejados en el alto nivel de abstención (poco más del 60 por ciento) y en el elevado porcentaje de votos en blanco y no marcados. Las maquinarias con sus votos amarrados y clientelistas se impusieron sobre el voto de opinión, de tal manera que la renovación del Congreso, salvo honrosas excepciones, no pasó de ser un desiderátum. 
 
Sin embargo, esperamos que los pocos congresistas elegidos por fuera de los votos amarrados y de las componendas politiqueras, hagan oír su voz independiente con argumentos y propuestas legislativas serias, empezando por una verdadera reforma política. Serán ellos los que podrán ayudar a vencer el escepticismo y el desgano que se ha apoderado de los colombianos.

Juan Manuel Jaramillo Uribe
Manizales

Respeto para el voto en blanco

¿Por qué tanta prevención con el voto en blanco? dice Antonio Caballero en su columna ‘Voto en blanco y negro’ (n.° 1661) que “si uno vota en blanco ese blanco se descompone en todos los colores del espectro”. A los que pensamos que puede ser una buena opción nos estigmatizan de perezosos. Que no conocemos a todos los candidatos, que sí hay opciones, que ya cambiaremos de opinión. Felicito a los analistas que se han dado cuenta de que los que votamos en blanco sí votamos, y que nuestra elección es una expresión firme pero pacífica de nuestro hastío con la clase política que nos gobierna.

Juan Carlos Restrepo J.
Envigado

A dar la cara

Sobre el artículo ‘Al burladero’ publicado en la sección Enfoque (edición n.° 1661) opino lo siguiente. No hay derecho a que tantos personajes colombianos se vayan a la CIDH a arreglar sus cuentas. En Colombia la Justicia cojea (¡y bastante!), pero si no resolvemos nuestros problemas acá, estamos mal. La ropa sucia se lava en casa.

Juan Carlos Ramírez E.
Enviagado

¡No hay derecho!

El artículo ‘La parábola de Tapia’ (edición n.° 1661) pone en evidencia una idea que ha hecho carrera entre los corruptos de este país. Al parecer, con la Justicia se puede negociar como quien pide rebaja en una plaza de mercado... ¡La ciudad está patas arriba y ahora resulta que –colaborando– un poquito los responsables lavan sus conciencias y sus fortunas! Así deje de colaborar, es mejor que Tapia pague por lo que hizo a que se goce la platica que sus testaferros le han guardado.

Pedro Felipe Molina
Manizales

No es Leopoldo López

Quiero felicitarlos por el cubrimiento que su revista ha hecho de la crisis de Venezuela. Leí con gran agrado su artículo ‘Punto de quiebre’ (edición número n.° 1660). Pero me llamó la atención que hayan puesto en su portada a Leopoldo López. Si bien su arresto fue un momento muy simbólico el movimiento de las últimas semanas no ha dependido de ningún político. Son estudiantes, amas de casa, profesionales, etcétera, hartos de la incompetencia de una seudorrevolución.

Mariana Saldarriaga
Bucaramanga 

Equilibrio

Sobre el artículo ‘Del zar y otros demonios’ (edición n.° 1661). Los medios de Occidente han caído en la tentación de satanizar todo lo que hace Rusia, olvidando las guerras que Estados Unidos y Europa se han inventado en todo el mundo. ¡Hasta les parece mal que Putin vaya a pescar! Lo más valioso de su artículo es justamente haber incluido la versión rusa. Sin las dos versiones podemos terminar como FOX, o como tantos medios colombianos que no informan sino que repiten lo que les manda a decir el gobierno de turno. Necesitamos tantos puntos de vista como sea posible.

José Salazar
Medellín
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.