Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/30/2014 11:00:00 PM

Cartas

"Este es un síntoma perverso de lo bajo que ha caído la política". Julián Londoño, Medellín.

Verdades que dan miedo

Las graves revelaciones hechas por el hacker Andrés Sepúlveda relacionadas con la conducta de miembros de la fuerza pública así como el tipo de trabajo que realizó para el Centro Democrático (SEMANA n.° 1686) son de una gravedad inusitada, pues, demuestran sin ningún tipo de duda lo que ya hace mucho tiempo se sabía que desde dentro del sistema mismo y mediante maniobras evidentemente ilegales, militares y ese partido venían realizando una guerra sin cuartel contra el proceso de paz en una campaña atroz para torpedearlo.

Ahora bien, lo delicado y enjuiciable del asunto radica en que esos ataques, que de manera incontrovertible involucran la realización de conductas punibles, sean realizados por agentes del Estado, los cuales, a pesar de haber jurado lealtad a la patria y el cumplir cabalmente con la Constitución y las leyes, las están vulnerando consciente y deliberadamente, amparados en su fuero militar, lo que sencillamente es inadmisible. Con respecto al Centro Democrático, esas conductas desarrolladas por su principal jefe y todos sus seguidores dejan en evidencia el verdadero talante de quienes integran esa colectividad política. 

Óscar Villada Martínez
Manizales


Sumamente preocupante

Leo en la edición n.° 1686 la entrevista al doctor Edgardo Maya Villazón, recientemente elegido contralor general de la República, en la que expresa que en su gestión se propone hacer control preventivo en tiempo real, que es lo que se está haciendo en todos los organismos de control del mundo. Es sumamente preocupante esta manifestación del nuevo contralor, porque la misma es contraria a la Constitución de 1991 que derogó expresamente el control fiscal previo al establecer en su artículo 267, que “dicho control se ejercerá en forma posterior y selectiva...” y   por desconocer, además, que el control previo se eliminó precisamente por la intromisión inadecuada de la Contraloría en el ejercicio de la función administrativa que frecuentemente obstaculizaba, cuando no vetaba, el normal desenvolvimiento de la administración, como lo señaló nuestra honorable Corte Constitucional en la sentencia  C-716 de 2002. Dicha manifestación es aún más preocupante al advertir que si bien es cierto mediante los famosos ‘controles de advertencia’, de los cuales abusó a más no poder la anterior contralora, se revivió por la puerta de atrás el control previo y nuevamente pudieron apreciarse sus funestos efectos, la misma va en contravía del propósito en buena hora anunciado por el presidente de la República de proponer una reforma legal que acabe también con los controles de advertencia. Empieza con el pie izquierdo su gestión el nuevo contralor general e inquieta el desconocimiento que se aprecia tiene de los antecedentes del control fiscal en nuestro país. 

Segismundo Méndez Méndez
Bogotá 


De Fedegán

Me refiero al corto pero desatinado comentario que aparece en el artículo titulado ‘Viaje al planeta de las víctimas’, de la edición n.° 1684 de la revista, en el cual, refiriéndose a las organizaciones y personas que representan a las víctimas de las Farc se afirma que incluyen “…hasta grupos liderados por uribistas pura sangre como la Fundación Colombia Ganadera (Fundagan), de la representante María Fernanda Cabal”. Paso a hacer las precisiones que considero necesarias:

Efectivamente , María Fernanda Cabal –mi esposa– fue elegida representante a la Cámara por la circunscripción de Bogotá como parte de la lista del Centro Democrático.

No obstante, resulta excesiva la adjetivación de ‘uribista pura sangre’ para tratar de mostrar una relación inexistente entre el Centro Democrático y la Fundación Colombia Ganadera-Fundagan.

La Fundación Colombia Ganadera-Fundagan no es de la representante María Fernanda Cabal, como se afirma en el artículo.

La Fundación Colombia Ganadera Fundagan no es un “grupo liderado por uribistas pura sangre”, como también se insinúa equívocamente.

Fundagan es una fundación sin ánimo de lucro, creada por iniciativa de la junta directiva de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegan, un gremio respetado y respetable, con 50 años representando  los intereses y expectativas de los ganaderos colombianos. 

Fundagan tiene dos grandes líneas de acción. La primera, orientada a contribuir a la reconstrucción del tejido social rural, con programas orientados a pequeños ganaderos y campesinos. La segunda gira alrededor de la creación del Observatorio de DD.HH. Y DIH., para visibilizar a las víctimas ganaderas de la violencia. 

De ahí que resulte cuando menos irrespetuoso con la iniciativa de los ganaderos colombianos y con los objetivos, esfuerzos y ejecutorias de la Fundación Colombia Ganadera, Fundagan, calificarla con ligereza como un “grupo liderado por uribistas pura sangre”, en busca de un espacio oportunista para hacerse a la representación de las víctimas de las Farc.

José Félix Lafaurie Rivera, presidente
Bogotá


De la Fundación Rafael Escalona

Como presidenta de la Fundación Rafael Escalona y viuda del maestro me permito manifestarles que con gran extrañeza y sorpresa he leído el artículo bajo el título ‘Diez proyectos inútiles’ de la revista SEMANA donde aparece como número uno el proyecto de Ley de Honores del maestro Rafael Escalona.  ¿Desde cuándo es inútil recuperar, mantener, preservar, proteger y exaltar la diversidad cultural de Colombia? 

La fundación Rafael Escalona creada por el maestro en Bogotá ha trabajado conjuntamente con el honorable congresista Alfredo Rafael Deluque Zuleta en iniciativas que buscan la reglamentación y el respeto por el Derecho de Autor en Colombia, especialmente por los de los autores y compositores, un gremio que sufre problemas e injusticias, teniendo como gran ejemplo la experiencia del maestro Escalona con su obra.

Luz María Zambrano viuda de Escalona
Bogotá


Ley conmemorativa

Debo expresarles mi inconformidad –y con seguridad la de las gentes de Boyacá, Arauca, Casanare y Cundinamarca– por la forma peyorativa como su revista, en la edición n. 1686, se refiere al proyecto de ley conmemorativo del Bicentenario de la Campaña Libertadora de 1819, que radiqué el 20 de julio pasado en la Secretaría General del Senado de la República. Considerar esta iniciativa como un proyecto inútil es no solo un despropósito, sino una ligereza impropia de un medio que se supone actúa con rigor investigativo. 

Si quienes elaboraron la nota hubiesen leído el proyecto no se habrían atrevido a calificarlo así, pues este busca hacer competitivos a los departamentos de la ruta de la Campaña Libertadora de 1819 en la economía del conocimiento a través de planes y programas sectoriales pilotos. Pero lo que más me ha causado desconcierto, y hasta estupor, es que el Observatorio Legislativo de la Universidad del Rosario, aparezca en el informe periodístico avalando tan inexplicable descalificación.

Jorge Hernando Pedraza, senador
Bogotá


Campos de batalla

Muy importante el articulo ‘Inundados por las motos’, (SEMANA n.° 1686). Las vías se están convirtiendo en campos de batalla... Motos por la derecha, izquierda, atrás, por delante daños a los vehículos, espejos rotos y los motociclistas se hacen los que no se dan cuenta y aceleran para evitar confrontaciones. Este artículo es un aviso para las autoridades de tránsito y el Congreso. Leyes y normas que obliguen a los motociclistas al respeto y a circular con normas especiales. 
               
Gustavo Pulgarín         
Medellín

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.