Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/6/2014 9:00:00 PM

Cartas

"No importa que conservemos el periodo de cuatro años. Lo crucial es eliminar la reelección". Jorge Enrique Marulanda, Medellín.

Imitando a Hitler

Es apenas evidente (‘Rusia ataca’, SEMANA n.° 1687) que los últimos acontecimientos en Ucrania no son más que una etapa que está desplegando el Oso Ruso para anexar más territorio a su ‘diminuta’ nación, como si estuviera imitando a Hitler, quien buscaba afanosamente  ‘Lebensraum’ (espacio vital) para el ‘inmenso’ tercer Reich. Y se está valiendo de los mismos métodos que empleó su antecesor al utilizar los mismos subterfugios y mentiras al efectuar las incorporaciones que desembocaron en la Segunda Guerra Mundial. Putin está jugando con candela y puede lograr sus objetivos, aprovechando el apaciguamiento desplegado por Chamberlain en 1938, cuando Hitler ya había anexado a Austria y engullido a Checoslovaquia. Ojalá que a Putin no le pase con Ucrania lo mismo que le pasó a Hitler con Polonia. Los Estados Unidos y  la Unión Europea  han tenido la chispa atrasada y se han demostrado débiles ante las pretensiones de Putin, pero cuando se les llene la taza, el tiro le puede salir por la culata a Putin. Los Estados Unidos y la Unión Europea podrán aplicar medidas más drásticas para tratar de persuadir a Putin, pero él tiene la sartén por el mango porque en el invierno que está próximo puede cerrar la llave del gas de manera que en Europa Occidental se pueden tullir del frío. Claro está que Putin se puede pegar un tiro en el pie ya que le haría falta la platica de la venta del gas. Veremos en qué terminará esta contienda, lo más probable es que pierdan ambos o que se agarren a punta de bombas atómicas.

Carlos Reger Tlusty  
Bogotá

Increíble

‘Collar de perlas’, artículo publicado en SEMANA n.° 1685, parece que fuera ciencia ficción, pues es increíble que una universidad privada como lo es la Autónoma del Caribe, haya resistido tanto tiempo sin caer en la bancarrota o cierre, a pesar de los múltiples, cuantiosos y continuos saqueos de que fue objeto por parte de la que fue rectora de la institución, la señora Gette.  Pareciera que dicha universidad fuera más bien una entidad financiera, antes que una entidad académica, pues sus recursos son tan elevados, que se pone en duda que con el solo pago de matrículas de sus estudiantes y alguno que otro servicio educativo prestado, pueda recaudar los miles de millones que aparecen descritos en el artículo.  Se sabe que las universidades privadas trabajan, entre otras cosas, con fines de lucro económico, dados los altos costos de sus servicios educativos; pero lo descrito en el caso de esta universidad, no se compadece con lo que es una institución educativa universitaria, pues lo que se concluye es que presenta a una universidad financieramente envidiable, o que tiene ‘ayuditas extras’, que le permiten mostrarse incólume ante los devastadores derroches a su cargo, implementados por su alto directivo.

José Benigno Morales A.
Neiva

Solamente una vez

Si bien el artículo central de la última edición (n.° 1687) explica los pormenores de la reforma al Estado, resulta completamente desconcertante que el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, acapare la portada de la revista a sabiendas de que se le menciona solamente una vez en el escrito correspondiente. Resulta un total descontexto entre la grandilocuente imagen de protagonismo del ministro en la portada y su efímera referencia en el artículo.  

Sergio Salazar Villegas
Bogotá 

A cadena perpetua

Galileo Galilei no murió en la hoguera de la Santa Inquisición, como  afirman en la página 15 (Enfoque), de la revista n.° 1687. Galileo fue condenado por sostener la teoría heliocéntrica, no aceptada por la iglesia católica en aquel entonces. Fue condenado el 21 de junio de 1633 a cadena perpetua, y se le conminó a abjurar de sus ideas, lo cual hizo de inmediato (salvando el pellejo). Estuvo confinado en su casa de Florencia, desde diciembre de 1633, hasta 1638, cuando perdió la vista, y murió en Arcetri, el día 8 de enero de 1642, a la edad de 77 años. Tal vez el alcalde confundió a Galileo, con el famoso astrónomo danés de la época Tycho Braha, quien sí fue quemado en la hoguera por sostener la teoría copernicana. Finalmente, algunos biógrafos de Galileo afirman que la razón para su condena no fue la negación de la teoría geocéntrica, sino la negación de la transustanciación (presencia del cuerpo de Cristo, en la hostia consagrada).

Alberto Orrego Uribe
Manizales

Estaba en Medellín

Por medio de la presente solicito se rectifique la publicación del artículo titulado ‘La bacanal’ (SEMANA n.° 1687). El artista que aparece en la foto no es Jorge Celedón, en segundo lugar para la fecha del 23 de agosto el artista se encontraba en Medellín haciendo las fotografías de su próximo trabajo discográfico y tercero, el artista no conoce ni ha estado en ninguna reunión y mucho menos con el político relacionado en el artículo en referencia.?Por todo lo anterior y con el debido respeto, solicito se sirvan rectificar dicha información en aras de proteger y conservar el buen nombre e imagen del Jorge Celedón. 

Alfonso Castro, mánager
Bogotá

En lo mismo

Basta leer el escrito de la columnista María Jimena Duzán, en su columna publicada en el no. 1686 de SEMANA, página 35, desde el título hasta el final, para darse cuenta de que ella está cayendo en lo mismo que critica en dicha columna, y con ello está demostrando que no solamente la señora Cabal "tiene derecho a decir estupideces", pues ella también "constriñe la opinión del que piensa distinto a uno", y desde luego "... no es la mejor manera de construir un país más tolerante y más democrático...". Si queremos salir de esta guerra hay que abrirle campo no solamente a María Fernanda Cabal, a Piedad Córdoba... y a la señora Duzán.

Enrique Carrizosa Umaña
Bogotá

El Caribe en aprietos

En el artículo ‘Caribe en aprietos’ de la edición N.° 1686 de SEMANA sobre corrupción, Colombia ha sufrido primero el saqueo más grande de la historia y ahora el cáncer más grande la corrupción. 
Es verdad que el Caribe, región bella por excelencia, ha sufrido el flagelo del desvío del erario como caja menor  de las familias que han incursionado en la política, las alcaldías y las gobernaciones han servido como plataforma de lanzamiento hacia el honorable Congreso de la República, con una sarta de mentiras se han repartido los recursos de salud, educación, vías, han multiplicado el patrimonio familiar entre parrandas. De esto no se escapan la Justicia y sus carteles. 

No solamente el Caribe ha sufrido el flagelo de la corrupción, no se puede seguir estigmatizando a esta región por unos sinvergüenzas porque hay una camada de jóvenes caribeños que se han atrevido a caminar en la política con una nueva misión de inversión social, vocación de servicio a su pueblo con justicia social y por el rescate de la credibilidad y ética  hacia una Colombia nueva, libre de personajes nefastos de ingrata recordación y que el Dios todopoderoso los proteja de la acción siniestra de estos vampiros sedientos de sangre honesta y progresista.

Wilson Ruz Mejía
Montería
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.