Viernes, 2 de diciembre de 2016

| 2016/07/16 00:00

Cartas

"La llegada a la Presidencia de Estados Unidos de Hillary sería buena no solo para los estadounidenses, sino para el mundo". Maritza Ayala, Miami.

Cartas

Dilemas

Me pareció interesante y oportuno el análisis sobre la forma como se despejó, con serios nubarrones, la candidatura de Hillary Clinton (edición n.º 1784) para la Presidencia de Estados Unidos. Creo, además de lo que la revista señaló, que gran parte del escándalo por los correos de Hillary tiene uncomponente misógino, más que político. Ahora bien, me parece que más que Clinton, quien está en una encrucijada es el pueblo estadounidense que debe decidir si permite o no que un personaje como Donald Trump llegue a la Casa Blanca.

Daniela Castro, Bogotá.

Y no pasa nada

Desde hace tiempo he seguido las denuncias que ha hecho la revista SEMANA en contra de los malos manejos que la empresa española Canal de Isabel II ha tenido en la adquisición y la administración de los acueductos de Barranquilla y Santa Marta, entre otros negociados. Ahora, al leer el artículo ‘Operación Triple A’ (edición n.º 1784), me doy cuenta de que en España los administradores de esta empresa por lo menos se les ha empezado un proceso de control político, mientras que aquí en Colombia no pasa nada. Ni la Fiscalía, ni la Contraloría o la Procuraduría han abierto un proceso serio en contra de estas empresas, Inassa o sus directivos, que como lo denuncian en España y lo muestra la revista, compraron las empresas con solo la cédula.

María Teresa Martínez, Barranquilla.

Inseguridad jurídica

Veo con bastante preocupación el proceso abierto por la Fiscalía en contra del miembro del ELN Francisco Galán, que comenta León Valencia de los que no es responsable, pues para esa época el ya no era comandante del ELN. Esta determinación de la Fiscalía preocupa bastante, ya que en tiempos en que la firma del proceso de paz está a la vuelta de la esquina, casos como el de Galán podrían poner a pensar a los guerrilleros de las Farc sobre qué tanto se respetarán en un futuro los acuerdos.

Juan Alberto Fajardo, Bogotá.

Sí, significa sí

Está muy bien el optimismo de la juventud que se muestra en el artículo ‘¡Y los jóvenes?’ (edición n.º 1784), referido todo a la paz. Pero en materia de historia, de política y de polarización cualquier cosa se puede esperar en la Colombia de hoy. Aquí los adultos decidimos vivir el pasado en guerra y atraso social, mientras nuestros jóvenes se debaten entre la apatía y el entusiasmo por un plebiscito con el que esperamos refrendar unos acuerdos desconocidos, con los que se quiere construir una nueva Colombia más justa y pacífica. Es urgente conocer y entender, más que el texto de los acuerdos, la construcción de ese futuro, para lo cual es oportuno y bien recomendable la lectura y comprensión de los 100 retos que el periodismo le dio a la futura paz en la excelente separata que la revista SEMANA editó el 9 de julio.

Gustavo González R., Medellín.

Justicia a la colombiana

El artículo ‘Víctimas desconcertadas’ (edición n.º 1784) muestra la inoperancia de la justicia colombiana para los delitos de cuello blanco. Mientras que en Estados Unidos un juez fue capaz de condenar a Bernard Madoff a una pena de 150 años de prisión por los delitos de estafa, en Colombia, los máximos cerebros de InterBolsa y el Fondo Premium están a punto de salir de la cárcel por vencimiento de términos. De esta manera quedará impune uno de los casos más grandes de estafa en el país y los 320.000 millones que las víctimas esperan recuperar quedarán en el limbo. Es una lástima decirlo, pero así es la justicia de Colombia.

Javier Arturo Jaramillo, Cali.

Semana regional

Además de la información y análisis que la revista está haciendo de los grandes temas nacionales, me gusta que SEMANA le dedique también buenas páginas a la información regional, como ocurrió en la edición n.º 1784. Me parece importante que los grandes medios de la capital comiencen a ver hacia las regiones, pues allí es donde se viven los mayores problemas de Colombia. Seguramente un mayor número de noticias regionales, que destapen escándalos y desenmascaren a los políticos que impiden el desarrollo de los departamentos, ayudará a eliminar vicios como la corrupción.

Lina Ortega, Cartagena.

En pro del campo

Con referencia a la nota titulada ‘Leche por amapola’, publicada en la revista SEMANA en el especial de Empresas por la Paz, queremos manifestar que durante los más de ocho años de trabajo conjunto con las comunidades en el departamento de Nariño, nos hemos esforzado por desarrollar un proyecto de asociatividad armónico, dentro de relaciones basadas en el respeto y aprecio por la comunidad y su cultura. El proyecto de Nariño tiene su origen en algunas asociaciones ganaderas de pequeños campesinos e indígenas, el cual en un principio se realizó de la mano con el programa de sustitución de cultivos ilícitos, en el marco del Plan Colombia. Dado el éxito de la iniciativa, durante los años siguientes, se fueron adhiriendo nuevas asociaciones en diferentes municipios. Actualmente, el programa cuenta con 54 asociaciones en todo el departamento, donde Guachucal es el centro de acopio al que llegan más de 70.000 litros diarios de leche. En 2015 la compañía realizó 829 visitas de asistencia técnica en los municipios donde se desarrolla el proyecto. Desde Alpina continuaremos aportando a la prosperidad del campo colombiano, dedicando acciones hacia una producción láctea más competitiva en la cercanía y estabilidad de la relación con los ganaderos, desde un enfoque de sostenibilidad e innovación.

Cristina de la Vega Vallejo, Directora Ejecutiva Alpina Productos Alimenticios S. A. Sopó.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.