Martes, 6 de diciembre de 2016

| 2016/10/03 00:00

Cartas

Excelente edición especial, que guardaremos para nunca olvidar este momento" José Fernando Estrada, Medellín.

Cartas

En sintonía con el país

La edición especial de SEMANA con motivo de la firma de los acuerdos de paz es un trabajo periodístico notable, en sintonía con un país en el que más de tres generaciones vivieron bajo un estado de guerra. Gracias.

Mauricio García Castañeda
Bogotá

POR LA VIDA, SÍ

En referencia a ‘Por qué votar Sí’, como dice SEMANA en su edición n.º 1795, expreso: mucho antes de conocer los acuerdos de La Habana, antes de leer cartillas, editoriales y columnistas, periódicos y revistas, noticieros televisivos y radiales, ver películas y documentales, sobre la guerra y la paz, soy un convencido del Sí protector de la vida y eliminador de la muerte en la confrontación más larga y letal que hayamos sufrido los colombianos y en cualquier otra. Partidario consecuente y definido con la defensa a ultranza de la vida, porque es única, irrepetible, inviolable y maravillosa. Esencia de ser de la humanidad por sus luchas, logros y expectativas, buscadora de ideales humanos.

Ya tenemos la suficiente ilustración sobre el flagelo terminado, las consecuencias, conveniencias, posturas falseadas, leguleyadas, argumentaciones racionales, rechazos, aceptaciones, amigos y enemigos de esta magna solución alcanzada con esfuerzo, amor de patria e inteligencia. No más voces insultantes al Ejército colombiano o la insensata acusación a los próximos ilustres visitantes internacionales, de intromisión indebida en la política interna de Colombia, emanada de dos expresidentes que no pudieron acabar con el conflicto interno.

Los dados están lanzados, cargados de total respaldo internacional y de la mayoría de colombianos que defendemos la vida por encima de todo y los intereses de la nación, para beneficio global. Basta la decisión de proteger y respetar la vida para que la mayoría de los colombianos, el 2 de octubre próximo, refrendemos el plebiscito con un contundente Sí, abriendo caminos para implementar el desarrollo hacia el campo y el progreso nacional.

Omar León Muriel Arango
Medellín

Sí pero no

De su excelente edición n.º 1795 me impactó y alegró esa portada con el Sí, pero después de ver la firma de los acuerdos, después de escuchar, leer y entender el discurso de  Rodrigo Londoño, y consecuente con estar siempre en el lado de los perdedores decidí votar por el No, además de tener estos dos motivos: porque me siento más democrático haciéndolo así con quienes van a ganar perdiendo con su voto  negativo (los beneficios y el país son de todos), y porque estoy tan seguro del triunfo del Sí que poco daño me hago regalando mi voto con tal de vivir con mayor adrenalina este emocionante e histórico  plebiscito. ¡Todos menos uno por el Sí!

Andrés Maduro L.
Bogotá

Bienvenida la paz

Respetable la decisión de la revista SEMANA, teniendo en cuenta la portada de su edición n.º 1795 de inclinar sus preferencias por el Sí absoluto. Sin embargo, la revista ignoró a una parte importante de sus lectores, y dejó de ser consecuente con su política de equilibrio informativo, pues, según las encuestas, cerca de un 40 por ciento del pueblo colombiano no comparte la forma como se negociaron los acuerdos en La Habana.  
Al margen de lo anterior, bienvenida sea la paz, y confiemos que la guerrilla sea consecuente con todo lo que ello significa.

Mario Patiño Morris
Bogotá

De Hyundai Colombia Automotriz S.A.

La presente tiene por objeto rechazar categóricamente las insinuaciones de la columna escrita por el señor Daniel Coronell, ‘Sobre ruedas’, publicada en la revista SEMANA el pasado 25 de septiembre por cuanto Hyundai Colombia Automotriz nada tiene que ver con el tema de la adquisición de un automóvil por parte del juez sexto civil del circuito de Bogotá, ni tampoco con actuación ilegal alguna como se sugiere en la columna mencionada.
Hyundai Colombia Automotriz ha acudido a la justicia colombiana en legítima defensa de sus derechos, tras ser víctima de la cancelación abrupta e injustificada por parte de Hyundai Motor Company de una relación comercial, sin ningún tipo de reconocimiento, luego de 23 años de trabajar por la marca en Colombia, construyendo un negocio próspero y una imagen exitosa.

Por lo anterior, HCA ha iniciado diversas acciones y procesos judiciales para exigir que se respeten sus derechos como agente y representante de la marca Hyundai en el país, los que fueron vulnerados por una multinacional extranjera. Tales derechos son similares a los que tienen cientos de empresarios colombianos que pueden verse abocados a una situación similar, por lo que legítimamente podrían acudir a la justicia colombiana para hacerlos valer.

Dichas acciones y procesos están relacionados, entre otros, con la terminación unilateral, abrupta y abusiva por parte de la multinacional coreana de la relación contractual que la unió a Hyundai Colombia Automotriz por tantos años, por actos de competencia desleal de que fue objeto HCA, por el incumplimiento de normas atinentes a la integración empresarial, al igual que con las medidas cautelares decretadas en su oportunidad.
Respecto a la medida cautelar decretada por el Juzgado Sexto Civil del Circuito de Bogotá, que no ha sido la única ordenada por la justicia colombiana en favor de HCA, conviene que la opinión pública tenga en cuenta que, en relación con la misma, se han presentado cuatro acciones de tutela por parte del nuevo distribuidor, uno de sus empleados, un empleado de Global Car World S.A.S. y un concesionario, las cuales han sido denegadas por las distintas corporaciones judiciales que las han conocido (Tribunal Superior de Bogotá y Corte Suprema de Justicia, en forma unánime).
Del mismo modo, HCA reitera que no es cierto que la medida cautelar se haya adoptado con sospechosa celeridad, como algunos equivocadamente lo han señalado por cuanto de conformidad con la propia ley procesal colombiana el juez debe resolver la solicitud de medidas cautelares, “…a más tardar, al día siguiente del reparto de la presentación de la solicitud” respectiva (art. 588 del Código General del Proceso, norma vigente a partir del 1 de enero de 2016).

En consecuencia, las actuaciones ante las autoridades y ante los jueces, sin excepción, se han realizado con apego al más estricto derecho. Todas y cada una de las firmas de los abogados que han representado o asesorado a HCA tienen las más altas credenciales personales y profesionales. Una vez más, nos declaramos respetuosos de las determinaciones de los jueces y de la institucionalidad colombiana.

Pedro José Salcedo Visbal, representante legal
Bogotá

Otra laguna

Como suscriptor de SEMANA y como hijo del hermoso pueblo de San  Agustín, Huila, y conocedor de nuestras riquezas paisajísticas, históricas y culturales de la región, quiero aclararles sobre la publicación ‘Los milagros del nacimiento del Magdalena’, en la edición n.º 1794, la imagen que se muestra en las páginas 76 y 77 no corresponde a la laguna del Magdalena sino a la laguna de Santiago, la cual se encuentra ubicada 3,5 kilómetros al sur de la primera, dando origen a la quebrada Lambeduce, que es uno de los primeros afluentes del Magdalena a su margen derecha.

Óscar Alberto Forero González
Neiva

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.