Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/3/2016 12:00:00 AM

Cartas

"Por lo que veo, la paz quedó en vilo hasta las elecciones presidenciales de 2018" Mario Alberto Díaz. Bucaramanga

Solo eso

En relación con su portada de la edición  n.° 1804: Uribe es una de las cabezas de la oposición política. Uribe no es el abanderado de todos los que votaron No. Tampoco es la conciencia de la nación. Así, una paz sin Uribe, es solo eso.

Mauricio García Castañeda
Bogotá

Rechazo e indignación

Con cabeza fría y con un sentido de reflexión y sensatez, leo las ediciones de la revista SEMANA n.°1803 y n.°1804, encontrando coincidencia entre sus respetados y reconocidos columnistas, quienes plantean la posición testaruda, su sed de poder, y la de dilatar la consolidación de la paz en Colombia, del expresidente Uribe.

Uribe se hace el sordo, el que no ve, ni lee las redes sociales, periódicos, revistas, en donde se evidencia un rechazo e indignación a sus comentarios y postura, a la negativa de hacer la paz en Colombia, de querer seguir en la guerra, para no perder sus privilegios, que tiene del Estado. Confluyen hacia él toda clase de improperios sin que se dé por aludido. Que tristeza y desesperanza.

Queremos los colombianos, como dice el profeta Isaías, “De las espadas forjarán arados, de las lanzas, podaderas. No alzará la espada pueblo contra pueblo, no se adiestrarán para la guerra”. Parodiando esa lectura, de los fusiles de las Farc hagamos azadones, arados para que el campo sea más próspero y de las balas que no se dispararán más, para segar la vida de los campesinos, hagamos barretones y guadañas que limpien el campo para traer prosperidad y bienestar. Y que nunca más nos matemos unos contra otros, y nos adiestremos para la paz y no para la guerra como quiere Uribe.

Álvaro Sandoval Gómez
Bogotá

Paz o acuerdo

Es un irrespeto al presidente Uribe y a todos quienes votamos No al plebiscito, el titular en la carátula de la edición n.° 1804: ‘La paz sin Uribe’. Lo correcto sería ‘El acuerdo con las Farc,  sin Uribe’.

Rodrigo Velasco Lloreda
Bogotá

Mejor que la paz en la tumba

El acuerdo de paz ya está firmado, es un hecho, una realidad, es un documento que recoge la voluntad del pueblo y en el cual prevalece el interés general y sustancial sobre cualquier concesión mezquina, autoritaria y politiquera.

El Congreso de la República, como cuerpo colegiado y representante del elector primario, es el ente encargado de refrendar e implementar el acuerdo de paz. Al Congreso no lo eligieron los 5.675 guerrilleros.

Con la firma del acuerdo y su refrendación, la paz como derecho fundamental cobra fuerza ejecutoria y no hay  poder alguno que la detenga.

Danilo Yepes Recalde
Pasto

Más historias, por favor

En los medios de comunicación cada vez son más escasos los buenos textos. Por eso celebro, casi como un gol, cuando me encuentro con uno como ‘Las otras batallas’, que aparece en la edición n.° 1804 de SEMANA. Y lo celebro aún más si es a través de géneros como el reportaje o la crónica, cada vez más dejados de lado en las redacciones. Triste entregarles hoy la información a las redes sociales, es decir, a la ‘opinadera’ y a la distorsión. Las historias en este país, con conflicto o sin él, siempre estarán a la orden del día, son insumo infinito y ayuda para entender diferentes complejidades. Lo único que se necesita es voluntad para hacerlas y alguien que las ejecute bien. Los dos casos se reunieron en este artículo de su revista.

Hugo León
Bogotá

No todo es paz

Señores revista SEMANA, les voy a hacer una enorme confesión: me encanta que haya paz, pero me aburre leer sobre paz. No soporto una letra más y, a veces, busco como aguja en pajar en su revista una información distinta, algo que me haga ver que este país no solo es Santos y Timochenko, que me deje ver que para bien o para mal este país se mueve sin ellos. Son tantas las noticias sobre el tema, los análisis y cuanta cosa se les ocurre, que recuerdo lo que dijo un pensador alguna vez: “Cuando hay demasiada información, reina la desinformación”.

Andrea Morales
Cali

Gobernador, no alcalde

Como siempre encantado de leer su revista un domingo en la mañana cuando mi esposa e hija duermen plácidamente. Me atrevo a escribir ya que leyendo en su edición n.° 1804, en la sección Enfoque la nota ‘No más reinados en Risaralda’, empieza con “El alcalde de Risaralda”. Recuerden que aunque pequeño Risaralda es un departamento, y aunque existe el municipio de Risaralda en el departamento de Caldas, el alcalde no se llama Sigifredo Salazar. Muchas gracias por su atención. 

Fabián Franco Gallego
Pereira

Que pierdan la pensión

SEMANA en su edición n.° 1803 trae una buena iniciativa  de un representante en el Congreso mediante la cual los hijos que abandonen o maltraten a sus padres no podrán recibir herencia. Nos parece de elemental justicia esta propuesta del representante Rodrigo Lara. En similar sentido deben ser presentadas otras para que los ladrones de cuello blanco y todos los que con sus dolosas actuaciones hayan perjudicado al Estado respondan resarciendo con su patrimonio y perdiendo el derecho a la pensión. Pues parece que esta prestación es lo único que les duele. Así lograremos parar un poco el saqueo de los recursos del Estado que mucha falta hacen para las poblaciones más necesitadas.

Gladys Delgado Pantoja    
Pasto

Concejo o cabildo

En la edición n.°1802, página 44, sección Política, encuentro un descuido ortográfico en el subtítulo. Por favor, escuchen este consejo. Concejo con C escribirás, cuando es Cabildo, no más. Es decir, concejo municipal, siempre se escribe con C.

Paulo O. Cuartas C.
Rivera, Huila

No están de acuerdo

Este interesante tema fue tratado en Foros Semana, según la edición n.° 1790 de la revista:  Hay importantes opiniones sobre las ventajas de los organismos genéticamente modificados, pero bueno hubiera sido incluir opiniones de quienes no están de acuerdo. Los avances tecnológicos en el campo deben ser graduales y muy bien estudiados.
Las  tecnologías a ultranza benefician más a los grandes propietarios que a los pequeños o a los sin tierra que viven de las épocas de cosecha de algodón, café, caña, frutales... En la medida que estos se tecnifican los pequeños y precaristas quedan con menos ingresos.

En una entrevista radial, el gerente de Fedecafé hablo de tecnificar la cosecha de café por falta de recolectores...Creo que esta no es la solución. La federación puede hacer campamentos en las zonas cafeteras para llevar estudiantes del Sena o de universidades relacionadas con el campo. Así estos jóvenes van a conocer más del agro  y puede ser estímulo para que los hijos de los campesinos no migren.

Para lo que viene es muy importante apoyar la economía y el bienestar campesino. Con el propósito de sustituir los ilícitos, rescatar la soberanía alimentaria e invitar a visitantes del mundo a que disfruten de la riqueza y variedad de nuestros campos.

Fidel José Vanegas Cantor
Bogotá

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.