Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/18/2017 12:00:00 AM

Cartas

Da lo mismo ser nivelados por lo alto con un premio nobel que nivelados más alto todavía por ser campeones hasta en la galopante corrupción.

Síganme los malos

Se le está temiendo mucho al mal venido populísmo, pero es que “cuando no hay con quién hacer un caldo” “no vale Santa Lucia” y da lo mismo ser nivelados por lo alto con un premio nobel que nivelados más alto todavía por ser campeones hasta en la galopante corrupción. Y no es la maldición de Odebretch, portada de su n.º 1815, es la maldición de Colombia no tener memoria y de aumentar la amnesia en tiempos electorales cuando gran parte de esa maldición es tener esta clase política delfinada y especializada en hacer todos los males al país siempre a las espaldas de los poderosos que de frente sí diseñan impuestos, reciben coimas y luego nos piden el voto para seguir acostumbrándonos a lo mismo. ¡Eso sí que es maldición!Gustavo González
Medellín

De hombres y animales

Un pitbull muerde a un niño y el culpable es el niño. Hoy los animalistas han llegado a un extremo de no razón que su discurso es tan peligroso como el de cualquier déspota: demasiada ceguera, poco diálogo. Me gustó el artículo de la revista de la edición n.º 1816 que revisa las razones culturales de muchas costumbres en las que un animal es el protagonista, pues hay crítica, equilibrio, confrontación y reflexión. Todo radicalismo es peligroso, así de por medio exista una noble motivación, como, en este caso, la defensa de los animales. No gozo con el sacrificio de un toro, pero tampoco lo hago con la violencia que muchos desatan sobre aquellos que le encuentran sentido a una corrida de toros. Así se pierde cualquier derecho a exigir.
Ricardo Ruiz
Bogotá

El campo también existe

¿Cuándo el agro merecerá más que una página en su revista? (SEMANA n.º 1614) Si mi memoria no falla, el campo recientemente solo fue protagonista de los grandes medios de comunicación cuando hubo aquel paro en 2013 que, tristemente, pasó a la historia por la desafortunada frase del presidente Juan Manuel Santos: “El tal paro no existe”. Esta salida en falso, más los hechos violentos que rodearon la movilización, fueron más protagonistas que las exigencias de los campesinos. Y todo sigue igual. Me pareció muy corta la noticia sobre la vía libre de la Corte Constitucional a las Zidres, pues es un hecho que puede cimentar el futuro del país. Si al campesino se le respeta su vida, su tierra y existe una justicia comercial con lo que produce, estamos al otro lado.
Humberto Rosas
Tunja

Más estrellas

El tema a muchos les parecerá trivial, pero para mí es muy importante. ¿Por qué SEMANA en su página de cine tiene cuatro estrellas como su máxima calificación? Pocos diarios y revistas del mundo, contadas con los dedos de la mano, se niegan a darle la máxima nota, cinco, a una película si esta bien lo merece. ¿Por qué esa subestimación? No quisiera estar en los zapatos de su crítico de cine, que poco rango de maniobrabilidad tiene a la hora de calificar: no tiene muchas opciones para quedar bien. Debe ser el tipo más odiado de la redacción.
Alba Lucia Medrano
Bogotá

Las diez plagas

Parodiando el éxodo hebreo, liberándose de las ataduras de la esclavitud, es histórico y sublime el éxodo migratorio de las Farc a la paz y civilizacion. (SEMANA n.º 1814). Tuvieron que pasar más de medio siglo para terminar con las diez plagas que sufrió el pueblo colombiano por el insensato y estúpido conflicto armado, que entre otras fueron : 1. Secuestro y extorsion. 2. Masacres. 3. Desplazamiento y usurpación de tierras de los campesinos. 4. Asesinatos selectivos. 5. Reclutamiento de menores. 6. Falsos positivos. 7. Terrorismo. 8. Narcotráfico. 9. Minas antipersonal. 9. Atentados a la infraestructura.10. Asaltos y tomas de pueblos y violación de los derechos humanos. Ahora falta que el gobierno cumpla con la implementación de “la paz y la tierra prometidas” plasmados en los acuerdos de La Habana. Las zonas de paz, mal llamadas veredales, serán el último vestigio y testigos de excepción del fin de la guerra fratricida y el odio y la muerte, por ser por la patria inmortal, ‘‘¡saludan con voces de bronce las trompas de guerra que tocan la marcha triunfal!’’ (Rubén Darío. La Marcha Triunfal).
Danilo Yepes Recalde
Pasto

Dudosa accionar

En referencia a ‘La hora clave del fiscal’, edición n.º 1815, es sorprendente la retractación de lo anunciado el día 7 de febrero por el fiscal Néstor Humberto Martínez, sobre los sobornos de Odebrecht en Colombia. Reveló el fiscal que la gerencia de la campaña ‘Santos Presidente 2014’ habría recibido 1 millón de dólares, provenientes de giros de la firma Odebrecht a través del exsenador Otto Bula, al amparo del contrato de la vía Ocaña- Gamarra. Al día siguiente, el mismo fiscal general de la Nación, en rueda de prensa, dijo que la Fiscalía no tiene pruebas documentales que involucren la campaña de Santos y que ha sido el reconocido exsenador Bula, hoy detenido, quien ha hecho dichos señalamientos, e insistió en que el caso estará bajo la responsabilidad del Consejo Nacional Electoral. Con este panorama ‘aclaratorio’ se opaca la denuncia sobre el escándalo de la campaña del excandidato presidencial 2014 Óscar Iván Zuluaga, y subió a temperatura de quema el escándalo de la entrada de 1 millón de dólares a la campaña de Santos. No se entiende cómo un hombre con tanta experiencia en el sector público y privado, de gran inteligencia, tenga estos comportamientos que producen desconfianza en el accionar de las instituciones. La corrupción en Colombia es el pan de cada día para los ventajosos que arruinan la Nación, quitándoles a los colombianos unos 50 billones de pesos anuales. Urge la lucha contra el cáncer de la corrupción y su gran aliado la impunidad. Solo con una sociedad comprometida con lo legal y ético nos libraremos del flagelo. Tiene el fiscal Néstor Humberto Martínez tareas para demostrar su firmeza e imparcialidad en la conducción de la institución en casos como Odebrecht, Reficar, uribismo, Saludcoop y otros. El accionar de la Fiscalía está en la mira de nacionales y extranjeros.
Omar León Muriel Arango
Medellín

Dinerillos mal invertidos

La edición SEMANA n.º 1813 nos cita cómo unos ingenieros, César Mondragón y Juan Carlos Bastidas, crean la firma Estrategia de Valores Estraval, con la cual estafan a más de 4´.500 inversionistas y se llevan al exterior las sumar captadas. El 5 de enero Mondragón viaja al exterior con 100.000 dólares. ¡Ah! pero ¿por qué se los dejaron sacar? El desfalco total suma 600.000 millones de pesos perdidos. De otra parte no entendemos cómo el Banco Agrario, que fue creado para reemplazar a la Caja Agraria que les servía a los campesinos, resulta involucrado en préstamos billonarios a Odebrecht y a Madelena. ¿De qué sirve que el Banco Agrario tenga 20 vicepresidencias y un gran tren de burocracia paralela? ¿Todos estos dinerillos no estarían mejor invertidos para fortalecer la economía campesina y nuestra soberanía alimentaria?
Fidel José Vanegas Cantor
Bogotá

Era Juvenal

En la edición n.º 1814, en la sección ‘Cartas’, apareció la frase: “Mente sana en cuerpo sano” atribuida a Sócrates-Platón. Su autor fue Juvenal, poeta latino reseñada en su obra Sátiras. Gracias por la corrección y sigo siendo asiduo lector.
Luis Eduardo Blandón
Bogotá

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.