Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/25/2017 11:00:00 PM

Cartas

No matar la esperanza

Solo me hacía falta leer la encuesta realizada por la Universidad de los Andes, en ‘¿Quién podrá salvar la política?’ de la edición n.° 1820, para agregar más argumentos a mis hipótesis acerca de los efectos que están teniendo sobre la sociedad las tormentas masivas de escándalos políticos, donde la corrupción definitivamente es la protagonista y no hace más que dejarnos inmersos en un ambiente existencial, tortuoso, y de desconfianza; las cosas van de mal en peor, este es un pensamiento recurrente, lo preocupante es que esto no siembra en los colombianos sed de cambios ni de iniciativas.
Para el colombiano el problema no es nada menos que apocalíptico, no le ve solución, se crea una realidad sujeta a las emociones, lejana a lo racional y ahí es donde cae a lo que yo llamo el ‘pesimismo perezoso’.
Es impactante que luego de que fue necesario el paso de tanta historia para que algún día se descubriera que en la democracia está la base de la felicidad comunitaria, hoy esto se derrumbe por la horrorosa connotación que adoptó la palabra ‘política’ , todo gracias a su modus operandi en la realidad colombiana; ya ni conocemos su verdadero significado, hoy es simplemente aquella cosa atractiva para la gente bien relacionada y de la elite en busca de enriquecerse a costa del sufrimiento del pueblo.
Mi punto no es que cesen de informarnos sobre lo que está pasando, por el contrario, que las ediciones de SEMANA sigan fomentando las publicaciones de todo lo que tenemos el derecho de saber.
Paula Andrea Nieto Hernández
Barranquilla

De los electores depende
Lo más peligroso que hoy vivimos en el país no es lo que les pueda suceder a quienes violaron los topes electorales (edición n.º 1820). Lo más grave es la amnesia colectiva frente a todo lo que están demostrando hoy los escándalos de turno: que política y corrupción son inseparables en la lucha por el poder, que para sus protagonistas ‘todo vale’, incluido hacer traidora oposición a riesgo de futuras y peligrosas hecatombes, no les importa.
Mientras los políticos refinan sus métodos de lucha, nosotros los electores debemos emprender la nuestra contra esa amnesia especialmente a la hora de las urnas en 2018, porque no se nos puede olvidar que el hoy triunfante santismo nace, crece y se reproduce desde la candidatura en 2010 del uribismo, con sus cuestionados afiches y oscuros apoyos que hoy en el disenso los une en una culpabilidad lesiva a la calidad que requiere el incierto posconflicto. Desde esa calidad y de la que los electores pongamos en 2018 en las urnas dependerá que Colombia alce el vuelo del progreso, y que nuestro proceso de paz y superación sean de talla mundialista. Lo lograremos. ¡Síganme los malos!
Gustavo González R.
Medellín

Curiosa contradicción

Con preocupación estuve detectando una curiosa contradicción en su edición n.°1820; en la sección Enfoque (página 16) mencionan bajo el título ‘Cuba da ejemplo’ que el gobierno de Raúl Castro becará a 1.000 colombianos para estudiar medicina, la mitad de ellos excombatientes de las Farc. Más adelante en la página 44, el informe de las zonas veredales menciona que las propias Farc aseguran que su grado de analfabetismo es del  80 por ciento. Pregunto entonces: ¿qué clase de medicina se le puede enseñar a un guerrillero analfabeta que lo único que ha aprendido por muchos años es el manejo de un fusil en el monte?
Toda persona que se titula de medicina hace el respectivo juramento hipocrático, que más que un protocolo es un juramento público que puede hacer el graduado y es básicamente una declaración de carácter ético, que orienta al médico en la práctica de su oficio. Queda entonces en entredicho qué tan ético puede ser un médico que empuñó armas, sembró minas, secuestró y asesinó, además de ser analfabeta.
Este es solo un ejemplo de los maquillajes de un proceso de paz viciado, que se impuso a empujones y que se llena de remiendos.
Álvaro Freddy Vera C.
Santiago de Cali

Malo el meme

Bueno días, desde hace mucho tiempo soy suscriptor de la revista Dinero, y tan solo desde haces unos meses de la revista SEMANA. Primero quiero felicitarlos por la calidad y profesionalismo de la línea editorial de ambas revistas, incluso puedo decir que soy un promotor de estas publicaciones y nunca he desechado una revista, ya que prefiero compartirlas con familiares, amigos e inclusos los porteros de mi edificio.
Sin embargo, hubo algo que me sorprendió mucho en la edición n.° 1817, y fue el meme de la semana. El chiste del tartamudeo de James Rodríguez considero que es una salida en falso, y mi molestia no tiene relación alguna con que sea acerca del 10 de la Selección Colombia, va más allá. Aunque no tengo familiares con esta condición física, sí conozco un par de personas con esta limitación, y he podido ver lo frustrante y complicado que es tener una vida padeciendo esto.
Nuestro deber como seres humanos o líderes de opinión es multiplicar lo bueno y minimizar lo que sabemos que puede afectar a una o varias personas en particular. El impacto de nuestras acciones no lo determina el que lo dice, sino el que lo escucha.
Jorge Hoyos
Bogotá

Colombianos, regocijaos

El artículo ‘Dejarlo todo para mañana’ debe caerle bien a todo el pueblo colombiano, experto en dejar todo para última hora. Sin duda ahora con soporte en estudios podemos justificar nuestra procrastinación. Pronto, encontraremos estudios sobre cómo es benéfico llegar tarde a las citas, cómo está bien ser patrioteristas en extremo y más. Hasta que lleguemos, en efecto, por estudios, al codiciado primer lugar del escalafón de países más felices del mundo.
Mauricio Correa
Medellín

Feminismo, ¿qué es eso?

Aprovecho el tema que abordaron en el artículo ‘¿Feminista?’ (SEMANA n.º 1819) para ahondar en el punto del artículo: en el fondo, nadie sabe qué es una feminista. Incluso las mujeres, como Watson, que se declaran feministas, que impulsan causas en pro de la igualdad a nivel mundial y usan su fama para crear conciencia, son satanizadas por las facciones radicales de la corriente. Algunas se desnudan en revistas, pero no están de acuerdo con reinados, algunas confunden machismo con simplemente mala educación y comportamiento. Algunos, algunas… Nadie tiene idea, pero se seguirá satanizando.
Carlos Julio Restrepo
Medellín

Noticias amargas

En SEMANA n.° 1819 el columnista Daniel Samper, con su estilo ameno característico del país de los más felices del mundo, se refiere al cartel de los locos de Sucre, que al igual que el de la hemofilia en Córdoba enloquecen y desangran los recursos de la salud en departamentos donde los niños y población en general muere por falta de atención médica, pues estos recursos van a parar al bolsillo de los politiqueros ladrones de siempre.
A Daniel Samper que nos siga deleitando con estas noticias tan amargas.
Fidel José Vanegas Cantor
Bogotá

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.