Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/3/2017 10:15:00 PM

Cartas

RUEDA DE HENO
Haciendo referencia a la columna ‘Curador curado’, de Daniel Coronell (SEMANA n.º 1830), ante semejante labor investigativa lamento que, con todos los casos de corrupción que se presentan a diario en la política colombiana y otros escenarios, la indiferencia se haya apoderado por completo de nuestros grandes representantes encargados de la justicia. Les dan poca importancia a estos hechos permitiendo el desangre de la Nación a chorros; secando las arcas públicas y/o desamparando a otros afectados del sector privado.
Como una ‘rueda de heno’, en eso nos hemos convertido, con la malsana costumbre de hacer actos ilícitos que van desde pagar un pasaje y subir al Sitp cinco personas hasta recibir dádivas por perpetuarse en el poder en todos los sectores. Un cáncer que carcome las entrañas hasta permear a los más sanos o débiles.
Cristhian Fernando Pinzón Hinestrosa
Bogotá

EL DESEMBARCO PIRATA
Con relación al artículo ‘El desembarco español’ (SEMANA n.º 1830), es interesante ver las andanzas de estos europeos en nuestro país. En la historia son pocos los españoles de grata recordación, como José Celestino Mutis. Pero son numerosos los casos en los que hemos sido estafados y además les salimos a deber con sus millonarias demandas. Es muy conocida la estafa con Electricaribe, filial de Gas Natural. El fracaso energético obligó la intervención del Estado colombiano, a lo cual respondieron con una demanda por 1.000 millones de euros.
La española Sacyr se ganó la Ruta del Sol entre Sucre, Bolívar y Atlántico. No se entiende cómo, pues ellos habían incumplido un contrato. Tampoco entendemos cómo esta firma ganó la construcción del puente Pumarejo en Barranquilla.
Fidel José Vanegas Cantor
Bogotá

VERGÜENZA
El artículo ‘Pescando en el centro’ ilustra a la perfección cómo los políticos colombianos esconden sus afinidades con la izquierda o con la derecha, para ganar el voto de las personas de centro. Más allá que un acto de astucia política se me hace uno de cobardía. ¿Por qué los candidatos no son capaces de decir que pertenecen a uno u otro lado del espectro político? ¿Por qué no son capaces de conquistar a los votantes con sus ideales, así sean radicales? ¿Esa actitud solapada no será una evidencia de cómo sería un futuro gobierno de aquellos candidatos? En este sentido se me hace más sincera y valerosa la actitud de Fernando Londoño que salió a decir que el Centro Democrático era un partido de derecha.
Juan José Rivera
Bogotá


HOMENAJE AL MAESTRO
Quiero felicitarlos por el especial sobre los 50 años de Cien años de soledad. No se queda en lugares comunes, sino que ahonda en detalles y análisis novedosos. Los análisis sobre cómo la lógica de Macondo también se encontraba en África o cómo el libro ya ha dejado de influir, o los jóvenes escritores latinoamericanos, son novedosos y muestran perspectivas casi desconocidas. Ojalá sigan haciendo este tipo de homenajes a los grandes de la literatura nacional.
Lina Cuéllar
Cali

MÁS FORMAS DE INNOVAR
Me pareció interesante y valioso el artículo ‘Más cerca de la ciencia’ (SEMANA n.º 1830), en el que se dice textualmente que “sin innovación una industria no puede competir”, cosa muy cierta.
Sin embargo, una vez más, se asimila la innovación solo a la parte científica, cosa fundamental, por cierto, pero se olvida que puede abarcar muchos otros aspectos. En las organizaciones, por ejemplo, se pueden hacer innovaciones para mejorar, cambiar, replantear, resolver o modificar procesos, métodos, sistemas, productos, políticas, entre otros. Esto permite mejorar los modelos de negocio y hacer cambios organizacionales, productivos, tecnológicos, financieros y comerciales, con el fin de ser más eficientes. Las compañías ahora están sometidas a nuevos escenarios, lo que implica una necesidad imperiosa de ser creativas e innovadoras, para poder enfrentar esas nuevas situaciones en épocas de incertidumbre.
Alejandro Schnarch Kirberg
Bogotá

LO QUE DEJAN LAS ENCUESTAS
Lo que queda claro en la columna de León Valencia, titulada ‘No están Uribe y las Farc’ (SEMANA n.º 1830), es que sin estas dos fuerzas aún no hay nada claro. En el primer caso, resulta incomprensible que la decisión autocrática de una persona, en cuyo gobierno se presentaron escandalosos actos de corrupción, sea la que vaya a decidir la suerte de la próxima campaña electoral. En segundo lugar, aunque las Farc serán un actor político importante, su fundamentalismo ideológico al proponer un programa marxista-leninista no les augura muchos éxitos.
Es cierto que la corrupción, el desem-pleo y la salud son temas que preocupan a los colombianos, pero el foco del debate político será, sin lugar a dudas, el proceso de paz, máxime cuando sus opositores expresamente han manifestado su intención de volverlo trizas en caso de llegar al poder. Lo que se avecina es entonces una contienda agitada y emocional, donde lo que eufemísticamente se llama la ‘posverdad’ se impondrá sobre los argumentos. Es triste que los colombianos olvidemos que hacer la paz es más difícil que hacer la guerra.
Juan Manuel Jaramillo Uribe
Manizales


POLÍTICOS JURÁSICOS
Magnífica la edición n.º 1830 de SEMANA y la publicación adicional ‘Bogotá, justo en el centro’, especialmente por tan esperanzadora, neutral y profesional entrevista al alcalde Enrique Peñalosa. Muy bien por Peñalosa, porque siendo justos –y en honor a la verdad– son monumentales los valientes retos de gerenciar y enderezar con éxito una ciudad tan destruida y ‘torcida’ como la que recibió. Por eso debe perdonársele uno que otro momento de fracaso temporal, de tristeza emocional, de ánimo capitalino ‘deprimido’… Le sugiero al alcalde que porte, las 24 horas del día, una pancarta que rece: “Disculpe las molestias… ¡estamos trabajando!”. Y es verdad.
Eduardo Gómez Gutiérrez, MD
Bogotá

N. de la R.: Con respecto al artículo ‘El desembarco español’ publicado en la edición n.º 1830 de esta revista, Telefónica Movistar precisa que no ha presentado una demanda contra el Estado colombiano por la discusión de reversión de la infraestructura de telecomunicaciones.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.