Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/11/2014 12:00:00 AM

Cartas

"Todos deberíamos seguir la filosofía de estos jóvenes. Creer en el país e intentar cada día ser mejor"

O TODOS EN LA CAMA…

Si es cierto que, como ustedes lo escriben en la sección Confidenciales, en la edición n.° 1653, que desde el gobierno de César Gaviria y durante todos los gobiernos siguientes ha sido costumbre, a pesar de ser ilegal, otorgarles puestos y dádivas a los congresistas a cambio de su respaldo y votos, entonces ¿por qué hicieron tanto escándalo cuando lo de Uribe con Yidis y Teodolindo, siendo así que no se trataba más que de dos congresistas? En cambio, ahora les parece que la Justicia no debe preocuparse por las demandas que presentó el mismo Uribe, con pruebas, sobre las dádivas que el presidente Santos ha otorgado a más de 100.

Me parece que las malas costumbres se les deben perdonar a todos o a todos se debe castigar.

Sergio Galvis
Bogotá

AL OÍDO DEL GENERAL

El patente discurso oficial en el artículo del general Óscar Naranjo, publicado en la edición 1647, me ubicó irremediablemente en los años de oficial activo en la Policía Nacional. Se podría esperar que alguien calificado en el epígrafe del artículo, de manera excluyente, como el líder de la lucha antinarcóticos, guardara alguna distancia con el engañoso discurso de la guerra contra el narcotráfico. Pero dice que con la muerte de Escobar se logró “romper ese espiral mafioso que estaba convirtiendo al país en una narcodemocracia… Fue un nuevo amanecer que permitió comenzar a reconstruir entre las ruinas la estabilidad y la legitimidad del Estado.” Esta afirmación esperanzada pierde valor más adelante cuando “otro monstruo parecido al cartel de Medellín crecía en un falso y engañoso silencio: el cartel de Cali…El fenómeno del narcotráfico seguía intacto…” Y sigue el desengaño y no amanece: “Las guerrillas y las bandas criminales iban copando los espacios dejados por los mafiosos purasangre”. ¿Y las esperanzas de legitimidad del Estado? Cada día más refundidas. ¿Y el peligro para la seguridad y viabilidad representado en las acciones actuales de las guerrillas y las bandas criminales?

Brigadier General (r) Jorge Gutiérrez
Bogotá

¿Y NAIRO?

En el artículo ‘30 menores de 30’ me extrañó la no inclusión de Nairo Quintana, segundo en la carrera más importante del mundo, sin menospreciar la actuación de Rigoberto Urán. 

Jairo Pérez
Sogamoso

REVERSA TARDÍA

En la edición de fin de año n.° 1651-1652, el artículo ‘¡Rebajón navideño!’, que dice “El presidente y el ministro Gaviria no se quedaron cruzados de brazos para resolver la crisis de la salud”, se quiere hacer aparecer esta decisión gubernamental como una gran maniobra, en consideración al pueblo colombiano.

Para cualquier persona medianamente informada es fácil entender que la situación de libertad de precios de los medicamentos con cobros excesivos a los usuarios fue un mal creado por el mismo gobierno, que tardíamente la administración Santos trata de enmendar y lo hace en la época de fin de año para buscar un efecto favorable en la opinión.

Cuán fácil fue haber expedido ese decreto al inicio de su gobierno. Ya se sabía que era necesario, ¿por qué demorarlo tanto? El columnista debería haber sido objetivo y titular este artículo como ‘Tardía reversa a un decreto que costó la vida a muchos enfermos de todo el país’.

Arturo Cuevas Herrera
Bogotá

CONTROL A MEDIAS

Respecto al artículo sobre medicamentos ‘Rebajón navideño’ (SEMANA edición n.°1651-1652) es verdad que el ministro Gaviria da un paso importante para mejorar la salud del precario sistema de salud actual con el control de precios a algunos medicamentos. Sin embargo, es un control a medias, pues no se realiza a todos los medicamentos y, además, es al precio mayorista y no al precio final. Creo que el deber ser de este control de precios a los medicamentos es volver a lo que derogó el exministro Palacios en 2005 que era el Precio Público Máximo (PPM), para todos y cada uno de los medicamentos. Sería bueno que el ministro nos explicara a los colombianos por qué no quiere o no puede volver al PPM. 

Dr. Henry Medina Muñoz
Cali

¿MÁRTIR?

La sabiduría popular nos ha enseñado que el calvario solo lo sufren los mártires, y no considero que el señor Jaramillo de InterBolsa lo sea, ni se le parezca. Los medios de comunicación deben hacer énfasis en la liviandad de nuestra Justicia con quienes infringen la ley, y no hacer eco del sufrimiento a que se ven abocados producto de sus actos. Es igualmente infractor de la ley, y con agravantes, este señor que un conductor borracho, que con dolo da muerte a personas inocentes. Lo triste es que los dos son tratados sin rigor jurídico. Necesitamos una Justicia ejemplarizante para empezar a superar los grandes baches morales en los que estamos inmersos, y a los medios les cabe una responsabilidad en ese sentido. 

Fernando Murillo Rengifo
Villavicencio

LAS LECCIONES DE MANDELA

No podía ser más exacto el título de la portada de su edición n.°1649 ‘El último grande’.
¡Felicitaciones! Me leí renglón a renglón todo lo relacionado con el gran líder Nelson Mandela, y sería maravilloso que cuando nuestro dolido país logre la paz con reconciliación, recordemos haber aplicado “las lecciones que los políticos colombianos deberían aprender de Mandela”.
Gracias por este homenaje tan merecido.

María Luisa Macías R.
Bogotá

PEAJES URBANOS

Hay que frenar temporalmente el crecimiento del parque automotor, lo cual implicará manejar el conflicto que esto generaría con las empresas, en su mayoría importadoras, que están vendiendo vehículos como locos con planes de crédito de hasta 84 meses.

Los peajes deben cumplir dos funciones: generar recursos para invertir en vías y desestimular el uso del vehículo particular. Mucha gente concluiría que es mejor tomar un taxi, de los cuales también están llenas las ciudades. Tal vez un programa de chatarrización voluntario, en el que el gobierno compre para destruir los vehículos de modelos viejos a precio de la revista Motor, pueda servir para atenuar el conflicto con los vendedores de carros. Pero de todas maneras hay que racionalizar la expansión del mercado. En cuanto a las tarifas de los peajes, estas deberían ser diferenciales, gravando más a las 4x4 que en su mayoría trasportan una sola persona, ocupan el doble de espacio y afectan más las vías por su peso. 

Francisco Gaitán
Bogotá
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.