Viernes, 20 de enero de 2017

| 2009/05/09 00:00

Cartas

"La tradicional edición de las 100 empresas es un canto al emprendimiento colombiano" Carlos Fernández Cali

Cartas

De Plinio Apuleyo Mendoza
Después de leer las supuestas denuncias o inculpaciones de Daniel Coronell contra los hijos del presidente Uribe, el alcalde de Mosquera y funcionarios del gobierno, y las explicaciones que en esta misma revista, a manera de respuesta, dieron Tomás y Jerónimo Uribe, no encuentro base alguna para hablar de privilegios, tráfico de influencias o conductas dolosas. Pienso más bien que en Coronell predomina el propósito de crear un escándalo político para continuar su campaña de feroz ensañamiento contra el Presidente y su familia.

“No existe motivo para poner en duda la honestidad de los hijos del mandatario, ni se ve irregularidad alguna en el proceso de compra y venta de terrenos en un área que acabó siendo autorizada como zona franca”. Tal es el veredicto dado sobre este caso por el diario El Tiempo en una nota editorial. Creo que allí queda bien resumida la opinión de quienes examinan sin pasión y con objetividad las acusaciones de Coronell y las explicaciones dadas por Tomás y Jerónimo Uribe.

Otra cosa es que se hable –como lo hace también El Tiempo– de la inconveniencia de una discusión de esta naturaleza en los momentos que vive el país. ¿Significa esto que los hijos del Presidente deberían abstenerse de actuar como empresarios y tomar el camino del exilio para evitar brotes de maledicencia? No lo encuentro justo. Hacer inversiones, crear empresas y puestos de trabajo y obtener con ello beneficios económicos, así lo hagan los hijos de un presidente, es algo muy positivo y necesario en este momento, cuando estamos expuestos a las consecuencias de la actual crisis mundial.

Plinio Apuleyo Mendoza
Bogotá

La Dian y los hijos del Presidente
La dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales solicita hacer pública la siguiente aclaración, frente a la columna de opinión de Daniel Coronell ‘La falsedad’, (SEMANA #1409). 1. Lo afirmado por el periodista obedece a una interpretación equivocada que descontextualiza la Resolución 01825 de 2008. 2. La Dian revisó lo argumentado y concluyó que en la resolución no se encuentra falsedad alguna. Su contenido es transparente y veraz en el relato del proceso administrativo objeto de la misma y el párrafo citado no se puede leer aisladamente de la integralidad del acto administrativo. 3. Como prueba, citamos uno de los párrafos que demuestran la interpretación equivocada: “La sociedad Zona Franca de Occidente S. A. Usuario Operador, es una sociedad nueva, que se constituyó de acuerdo a las leyes de la República de Colombia como sociedad anónima, mediante la escritura pública No. 0001685 de la Notaría 34 de Bogotá del 16 de junio de 2008 y fue inscrita el 19 de junio de 2008 bajo el número 00013049 del libro IX”.
Es claro entonces que la Dian al momento de expedirla, verificó el cumplimiento de todos los requisitos legales, entre los cuales se encuentra la demostración de la existencia de la persona jurídica nueva. Si bien al hacer el análisis del plan maestro de desarrollo general de la zona franca, se citó la fecha inicial de presentación de la solicitud a nombre del NIT 900.224.887, no quiere decir esto que el acto administrativo está viciado con supuestas falsedades en su motivación, pues éste se fundamentó en el estudio de un conjunto de requisitos que el solicitante acreditó en debida forma y de manera previa al otorgamiento de la autorización; cita esta que no vicia el acto con imaginarias nulidades.
4. La Dian es una entidad estrictamente técnica y cuyas actuaciones se ajustan a derecho y por lo tanto afirma con certeza la plena legalidad de la Resolución No. 01825 del 18 de diciembre de 2008, la cual tampoco adolece de falsa motivación, como lo sostiene el columnista, por cuanto el hecho que se presenta como falso, descontextualizándolo, no es fundamento de la resolución.

Néstor Díaz Saavedra, director de la Dian
Bogotá

Del ministro de Comercio
Quisiera hacer una aclaración a ustedes y a sus lectores frente a una información dada en las entrevistas que concedí a RCN y La FM el 20 de abril, a las que alude Daniel Coronell en su columna de la edición #1409. Cometí una imprecisión al mencionar que siendo presidente de Proexport, había recibido un derecho de petición del citado columnista. Al revisar los archivos, encuentro que el derecho de petición recibido el 10 de mayo de 2006, cuando me desempeñaba en el cargo mencionado, fue interpuesto por otro periodista sin relación alguna con SEMANA.

Luis Guillermo Plata, ministro de Comercio, Industria y Turismo
Bogotá

Justo reconocimiento
¡Bravo! El justo premio internacional que les otorgó Coha y que se suma a los merecidos reconocimientos que ya tienen, constituye un gran aliciente a esa titánica labor que vienen desarrollando en procura y defensa de la democracia colombiana, cada día más asediada y mancillada por un régimen corrupto, cínico, mentiroso y basado en ilegalismos sin cuento. Dicho premio, por y a “la integridad y el coraje de sus periodistas” , a pesar del “acoso” criminal al cual son sometidos, permite tener la esperanza que esa “vulnerabilidad” de nuestra democracia será superada. Sigan adelante con su labor como un faro de luz y una verdadera reserva moral, pues, nunca como ahora, se precisa tanto de ese ‘cuarto poder’ ante los desmanes del príncipe y su cortesanos.

Óscar Villada Martínez
Bogotá

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.