Sábado, 4 de julio de 2015

| 2009/08/22 00:00

Cartas

"Después de leer el artículo de portada, no se sabe si Chávez es mitómano o farsante", Eduardo Montoya, Bogotá

Cartas

Importar gringos
Pequeños comentarios en relación con sus dos revistas más recientes: 1- Lo que nos faltaba a las mujeres colombianas: que nuestros “hombres” tuvieran que importar gringos para que nos “cuiden” y además nos embaracen y de remate nos violen con desplazamiento incluido. 2- Dicen que van a traer los gringos para que “acaben con la droga” colombiana: sabemos que vienen muchos y que son unos duros para consumirla, pero… ¿si lograrán acabar con toda? De todas formas sería muy bueno porque ya no habría que mandársela y se acabaría el “narco-trafico” . 3- ¿Hasta cuándo “la biblia” que tenía ‘Raúl Reyes’ en su computador servirá para aclarar, en pequeñas cápsulas y de acuerdo a las necesidades, todo lo humano y lo divino, lo nacional y lo internacional que sucede en este planeta? 4- Por último: ¡Qué joya! el artículo de Caballero en su última revista...

Martha Lucía Correa Escobar
Medellín

Por higiene mental
Uno de los aspectos que más alimentan a un megalómano (SEMANA # 1424) es el de armar escándalos y ver su imagen por todas partes y crear polémicas que los medios publiquen. Se han preguntado ¿qué pasaría en Colombia si los medios se ponen de acuerdo y por un lapso amplio no publican ni hacen ninguna alusión al loco cuasirrevolucionario que se cree la reencarnación de Bolívar? Por favor, contribuyan con nuestra higiene mental.

Martha Lucía Arenas de Restrepo
Bogotá

Amargas experiencias
Por estar en desacuerdo con la presencia militar norteamericana en nuestro país, estuve leyendo el artículo ‘Por qué sí a las bases’ de la revista #1423, tratando de encontrar algo positivo que me diera otra visión sobre el tema, y la verdad es que no encuentro dentro del mismo una justificación valedera para este título.?Agradezco a la revista SEMANA, pues ahora sí que estoy convencido de que no ganaremos nada. Históricamente no existe un pedazo de tierra en el mundo (incluido nuestro hermoso país) donde la presencia militar norteamericana no haya dejado amargas experiencias.

Elverth Marín
Cali

Interrogante insoluble
El ex presidente César Gaviria en su artículo ‘La indeleble huella de Galán’ (SEMANA #1424) hace –como él mismo lo advierte– un esbozo de las ideas políticas de Luis Carlos Galán, en las que destaca su visón ética de la sociedad colombiana, su preocupación por enaltecer la política como un instrumento de transformación social, su interés por alcanzar una comprensión cabal de los problemas del país y la necesidad de brindarles soluciones acordes con los nuevos tiempos y, en fin, el haber sido uno de los inspiradores de la Constitución de 1991.
 
Sin embargo, siempre existirá el interrogante de saber si ese ideario democrático que Galán abanderaba lo habría podido materializar en el evento de llegar a la Presidencia de la República en 1990, cuando al ver reducido el caudal electoral del Nuevo Liberalismo frente a la arrobadora maquinaria liberal oficialista, se produjo lo que, en su momento, se conoció como la “toma del Partido Liberal”, que lo llevaría a establecer alianzas –algo que él mismo había combatido– con quienes en el pasado habían sido sus enemigos políticos por encarnar los peores vicios de la política colombiana.

Inicialmente negoció con el presidente del Partido Liberal, Hernando Durán Dussán, asesor político, junto con Alberto Santofimio Botero, del Grupo Morena y de los extraditables y, poco después, con el ex presidente Julio César Turbay Ayala, a quien en el pasado había increpado hasta la saciedad. A este hecho se podrían sumar otros interrogantes como cuál hubiese sido su manejo de la crisis energética o su posición frente a la política neoliberal. Son preguntas que su aleve y condenable asesinato nos dejó sin respuesta.

Juan Manuel Jaramillo U.
Manizales

Mompox por siempre
En Colombia hay un malentendido urbanístico en cuanto a conservación de las ciudades coloniales, entre ellas, el mejor ejemplo es Mompox. (SEMANA # 1411). En Europa las ciudades se conservan a pesar del modernismo urbano que las azota. Palma de Mallorca es un buen ejemplo de ello, tiene tres zonas vitales y diferenciadas: el centro histórico, el centro propiamente dicho y el extrarradio. La Alcaldía está manteniendo vital la parte histórica haciéndola muy interesante, colorida y comercial. Propone planes de restauración de fachadas e interiores, cambios de uso en caso de hacerse necesario y cualquier política que haga posible su conservación como ciudad y así evitar el derribo, que en Colombia genera ciudades nuevas sobre ciudades antiguas. Para eso no hay que pelear con el modernismo urbano, pues quien diga que para conservar a Mompox hay que mantener una piel urbana blanca y colonial, no tener buenas carreteras de acceso y una pista aérea inadecuada, es poco menos que idiota.

Ángela María Pérez Moreno
Palma de Mallorca

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×