Lunes, 16 de enero de 2017

| 2010/02/20 00:00

Cartas

"Dar nuestro voto a un apellido conocido, no es necesariamente malo. Lo malo sería permitir que gobernaran sin escrutinio y sin responsabilidad social" Sandra Brody, Bogotá

Cartas

Del Grupo Manuelita
En uno de los documentos que hacen parte de los anexos de la columna de Daniel Coronell,? se indica en septiembre 22 de 2009 que Manuelita estaría tramitando una donación a la Corporación Colombia Cambió.

Apoyado en ese documento, el columnista da a entender que Manuelita habría cometido un acto irregular por realizar una donación como persona jurídica a esta corporación y adicionalmente al haber sido beneficiario del programa Agro Ingreso Seguro.

Al respecto quisiera hacerle las siguientes precisiones y observaciones:

1) Manuelita no ha realizado aporte alguno a la Corporación Colombia Cambió ni a la campaña del ex ministro Arias.

2) En nuestra larga historia y tradición empresarial hemos apoyado campañas políticas bajo los criterios de promoción del sistema democrático, sin distinción de partido e independientemente de si los candidatos son afines o no al gobierno de turno.

3) Con relación a Agro Ingreso Seguro, Manuelita aplicó debidamente a la segunda convocatoria pública nacional para sistemas de riego del Ministerio de Agricultura para la construcción de un pozo profundo en la Hacienda La Rita, con el objetivo de aumentar la productividad de esa finca de caña de azúcar en un 14 por ciento. El Iica, encargado de calificar y verificar la ejecución de los proyectos objeto del programa, aprobó el proyecto por 316.350.820 pesos, de los cuales 110.087.820 pesos corresponden a aportes de Manuelita y 206.263.000 pesos al gobierno. A Manuelita S.A. también le fue declarado elegible en agosto de 2009 otro proyecto similar para un pozo en la finca Zainerita, sobre el cual no ha habido desembolso hasta la fecha.

4) En nuestro grupo rige un código de conducta para todos sus colaboradores y miembros de juntas directivas, en el que se establece la política de actuar siempre con integridad y transparencia, de acuerdo con altos estándares éticos y morales, y se prohíbe expresamente utilizar fondos o activos de la organización para cualquier propósito que viole la ley o las normas éticas y sociales.

Harold Eder, presidente Grupo Manuelita
Cali


¡Qué tal con el Metro!
El caos del IDU (SEMANA # 1450), demuestra una vez más la arbitrariedad de licitar megaobras sin diseños definidos, y dejar a la voluntad de los contratistas la solución de trascendentales aspectos, indispensables para llevar adelante trabajos de tal magnitud. Es preciso recordar que la ingeniería es una profesión caracterizada por la exactitud, y como bien lo menciona la revista, si esto pasa con un paso deprimido de tan sólo 400 metros, ¿qué no ocurrirá cuando finalmente se pueda concretar la construcción de una primera línea de metro?

Antonio José Marulanda Rojas
Glendora, California


Peor la cura...
El Ministro de Protección Social disfruta de las mieles del poder desde 2003, y nunca se enteró de la grave crisis de la salud (SEMANA # 1450). Cuando alguien lo enteró de la magnitud del problema, el Ministro se apresuró con un remedo de reforma, de un tema que sin duda desconocía, por los desastrosos resultados. El país cuenta con un número respetable de profesionales de la salud, conocedores como los que más, de esta problemática, con la autoridad moral e intelectual para proponer reformas estructurales que doten al país de las disposiciones que garanticen la atención médica que merecemos todos los colombianos. ¿Será que el ministro Diego Palacio, después de este rotundo fracaso, se cree idóneo para continuar ocupando esta importante y delicada Cartera?

Francisco Zambrano Ortiz
Bogotá


Hermanos matando hermanos
Allá en las Farc también hay falsos positivos como lo muestra el artículo ‘Los Fusilados de las Farc’ (SEMANA #1450). Ese es el embrutecimiento de esta la guerra fratricida, que llevamos por mas de 50 años y que muy pocos reconocen como tal. Colombia no puede seguir convertida en un machacadero de carne. Hay que buscar una salida urgente a este desastre humanitario. Si no hay solución militar, buscar la solución política como se hace con los ‘paras’ y las Bacrim de Medellín. Pero para cualquier persona sensata, esta mortandad no puede seguir.

Cipriano Armentero
Medellín

Sin justicia
Como lo dice en su entrevista la Presidente de la Comisión Interinstitucional de la Rama Judicial, ante la crisis actual la figura de ministro de Justicia es fundamental, además de la apropiación debida de fondos. En un sistema capitalista, ¿cómo se pretende que haya justicia sin los recursos necesarios?

Carlos Alirio Quintero Lesmes
Bucaramanga

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.