Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/12/2011 12:00:00 AM

Cartas

"Excelente y sobrecogedor informe. Por primera vez le vemos las entrañas al monstruo que tiene acabado a este país", Carlos Orbegozo, Medellín

Desde la educación

Hay que ser franco: la culpa de que el virus de la corrupción siga y siga propagándose por Colombia, según lo referenciado en SEMANA edición #1505, es porque en algunas escuelas, colegios y universidades les enseñan a los estudiantes más sobre el valor del dinero y del poder para ser el mejor de todos, a cualquier costo, que los principios morales, éticos y religiosos.

Fernando Cortés Quintero
Bogotá


El mal ejemplo

Con respecto a la portada de la edición #1505, me permito el siguiente comentario: el grado actual de corrupción del país es fruto del mal ejemplo que nos dejaron la yidispolítica, los ‘falsos positivos’, las ‘chuzadas’ del DAS, Agro Ingreso Seguro y las falsas desmovilizaciones, bajo la práctica del ‘todo vale’.

José Miguel Morales Wagner
Medellín

Los aeropuertos del Eje

En relación con su artículo ‘Demasiadas pistas’ (SEMANA #1505), en el caso de los aeropuertos del Eje Cafetero, no hay que buscar el ahogado aguas arriba, como se dice coloquialmente. Pereira construyó Matecaña hace más de sesenta años, como un componente básico de su competitividad. Lo hizo con sus propios recursos y por ello pertenece a la municipalidad. Fue ampliada su longitud de pista y se construyó una nueva terminal de pasajeros en 1965.

Más recientemente se contrató con la Aeronáutica Civil un Plan Maestro, ahora en marcha, que mejora las condiciones de operación y seguridad y permite, con prediseños elaborados por la Asociación de Ingenieros de Risaralda, adecuarlo a la categoría 4D, que lo habilitará para vuelos transoceánicos cuando las necesidades del mercado lo requieran. Vale la pena anotar que las inversiones totales en Matecaña son significativamente menores con respecto a las que habría que hacer en Palestina o Cartago. El de Armenia nació también del empuje de los quindianos, pero con fuertes inversiones nacionales y pertenece a la Nación.

En Pereira nunca cuestionamos la decisión del gobierno nacional de apoyar el Aeropuerto de Palestina, por cuanto siempre hemos considerado legítimo el derecho de los caldenses a tener su propio aeropuerto, más aún si es su deseo aportarle cuantiosos recursos de la región. Pero siquiera pensar ahora que Pereira, cuyo aeropuerto, como ya se dijo, arrancó hace sesenta años y cuenta con el 60 por ciento del mercado, renuncie al suyo en beneficio de otro ubicado en otra parte sería una absoluta tontería.

Fernando Agudelo Velasco
Pereira


Sí las efectuó

He leído con entera fruición la edición #1505: un placer discurrir por las ideas, pensamientos y análisis de todos y cada uno de sus admirables columnistas y, de sobremesa, la gráfica inteligente de Vladdo. En la sección Nación leo un artículo relacionado con el caso del vínculo de Sabas Pretelt con los paramilitares, mediante el cual el mencionado, en esa época ministro del Interior y de Justicia, pedía ayuda para lograr la reelección de Álvaro Uribe. Después de algunas consideraciones y suposiciones, el articulista asume que no se dieron esos hechos y, por tanto, Pretelt de la Vega es inocente.

Pero es que el doctor Sabas es reincidente e incurrió básicamente en los mismos hechos por los cuales fue acusado por la Fiscalía al ofrecer dádivas en el caso de la yidispolítica y, ahora, de haber pedido ayuda a los paramilitares, obsesionados con la permanencia en el poder del uribismo y fieles a la filosofía del ‘todo se puede’, y quienes no cejaron en aliarse con quien fuera, sin ningún escrúpulo.

Si al comentarista se le hace imposible que Sabas Pretelt no haya convenido ayuda alguna con los paramilitares y esa es su percepción, la mía, por el contrario y dados los antecedentes, es que creo el mencionado sí las efectuó.

Carlos Marín Pinto
Bucaramanga

Suspicacias

Le escribo en relación con el artículo ‘El fantasma de Comsa’, publicado en el mes de febrero del año en curso (edición #1501). En 1998, el grupo Comsa inició la primera etapa de la obra vial Tobia Grande-Útica-Puerto Salgar. Para el efecto se invirtieron más de 20.000 millones en obras de arte, box culverts, alcantarillas, calzadas en recebo y compra de predios. Estas obras y los predios adquiridos configuran, al parecer, un grave detrimento patrimonial. El gobierno anterior, en cabeza del ministro Andrés Uriel Gallego, tomó la decisión de cambiar el tramo I (antes Tobiagrande-Puerto Salgar, 68 kilómetros) ahora Tobiagrande-Villeta–El Korán, aumentando así en diez kilómetros más el trazado y dejando de lado las cuantiosas inversiones aludidas. Ojalá se aprendan las lecciones en materia de infraestructura vial y no tengamos las experiencias de los derrumbes en los ejes viales más importantes, por decisiones equivocadas que despiertan muchas suspicacias.

Baudilio Castro
Útica

Del presidente de la Corte

En relación con la columna del señor Daniel Coronell de la edición #1505, deseo precisar:
 
1. Por mandato constitucional, el Senado de la República elige magistrados de la Corte Constitucional, razón por la cual los candidatos ternados presentan a los senadores sus aspiraciones.

2. Estando el proceso de elección aún “crudo” –marzo o abril de 2007–, algunos senadores hablaron de las buenas posibilidades de mi postulación, frente a otras candidaturas polarizadas. A ello me referí en la conversación con el entonces senador Mario Uribe, al “recordarle sus buenos deseos en meses anteriores”. No a otra cosa.

3. Notificado de mi inclusión en la terna –julio o agosto de 2007–, tuve conversaciones telefónicas con senadores de partidos de gobierno y partidos de oposición. En tal época, el doctor Mario Uribe era, repito, senador en ejercicio y jefe de un movimiento político con dos escaños (el 2 por ciento) en el Senado. Luego sostuve reuniones formales y públicas con Unión Nacional, Cambio Radical, Partido Conservador y Partido Liberal, bancadas que representaban el 70 por ciento de las curules en el Senado.

4. Objetivamente, de ningún aparte de la conversación filtrada y divulgada se puede deducir que el senador haya intervenido o incidido en el proceso de integración de la terna.

5. No tuve injerencia en la selección de quienes integraron la terna fallida o la terna posterior de la que resulté elegido. Desde que le manifesté mi aspiración, nunca el presidente de la República trató ese tema conmigo. Por eso dije “no tengo idea” cuando se me preguntó sobre las otras dos personas que iban a ser ternadas, agregando que ello estaba en manos del Ministro del Interior, a quien jamás abordé para sugerirle un nombre.

Mauricio González Cuervo, presidente de la Corte Constitucional
Bogotá

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.